Comedias ÑKU 1987. Nati Pili y José Mari


Parodia de las costumbres balmasedanas

En este vídeo del número final de las Comedias ÑKU del año 1987, titulado “Nati Pili y José Mari“, se pueden observar la mayor parte de los usos y costumbres de los balmasedanos en los años 40, 50 y 60 del siglo XX, en un tono de parodia y con mucho sentido del humor.

Se trata de una zarzuela que comienza con dos mujeres portando unas marmitas y “cacharros” en la mano, esperando la llegada del lechero mientras charlan animadamente de “sus cosas“, que no eran otras que criticar a los demás.  Se las conocía como “cotillas”.

Los jóvenes dejaban de estudiar muy pronto, a los 14 años para entrar a trabajar en cualquiera de los muchos talleres de muebles que había en la villa.  Entraban como “pinches” y su labor consistía en barrer el taller, sacar la zaborra, hacer los recados, llevar agua de las fuentes públicas en verano y, sobre todo, hacer y mantener la cola caliente.

Con las chicas sucedía algo parecido.  Dejaban de estudiar a los 13 o 14 años para ayudar en la casa, acudiendo también a la costura para aprender a coser, preparándose para ser “amas de casa”.

Los chicos no siempre cobraban por su labor en los talleres cuando entraban a trabajar, pero luego, comenzaban a montar mesitas o camas y salían los fines de semana con “dinero caliente” en los bolsillos, o también se juntaban en cuadrillas a la salida del trabajo para ir a “potear”, “tomar unos vinos”.  Fue la costumbre más arraigada entre los hombres durante muchos años en balmaseda, tomar “chiquitos” y cantar en los bares.

Cuando dos jóvenes se gustaban, solían bailar en la plaza de San Severino a los compases de la Banda de Música Municipal, dirigida por José Aniquín o Juanito Alejandre.  En los descansos de la Banda solía tocar el txistu Martín Azumendi o también Mikel Zubieta.  A partir de los años 60, se introdujeron “los altavoces”, que eran orquestas de varios músicos, cobrando una cantidad a los que bailaban.

Pero, como cuentan las “cotillas”, los jóvenes no siempre estaban en la plaza de San Severino y entonces, cuando ocurría un “accidente”, había que preparar una boda rápida, generalmente en la “iglesia protestante”, como se la llamó un tiempo, El Santuario de Nuestra Señora de La Encina, en Arceniega.

En esta parodia de la vida de Balmaseda, los integrantes del ÑKU que dan vida a Nati Pili y José Mari son, Txema y Javi “Pesetas”, mientras que las “cotillas” están interpretadas por Víctor y “Zapa”.

VÍDEO

Presentación-canal

Careta-Balmaseda

Categorías: Asociaciones, Expresiones artísticas, Fiestas encartadas, Música, San Severino. Balmaseda, Teatro | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: