Los carnavales en Balmaseda

Carnaval en Balmaseda

Volvieron a celebrarse tras cincuenta años de prohibición

El Carnaval, en Balmaseda, como en el resto de España, estuvo prohibido durante muchos años por orden gubernamental. En 1937 se prohibió por decreto la celebración de los carnavales en todo el territorio nacional, con algunas excepciones muy contadas y concretas, como eran los carnavales de Cádiz, Tenerife y unos pocos más.  Se anunció que la medida era temporal, pero con la victoria de Franco en la Guerra Civil, el decreto se prorrogó indefinidamente. Con el fin de la dictadura y la implantación de un nuevo régimen político, la Democracia, a partir del año 1977 volvieron a celebrarse los Carnavales en toda España.

1986. El comienzo

El Carnaval, una fiesta que se celebra con mucha alegría,  la primera gran fiesta después de Navidad y Reyes, esperada en el calendario sobre todo por los más pequeños que son los que la disfrutan con mayor intensidad, con sus disfraces multicolores, imitando a sus personajes favoritos,  tanto del cine como de la televisión.

Hace tiempo que se ha convertido en una fiesta infantil y juvenil.  Durante un tiempo, los mayores, sus padres, tíos, etc. perdieron el interés en esta fiesta que tan sólo unos pocos años atrás era multitudinaria y participativa, con numerosas cuadrillas desfilando alegremente por las calles de la villa.

Pero todo cambia, las costumbres y los intereses de la gente.  El primer año que se celebraron, después de cincuenta años de prohibición, tras la Guerra Civil, fue un despertar del sentimiento festivo y la implicación de todos los habitantes de la villa, el resultado fue espectacular.

Era el año 1986 cuando se reunieron un grupo de personas y decidieron disfrazarse para celebrar los deseados Carnavales. Eran comerciantes de la villa y atendieron a sus clientes disfrazados en la mañana del Martes de Carnaval.

Una década antes había llegado la democracia a sus vidas. Había terminado la dictadura que durante cuarenta años los mantenía bajo el yugo de un régimen dictatorial que no permitía ningún desliz.  Pero esa situación terminó, no había motivos para mantener la prohibición, pero todavía latía en sus corazones un miedo ancestral, un terrible miedo instalado en lo más profundo de su ser.

A pesar de las ganas de diversión y de mantener unas costumbres que les fueron arrebatadas, todavía subyacía un miedo secular a desafiar a las autoridades.  Tenían la experiencia de lo que ocurría en esos casos,  eran implacables.  Por suerte la iniciativa de llevar a cabo las actividades ya no recaían en sus manos, ahora eran las nuevas generaciones las que se hacían cargo de organizar y llevar a cabo cualquier iniciativa, como es natural, era el recambio generacional.

Así que, fueron ellos, los jóvenes esa nueva sabia que no habían sentido el yugo de la sinrazón los que tomaron la iniciativa, fueron ellos los que se revelaron contra la tiranía del miedo a unos medios represores que ya no existían.  Un grupo de comerciantes de la calle Correría ya había desafiado años antes a esa inexistente prohibición.

Eran tiempos de cambio, el dictador Franco había muerto una década antes, pero en esencia, la situación festiva no había cambiado sustancialmente.  Las elecciones generales ya se habían celebrado e incluso también las primeras elecciones municipales.  Eso significaba que los ayuntamientos estaban en nuevas manos, pero en lo referente a los Carnavales nada cambiaba.  Seguramente nadie echaba de menos una fiesta que no habían conocido y los más mayores aún sentían el miedo de la prohibición.

Entonces llegó el momento de que la fiesta brotara de las entrañas de la población, de muy adentro, tanto que fue un movimiento popular de una magnitud tan arrolladora que nadie se atrevió a cuestionar. Surgió de una forma natural, como un sentimiento que estuviera presente pero no conseguía manifestarse.  Cuando ese grupo de comerciantes comenzó a disfrazarse en la mañana del Martes de Carnaval por el mero hecho de hacerlo, ni siquiera con el propósito de inculcar a los demás las ganas de divertirse, tan sólo porque les apetecía hacerlo o como una forma de protesta hacia el sistema político que ya había terminado.  Esos comerciantes, o mejor dicho porque en realidad fue así,  esas comerciantes, ya que fueron mujeres las que iniciaron el movimiento popular que dio origen a las fiestas de Carnaval en Balmaseda se disfrazaron durante varios años para divertirse.

En los años anteriores, se reunían después de cerrar los comercios en la mañana del Martes de Carnaval y comían juntas en algún restaurante de la localidad.  Eso era todo, no había más festejos.  Por la tarde, volvían a sus comercios, continuando con su trabajo.

Pero en el año 1986, ese grupo de 4 o 5 comerciantes se convirtió en mas de cuarenta, todos disfrazados y con ganas de pasarlo bien, divertirse. Durante la mañana del Martes de Carnaval, el grupo de mujeres que habían comenzado a disfrazarse unos años antes, animaron a los demás para ir a comer todos juntos en el restaurante de moda en Balmaseda por aquellos años, el Avellaneda.

Durante la comida se fueron caldeando los ánimos entre canciones de Carnaval, bromas y fotografías para el recuerdo. En los postres ya comenzó a gestarse el germen de lo que fue, sin lugar a dudas, la fiesta de Carnaval en Balmaseda. Unas copas, unas canciones más y se decide que el comercio en la villa no se abrirá esa tarde, que se institucionaliza el día como fiesta del comercio en Balmaseda.

Entonces llegó el momento de abandonar el restaurante y, aunque no se tenía una idea clara de lo que se iba a hacer, continuaron todos juntos por la calle de La Cuesta hasta llegar a la plaza de San Severino, cantando y haciendo sonar los silbatos al ritmo de canciones carnavaleras.  Llega el momento de decidir qué se hace a partir de ese momento.  Todos en la plaza de la villa, sin música y sin saber muy bien qué hacer.

En ese momento a alguien se le ocurre la idea de continuar cantando y bailando por la calle Correría, sin un fin especial, tan sólo seguir con la fiesta por las calles de la villa.  Como tampoco había otra alternativa, el grupo de unos cuarenta comerciantes de la localidad, todos ellos con sus disfraces realizados para la ocasión,  continúan cantando y bailando por la calle Correría en dirección a la plaza de Los Fueros.  Al regresar a la Plaza de San Severino el grupo inicial de 40 se había convertido en más de 300 personas disfrazadas de la forma más variopinta, improvisando con lo que fueron encontrando por casa. Al no estar prevista la fiesta y no tener música para bailar y disfrutar, el grupo se fue disgregando, finalizando lo que había sido la primera celebración del Carnaval en Balmaseda después de cincuenta años de prohibición.

1987. Primeras fiestas populares

Disfraces de Carnaval. al fondo el cartel de 1987

Disfraces de Carnaval. al fondo el cartel de 1987

En vista del éxito y las ganas de Carnaval en Balmaseda, la Asociación Unión de Comerciantes de Balmaseda, la actual Balmadenda), decidió hacerse cargo de las fiestas de Carnaval 1987, organizando verbenas, desfiles y concursos con fondos recaudados entre los comercios y hosteleros de Balmaseda, participando el Ayuntamiento de la Villa con una subvención. Se contrató a la Orquesta Maguna, de Zalla, para amenizar la verbena durante la cual, gracias a la donación de dos cajas de cava Codorniu, cortesía de J.A. Merino, se organizaron varios concursos improvisados durante la tarde-noche.

Éste año, la fiesta de Carnaval se convirtió en la más multitudinaria y participativa de todas las celebradas en el municipio (según el testimonio de algunos hosteleros), creando el germen de lo que hoy son los Carnavales en Balmaseda.

1988. La consolidación

Artículo de El Correo. Martes 18/02/1988Este año ya había más experiencia y se organizaron mejor los desfiles y concursos.  Repitió la Orquesta Maguna para las verbenas.  La comida de comerciantes continuó celebrándose, esta vez se organizó un cátering en el Frontón al que asistieron un gran número de comerciantes y acompañantes con la misma animación que el año anterior y el comercio de la villa permanecía cerrado en la tarde del Martes de Carnaval.

1989. El cambio

Este año se encargó de la organización del Carnaval-89 una denominada “Asociación Gestora Pro-Carnaval de Balmaseda”, integrada por comerciantes y hosteleros de la Villa. Así continuaron organizándose los Carnavales en Balmaseda durante varios años, hasta que la Asociación Gestora se disolvió y se hizo cargo de la organización el Ayuntamiento de Balmaseda.

Galería de fotos de Carnaval de los años siguientes

Categorías: Asociaciones, Carnaval. Balmaseda, Fiestas encartadas, Fiestas populares | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

La casa de los Picos

Lamentándonos del patrimonio perdido de la villa de Balmaseda, sobre todo en la década que va de 1965 a 1975, cuando se derribaron edificios emblemáticos de la villa, sobre todo las torres de Ahedo en la calle Correría, el palacio de Léniz, junto al Puente Viejo y la Casa de Sota (Mesón del Marqués) en la calle Martín Mendía, resulta sorprendente el artículo escrito por Juan E. Delmas, autor del libro “Viaje pintoresco por las provincias vascongadas” (1846), en la Revista Bascongada, donde se lamenta de la inminente pérdida del patrimonio del siglo XIII en la villa de Balmaseda, por el derribo de la Casa de los Picos, el que fue Palacio de Juan Ortiz de Valmaseda, situado en la plaza de Los Fueros.

Este edificio, abandonado y casi en ruinas, fue adquirido años después por los Padres Claretianos, convirtiéndolo en el colegio que hemos conocido hasta su desaparición a finales del siglo XX, construyendo en su lugar un edificio de viviendas.

Convento Claretiano de Balmaseda situado en la plaza de Los Fueros.

Convento Claretiano de Balmaseda situado en la plaza de Los Fueros.

Resulta que 150 años después, sin que las instituciones hicieran nada al respecto, se derribaron edificios históricos en la villa de Balmaseda, vestigios de nuestro pasado señorial.

___________________________

“Hácia la banda norte, y en el extremo de la calle del Medio de la antigua villa de Balmaseda, formando uno de los lados de la que hoy malamente se llama Plaza de Toros, sin duda para dar gusto á los aficionados á esta clase de espectáculos, y que allá en un tiempo se llamó Plaza del Condestable, se levanta un edificio oscuro por su color, mudo porque nadie le habita, y tristísimo porque en las horas vespertinas revolotean por sus desmoronadas techumbres las lechuzas y los murciélagos. Conócesele ahora con el nombre de la Casa del Carbon ó la Carbonera, que á tan vil destino consintieron sus dueños que se le dedicára: llamósela hasta hace poco tiempo todavía la Casa de los Picos, porque el vulgo así le bautizó á causa de las triangulares almenas que lo coronaban; y allá en mejores tiempos para él y para la villa se le denominaba el palacio de los Condes de Garceiz.

De estos Condes de Garceiz fué ascendiente el ínclito y alto señor Juan Ortiz de Balmaseda, tesorero mayor y privado del rey D. Alonso el Sábio, y, por lo tanto, uno de los personajes históricos que más figuraron en las crónicas coetáneas, y descendiente, segun lo dice su apellido, de los primeros pobladores de la vieja villa que lleva su mismo nombre. Dicho se está que con prosápia tan linajuda y abolengo tan antiguo, con las pingües rentas que le daban sus extensos heredamientos, y por ende con mucho poderío, eran los Ortiz de Balmaseda el brazo fuerte de la tierra, y que donde quiera que descargaban sus golpes resonaba siempre el grito de la victoria.

El apellido de Ortiz de Balmaseda se enlazó con las familias mas ilustres españolas, de tal modo, que hoy mismo le llevan las de más remoto origen, entre ellas la del Conde de Bornos, que es de la rama principal, dueña del palacio que construyó el Juan Ortiz en 1284, y á no dudar el más antiguo de los que ennoblecen su cuna. Y sin embargo de esto, esta familia ha tolerado que el viejo é histórico palacio de Balmaseda, el que fué morada de reyes y magnates y en cuyo anchísimo recinto se desplegó la opulencia más suntuosa, sirviera de depósito de estiércoles y carbones, y fueran hollados los mármoles de su pavimento por los más inmundos animales.

La Casa del Carbon forma un rectángulo casi perfecto de más de diez mil pies de superficie por setenta próximamente de elevacion, en cuyo frente, sobre la Plaza de Toros, y en lo que podremos llamar cuerpo primero, no tiene más que una puerta de arco apuntado con grandes dovelas y tres largas saeteras. El segundo cuerpo, de sillares bien labrados, contrasta á primera vista con la tosca mampostería de que está fabricada toda la obra, realzando este contraste las ventanas góticas que presenta, cuatro de ellas más elevadas con dos columnas y tres claros, y tres más bajas con el mismo número de claros y columnas. El cuerpo tercero ó superior no muestra ninguna abertura; y aunque en sus dos extremos se alzaban dos torres, al mismo andar del muro, coronadas de almenas, hoy solo se conserva una. Es probable que el gran paño de pared que tocaba á las torres en sus dos extremos, estuviera tambien almenado, lo que además de ornamentar perfectamente la fachada, le daría toda la apariencia de un palacio-castillo, carácter peculiar de esta clase de construcciones en aquella época. Cubierto todo él por un miserable tejado que no ha sido reparado en todo lo corriente del siglo, se precipitan las lluvias al magnífico patio. formado de una elegante arquería y de una suntuosa escalera, de las que apenas se conservan mas que raros vestigios.

Toda la obra acusa francamente el siglo XIII, ya por su disposicion general como por sus claros, almenas y otros detalles, aparte de lo que mejor la caracteriza, la clase y fábrica de su tosca mampostería. Pues bien; en medio de esta arquitectura primitiva hay incrustado un cuerpo ó gran faja, que es el segundo, gótico, de bien labrados sillares y de un carácter diametralmente opuesto á ella, que revela el gusto del siglo XV. (Cómo y porque fué intercalado en la imafronte del palacio? El porqué no es fácil explicar, porque lo ignoramos; pero el cómo, fué, aunque algun tanto atrevido, es muy sencillo. Se apuntaló el gran paño corrido del muro superior; se colocaron las hiladas de nuevos sillares abriéndose las ventanas del gusto de la época, y se ligaron el primero y tercer cuerpo viejos con el segundo que se acababa de labrar. Así aparece éste, discrepando en absoluto de la obra antigua y rabiando de hallarse juntos, tanto por la diferencia de sus caractéres cuanto por el color y calidad de fabricaciones.

Esta obra insigne que debiera ser respetada y conservada siquiera por su vetustez y por su historia (porque acaso sea la más antigua que de su clase conserva el Señorío) está á punto de desaparecer de su suelo. Su dueño Actual, el Sr. Conde de Bornos, la acaba de vender por una cantidad tan insignificante, que ni merece la pena de ser mencionada: de manera que la que fué origen, cuna, blason y estirpe del nombre que lleva; el famoso palacio construido en 1204 por Juan Ortiz de Balmaseda, tesorero del rey y su confidente y amigo; el honor de Balmaseda, como donosamente le llama Lope García de Salazar en sus Buenas andanzas é Fortunas, al referir la traidora muerte que le dió su émulo Juan Sanchez de Salcedo en 1320; la morada de reyes y caballeros mas ilustres de su tiempo, no existirá en breve, porque el nuevo propietario, que ni tiene que curarse de blasones, ni de timbres, ni de historia, levantara una manzana de casas sobre el área que aquella ocupaba, logrando quizá pagarla con solo el valor que le produzca la piedra de sus altos y fornidos muros!…

¡Amantes de la historia y de las artes! Los que comprendeis todo el valor que encierran esta clase de monumentos, ¿cómo escuchareis sin dolor que así desaparezcan de la sobrehaz de la tierra? ¿No sería más acertado que ántes de que pasáran á poder de manos especuladoras los adquiriesen los encargados de su custodia, los ayuntamientos, el Estado, ó quien pudiera evitar su demolicion? Nosotros, que cuando de uno de estos sucesos tenemos noticia sentimos herido el corazon por la ingratitud que contra ellos se desata; nosotros; que tanto hemos recomendado la conservacion de los pocos monumentos que de esta clase van quedando ya dentro del pais; nosotros, que hemos demostrado en ocasiones repetidas el interés que ellos ofrecen, así para la historia como para el arte, y que son el vivo testimonio del orígen de aquella acendrada nobleza española que canta la antigua rithma

Oh montaña cantabrána
orígen de caballeros
de dó toda España mána

nosotros suplicaríamos al ayuntamiento de Balmaseda, que, sino puede ya oponerse á la demolicion del vetusto é histórico palacio, lo haga reproducir por medio de la fotografía, y conserve en sus archivos cuidadosamente algunos ejemplares de su estampa, con una noticia del sitio en que se halló emplazado, de su forma y dimensiones, y de todo aquello que pudiera dar á las generaciones venideras exacta cuenta de la que fué morada del honor de Balmaseda, del ilustre caballero Juan Ortiz, que ennobleció el timbre de sus armas colocando sobre ellas una corona condal, ya que seiscientos años despues permitieron sus descendientes que cayeran hechas pedazos, á impulsos de la innoble porra, de los muros en que estuvieron firme y honradamente asentadas.”

Revista Bascongada. Juan E. Delmas (Bilbao, 1820-Madrid, 1892)

Gipuzkoakultura.net

Categorías: Balmaseda, Publicaciones antiguas | Etiquetas: | Deja un comentario

Recepción de Navidad en Lehendakaritza

 

Recepción a la sociedad vasca
ofrecida por el lehendakari

 

El lehendakari Iñigo Urkullu ofreció en la tarde del 23 de diciembre la tradicional recepción de Navidad en Lehendakaritza a la que han asistido agentes sociales, económicos y políticos representantes de la sociedad, entre los que nos encontrábamos dos representantes de la Asociación Harresi Kulturala, de Balmaseda.

El lehendakari llama a “remar juntos”
y mirar al futuro con confianza

Ante alrededor de 600 personas, el lehendakari ha afirmado que el paso del ecuador de la legislatura ha sido un “punto de inflexión” que marca una tendencia a favor del crecimiento y el empleo y que hace que “miremos al futuro con más confianza”. En este contexto, Urkullu ha llamado a la concertación porque ha asegurado que “tenemos la oportunidad de volver a crecer y crear empleo” añadiendo que “saldremos mejor si remamos juntos”.  Urkullu comenzó su intervención recordando que el año 2015 que está a punto de terminar ha sido el del inicio de la recuperación económica y se está generando empleo. La “acción nuclear” del Gobierno Vasco se va a centrar en mantener esta tendencia con políticas que garanticen el futuro económico, prestando especial atención al impulso del empleo juvenil, según ha explicado.

El lehendakari ha incidido en esta idea de acuerdo reivindicando también el “principio de responsabilidad personal y colectiva por el futuro de Euskadi”. El reto, a su juicio, es salir adelante garantizando el futuro de los jóvenes, familias y de quienes emprenden y arriesgan.

Además de los consejeros y consejeras del Gobierno Vasco, la recepción ha contado con la presencia de representantes de las instituciones vascas y responsables de los partidos políticos, asociaciones empresariales y sindicales, agentes económicos y sociales, así como un nutrido número de personas representativas de la cultura, la universidad, el deporte y los medios de comunicación.

 Fotografías oficiales Irekia

.

VIDEO

Enlace al vídeo

.

NOTA.-  IREKIA CUBRIÓ ESTE EVENTO CON AUDIO, VÍDEO Y CONEXIÓN EN DIRECTO.

 

Categorías: Harresi Kulturala Elkartea, Memoria Histórica | Etiquetas: | Deja un comentario

Felicitación de Pascuas y Año Nuevo

Aquellas tarjetas postales

En estas fechas navideñas suele ser habitual enviar felicitaciones a los familiares, amigos y conocidos.  En la actualidad, la forma mayoritaria es en formato digital (Facebook, WhatsApp, correo electrónico, etc.), pero cuando estas tecnologías no existían, se enviaban tarjetas postales, como la que presentamos en este artículo.

Es una pena que no incluyeran el año en el texto impreso, aunque pensamos que era una estrategia comercial porque así podía servir para varios años.  Estudiando la imagen, creemos que se trata de los comienzos de la década de los 50.  Una foto con ambiente invernal, posiblemente de la gran nevada de 1952, inclinándonos a pensar que fue realizada por Paco Rueda.

Pertenece a la entrada al Parque del Frontón, frente al Puente del Millonario, quedando detrás el caserío de Setién (o Septién) y el barrio de Las Tenerías.  La edificación que aparece tras las tres plataneras era la Cervecera de Onaniel o de Mari (según las épocas), un lugar muy frecuentado por los balmasedanos durante el verano.

Fue derribado a finales de los años 60, dado que aparece en las fotos del Via Crucis Viviente de los años 1964 y 1965, pues era el lugar donde se colocaba el escenario de la crucifixión.  Posteriormente, se edificó el bloque de viviendas actual, ocupando el bar Skamata el lugar donde estuvo la cervecera.

Esta postal ha sido cedida para su escaneo y archivo por la familia Gresa-Barcenilla.

Tarjeta postal de los años 50

Tarjeta postal de los años 50

Categorías: Balmaseda, Fotos antiguas | Etiquetas: , , | 1 comentario

Curiosidades. La monja alférez

Película: “La monja alférez”

La_monja_alf_rez-108193819-largeFilmaffinity. FichaHace mucho tiempo pude disfrutar con la película dirigida por Javier Aguirre en el año 1987, que lleva por título “La monja alférez”, protagonizada por Esperanza Roy.  De este film incluimos una ficha de la página web: “FilmAffinity”, en el que figuran todos sus datos técnicos y una pequeña sinopsis.

Se trata de una película histórica, basada en la vida de Catalina de Erauso, natural de San Sebastián a finales del siglo XVI (1585).  Era una mujer muy poco agraciada y con rasgos muy masculinos, por lo que, durante prácticamente toda su vida se hizo pasar por un varón.  Tras escapar del convento donde estaba confinada viajó por el norte de España, con el cabello corto y usando distintos nombres, como Pedro de Orive, Francisco de Loyola, Alonso Díaz, Ramírez de Guzmán o Antonio de Erauso.  Finalmente, en el año 1603 embarcó hacia las américas en el puerto de Sanlúcar de Barrameda.

Periplo de Catalina en el continente americanoCatalina_de_ErausoEn el continente americano recorrió gran parte de la costa del Pacífico, en un periplo surcado de incidentes en los que estuvo encerrada en prisión varias veces, incluso condenada a muerte.  En un duelo, mató a su propio hermano, Miguel de Erauso, por lo que tuvo que huir de la justicia a través de la cordillera de Los Andes.

Es en este momento cuando surge la curiosidad relacionada con la Villa de Balmaseda.  En la escena en la que Catalina atraviesa Los Andes se encuentra con otros dos jinetes,  uno se presenta como Joaquín García, de Burgos y el otro como Sebastián Etxabe, de Valmaseda en Vizcaya.  En el vídeo de más abajo mostramos el corte en el que transcurre esta conversación.

Para más información sobre la vida de esta mujer que vivió como hombre en los siglos XVI y XVII, podéis seguir el enlace de Wikipedia:

Catalina de Erauso

.

VÍDEO

Categorías: Balmaseda, Expresiones artísticas, Películas | Etiquetas: | Deja un comentario

Día internacional de los Derechos Humanos

Hoy, día 10 de diciembre, se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos.  El Gobierno Vasco ha editado un vídeo para recordar esta fecha.

.

La Asociación Harresi Kulturala Elkartea desarroya desde hace tres años un proyecto titulado: “Que la memoria de Balmaseda no desaparezca…” con la colaboración del Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, encaminado a preservar y difundir la memoria de la villa encartada mediante la realización de entrevistas personalizadas a nuestros mayores.

Para más información:

 cabecera-memoria

Categorías: Harresi Kulturala Elkartea, Memoria Histórica | Etiquetas: , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 88 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: