Día internacional de la mujer


8 de marzo de 2015.  105 años de reivindicación

Hoy se celebra el “Día internacional de la mujer”, anteriormente denominado “Día internacional de la mujer trabajadora”, por medio del cual se reivindica el derecho de las mujeres a la equiparación social y laboral con respecto a los hombres.

Se trata de una lucha por los derechos de las mujeres que viene desde la antiguedad.  Recordemos la obra teatral de Aristófanes en la que su protagonista Lisístrata promueve una huelga sexual para que los hombres finalizen una guerra cruenta o el brutal asesinato de Hipatia de Alejandría, una mujer que destacó por sus estudios de matemáticas y astronomía.

Pero no es hasta la Revolución Francesa cuando los derechos de la mujer obtienen un respaldo institucional. Se formularon las primeras peticiones de derechos políticos y ciudadanía para la mujer.  “… Un texto redactado en 1791 por Olympe de Gouges que copiaba en buena medida la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano del 26 de agosto de 1789, el texto fundamental de la Revolución Francesa. Es uno de los primeros documentos históricos que propone la emancipación femenina en el sentido de la igualdad de derechos o la equiparación jurídica y legal de las mujeres en relación a los varones así como el sufragio femenino.” (Wikipedia)

Años más tarde, a mediados del siglo XIX, comienza la lucha por la igualdad de la mujer en el plano político y laboral.  Se pide el sufragio universal, “el voto femenino”.  Surgieron entonces los denominados movimientos sufragistas, inicialmente de origen burgués, con figuras como Flora Tristán.

Zetkin_luxemburg1910

Clara Zetkin con Rosa Luxemburgo en enero de 1910 (Wikipedia)

“… Es a comienzos del siglo XX, el 28 de febrero de 1909, cuando se celebra por primera vez en Nueva York, Estados Unidos el “Día Nacional de la Mujer” organizado por las Mujeres Socialistas tras una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos en honor a la huelga de las trabajadores textiles de 1908 en la que protestaron por las penosas condiciones de trabajo (Chicago y Nueva York) Unas 15.000 mujeres marcharon por la ciudad de Nueva York exigiendo una reducción de la jornada laboral, mejores salarios y derechos de voto.”  (Wikipedia)

“… En 1910, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas reunida en Copenhague, se reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y, a propuesta de Clara Zetkin, se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, La propuesta de Zetkin fue respaldada unánimemente por la conferencia a la que asistían más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. El objetivo era promover la igualdad de derechos, incluyendo el sufragio para las mujeres.  Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora se celebró por primera vez el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, que exigieron para las mujeres el derecho de voto y el de ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.”  (Wikipedia)

El incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York

Image_of_Triangle_Shirtwaist_Factory_fire_on_March_25_-_1911

Incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, el 25 de marzo de 1911. (Wikipedia)

“… el suceso que marcó la celebración moderna del Día Internacional de la Mujer fue el incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York, el 25 de marzo de 1911, que causó la muerte de 146 trabajadoras, la mayoría de ellas jóvenes inmigrantes. De las cenizas de ese trágico evento surgió la llama de la búsqueda de justicia social para mujeres y hombres.  Atrapadas detrás de puertas cerradas con llave y fuera del alcance de las escaleras de los bomberos, las jóvenes mujeres murieron quemadas o, en su desesperado intento por escapar del calor y las llamas, al saltar de las ventanas del noveno piso de la fábrica. La única escalera de emergencia se desplomó bajo el peso de las mujeres que, aterrorizadas, trataban de huir.  Apenas un año antes se había organizado una huelga, sin éxito, en todo el sector textil (incluyendo la fábrica Triangle) en un intento por obtener el reconocimiento de los sindicatos y mejores salarios y condiciones de trabajo. Los propietarios de Triangle rehusaron concederlos.”  (OIT.  Organización Internacional del Trabajo)

Clara Campoamor

Voto femenino en España. 1933

Un grupo de mujeres votando en las Elecciones Generales de 1933. (El Mundo)

En España, la diputada Clara Campoamor luchó y obtuvo que las Cortes españolas aprobaran la Constitución de 1931, que conllevó grandes avances, entre ellos, el sufragio universal, que supuso el reconocimiento del derecho femenino al voto.  “… Fue el 9 de diciembre de 1931 en una votación “sumamente reñida”, la primera Carta Magna que reconoció la igualdad de derechos políticos entre los ciudadanos.  El 1 de octubre de ese mismo año, las Cortes ya aprobaron por primera vez en la historia de España el artículo constitucional que consagró el derecho al voto femenino, por 161 votos frente a 121, y en el hemiciclo sólo había tres mujeres, dos de ellas, Clara Campoamor y Victoria Kent, defendieron posiciones muy distintas.” (El Mundo)

Las estraperlistas

Tres años más tarde estalló la Guerra Civil (1936-1939) y gran parte de los derechos conseguidos se perdieron con la posterior dictadura franquista.  La década de los 40 comenzó con un país empobrecido por los tres años de guerra y la escasez de alimentos que estaban racionados, provocando que gran parte de la población pasara hambre.  Surgió entonces la picaresca (por extrema necesidad) del estraperlo.  En las grandes poblaciones los alimentos necesarios, sobre todo la harina, estaban racionados y controlados por el régimen, por lo que, grupos de personas organizadas se dedicaron a pasar los sacos de harina procedentes de los campos burgaleses y leoneses hasta las poblaciones de la cuenca del Nervión: Bilbao, Baracaldo, Portugalete… y por supuesto, Balmaseda, donde estaban ubicados los Talleres de la Línea Ferroviaria Bilbao-León.  En el barrio de Las Tenerías estaba el centro neurálgico del estraperlo que llegaba del norte de Castilla.  Los maquinistas, fogoneros y otros empleados del ferrocarril, traían gran cantidad de sacos de harina (y otros productos del campo), descargándolos en el barrio de Las Tenerías, donde algunas mujeres se encargaban de redistribuirlo a los comercios y a otras estraperlistas que lo transportaban a Bilbao y otras localidades.  La estraperlista balmasedana más conocida fue Dolores.  Esta práctica duró hasta la década de los 60.

El trabajo de la mujer en Balmaseda

En la villa de Balmaseda la mujer ha obtenido trabajo remunerado en empresas con cierta facilidad desde finales del siglo XIX, cuando se instalaron en la villa y sus alrededores fábricas que empleaban, principalmente, a las mujeres.  Entre 1880 y 1900, se crearon las empresas Boinas La Encartada y PEALSA (en el barrio de La Herrera. Zalla), empleando a muchas balmasedanas durante los 100 años que duró la actividad, hasta su desaparición.  Más de dos centenares de mujeres trabajaban es estas empresas, obteniendo un sueldo extra para sus familias.  La mayoría comenzaba a trabajar a los 13 ó 14 años, permaneciendo en la empresa hasta que se casaban y comenzaban a tener hijos, resultando incompatible el trabajo con la vida familiar.  Entonces entraban nuevas trabajadoras, manteniendo una regeneración laboral.

Otro sector que dio trabajo a un gran número de mujeres en Balmaseda fue el de la madera.  Con el auge de ventas de muebles para equipar  los hogares de los barrios periféricos de Bilbao y otras poblaciones de la provincia durante la década de los 50 y 60, como consecuencia de la gran inmigración que se produjo, atraídos por el trabajo en las grandes empresas sidelúrgicas y navales, se crearon nuevos barrios para acogerlos.  En Balmaseda, surgieron numerosas empresas dedicadas a la fabricación de muebles, llegando a contabilizar cerca de 150 “empresas” del sector en Balmaseda, aunque la mayoría eran auxiliares.  Al final de la cadena de producción, los muebles tenían que ser barnizados para su venta y esta ocupación fue, mayoritariamente, una labor femenina.  En la villa había muchas mujeres que trabajaban en los barnizados, aunque lo hacían “por horas” y sin contrato, conciliando así la vida laboral y familiar.  Era un trabajo que desarrollaban las mujeres casadas y con hijos.  Hay que tener en cuenta que la media de hijos por familia durante esos años era de cuatro o más, existiendo alguna familia que superaba los diez hijos.

Década de los 70 “la invasión interior”

Con el final de la dictadura franquista, a finales de los años 60 y comienzo de los años 70, se produjo un aperturismo político y social que facilitó el acceso de la mujer a los estudios y, por consiguiente, al trabajo.  Hasta mediados de los años 60, la mujer tenía que obtener el permiso de su marido para cualquier cosa, como abrir una cuenta bancaria o un comercio.  No podía controlar su propia vida sin el permiso de su conyuge.

Otro hecho significativo fue el acceso de los hogares a los electrodoméstico, haciendo las labores del hogar mucho más sencillas, puesto que anterior a estos avances, la mujer estaba ocupada en el cuidado de la casa, cocinar y el cuidado de los hijos de forma exclusiva.  Hasta la entrada de la lavadora automática, la limpieza de la ropa era una labor que ocupaba mucho tiempo.  En la década de los 70 la mayor parte de los hogares estaban equipados con electrodomésticos.

En estos años “… Aumentó la incorporación de la mujer al trabajo remunerado, creció el número de mujeres que acudían a la Universidad, subió el nivel de instrucción femenino, con lo que la disminución de la tasa de natalidad, el decrecimiento del número de hijos por mujer, el incremento del número de matrimonios sin hijos, parecen estar en relación bastante directa.”  (revista.ucm.es)

Con el acceso a estudios superiores y formación profesional, principalmente en las areas administrativa, medicina y legal, las mujeres accedieron a puestos de trabajo remunerados y estables que las proporcionaban una independencia económica.  Entonces se produjo la “invasión interior” con la incorporación masiva de la mujer al mundo laboral, motivando que hubiera una gran demanda de puestos de trabajo frente a una oferta laboral estable o en recesión, por la crisis mundial de 1973.  La consecuencia lógica fue una depresión al no poder absorver tanta demanda de empleo.

La primera gran crisis. Agosto de 1973

Esta crisis, comenzó años atrás con la “Guerra de los Seis Días” (conocida como guerra de junio de 1967 en la historiografía árabe) fue un conflicto bélico que enfrentó a Israel con una coalición árabe formada por la República Árabe Unida (denominación oficial de Egipto por entonces), Jordania, Irak y Siria entre el 5 y el 10 de junio de 1967.

“… Años más tarde la “Guerra de Yom Kipur” (o Iom Kipur), también conocida como guerra del Ramadán o guerra de Octubre, fue un enfrentamiento armado a gran escala entre Israel y los países árabes de Egipto y Siria dentro del denominado conflicto árabe-israelí. Supuso la última guerra total, en múltiples frentes, entre Israel y sus vecinos árabes, y un punto de inflexión en la historia de dicho conflicto. Egipto y Siria lanzaron una ofensiva militar por sorpresa contra Israel coincidiendo con la festividad hebrea del Yom Kipur (6 de octubre de 1973), traspasando la línea de armisticio del Sinaí y de los Altos del Golán, que habían sido ocupados por Israel durante la guerra de los Seis Días en 1967.”  (Wikipedia)

“… La crisis del petróleo de 1973 (también conocida como primera crisis del petróleo) comenzó el 23 de agosto de 1973, a raíz de la decisión de la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo (que agrupaba a los países árabes miembros de la OPEP más Egipto, Siria y Túnez) con miembros del golfo pérsico de la OPEP (lo que incluía a Irán) de no exportar más petróleo a los países que habían apoyado a Israel durante la guerra del Yom Kippur (llamada así por la fecha conmemorativa judía Yom Kipur).  El aumento del precio, unido a la gran dependencia que tenía el mundo industrializado del petróleo, provocó un fuerte efecto inflacionista y una reducción de la actividad económica de los países afectados. Estos países respondieron con una serie de medidas permanentes para frenar su dependencia exterior.”  (Wikipedia)

“… Los efectos del embargo son claros: se duplicó el precio real del crudo a la entrada de la refinería y se produjeron cortes de suministro. Todo esto aceleró una etapa económica negativa en el mundo occidental que ya había empezado, y llevó a una recesión global durante el año siguiente.  Como consecuencia, se inició una prolongada recesión y aumentó notablemente la inflación. Esta situación duraría hasta principios de los años 80.”   (Wikipedia)

El aumento de la demanda de trabajo “la invasión interior” y la fuerte recesión motivada por el precio de los carburantes, produjo una gran crisis laboral en todo el país. Entre los años 1970 y 1986 se perdieron más de 2.000.000 de empleos, pasando de 13.000.000 en el año 1970 a los 11.000.000 del año 1986.  “… Se produjo entonces un gran aumento del gasto social entre 1975 y 1984, aproximadamente, sirviendo de “colchón social” para todos los desempleados y jubilados “a la fuerza” (o no tanto) que se produjeron en esos años. Los “protagonistas” de esta situación fueron gobiernos de distinto color político, tanto la UCD de Adolfo Suárez como el Partido Socialista de Felipe González.”  (wonkapistas.blogspot.com.es)

Orígenes del movimiento femenino en Balmaseda

En el año 1980 se produce un hecho que cambia radicalmente la actuación institucional con respecto a la política sobre la mujer en el País Vasco, se aprueba el Real Decreto 3069/1980, de 26 de septiembre, sobre traspaso de servicios del Estado a la Comunidad Autónoma del País Vasco en materia de Fundaciones y Asociaciones culturales, libro y bibliotecas, cinematografía, música y teatro, juventud y promoción socio – cultural, patrimonio histórico – artístico y deportes (Boletín Oficial del Estado nº 31, de 5 de febrero de 1981).  En él se recoge textualmente: “… Se asumen por la Comunidad Autónoma del País Vasco las competencias atribuidas a la Dirección General de Juventud y Promoción Sociocultural..”

Comienzan entonces las actuaciones denominadas “Promoción de la mujer” en Balmaseda, con charlas y orientaciones hacia una mayor concienciación del papel de la mujer en la sociedad realizadas en el “hall” del Cine Cadagua “Ateneo Municipal”.  Esta actividad dio como resultado la formación de la Ascociación de Amas de Casa “Zoko Maitea” y la construcción de una “Casa de la Mujer” en la villa que tiene una gran actividad.

En el año 1981 se produjo otro hecho relevante para la vida social de la población, se aprobó la Ley de Divorcio que ha tenido una gran transcendencia para futuro devenir de las parejas.  En la Constitución de 1931, citada anteriormente, ya se promulgó una Ley de Divorcio pero fue abolida tras la Guerra Civil.  Tras la aprobación de la nueva Ley de Divorcio y sus sucesivas reformas, “… en este proceso han surgido centenares de miles de familias monoparentales, de mujeres sin pareja y con su hijo o hijos, y hombres solos, que son los resultados de la extinción económica y social de la familia nuclear clásica.”  (irteen.net)

Surge así un nuevo problema por resolver, la existencia de cientos de miles de mujeres sin pareja criando a sus hijos.  A pesar de contar con la pensión por alimentos aportadas por sus anteriores parejas no es una cantidad suficiente para vivir y tienen que entrar en el mercado laboral.   Aparece en este contexto la figura de los abuelos para hacerse cargo de sus nietos mientras las madres trabajan.  Se hace aquí necesario un entendimiento para que los hijos puedan estar más tiempo con su padre y permitan a las madres disponer de un tiempo que necesitan.  Pero actualmente no es así, las madres obtienen la custodia de sus hijos en un porcentaje altísimo y el hombre separado tan sólo puede estar con su o sus hijos unos pocos días al mes.

La reivindicación actual

Las reivindicaciones actuales se centran en la conciliación de la vida familiar y laboral por parte de las trabajadoras y en el aceso a los puestos directivos.  En el caso de la conciliación familiar y laboral: “… un 25% de mujeres con un hijo de 6 años o menos tenían un trabajo parcial en 2011, frente al 4,9% de los hombres; y un 40,7% de las madres de tres o más niños con al menos uno con no más de 6 años eligieron esta modalidad, frente al 5,5% de los hombres.  Estas cifras muestran que, cuantos más hijos tiene una mujer, más probable es que trabaje a tiempo parcial, mientras que en el caso de los hombres las cifras permanecen relativamente estables.   La oficina de estadísticas europea también fija la atención en la disparidad permanente en los puestos directivos de las empresas, de los que sólo un tercio estuvieron ocupados por mujeres en la UE en 2011 (España se acercó a la media comunitaria con un 30% de presencia femenina).”  (noticias.terra.es)

Ahora que nos acercamos a unas Elecciones Municipales en el mes de mayo, las listas presentadas por todos los partidos participantes están obligadas por ley a una paridad entre hombres y mujeres.  Con esto se consigue que la gestión municipal esté regida paritariamente.  Pero, esta paridad “por ley” resulta un tanto extraña al exigir el acceso de la mujer a los puestos directivos municipales en particular y otros puestos directivos en general, dado que no existen campañas similares para exigir esa paridad en trabajos como la minería, albañilería, fundición y otros trabajos desempañados casi exclusivamente por hombres.

Evolución del paro en España desde 1990

Evolución del paro en España desde 1990 hasta 2014 (wonkapistas.blogspot.com.es)

Ahora que llevamos ocho años de crisis, con más del 20% de paro (más de 5.000.000 de parados), es un hecho que “… el paro de las mujeres durante la crisis ha crecido proporcionalmente en mayor medida que entre los hombres ya que, entre 2008 y 2013, el desempleo de las féminas se duplicó, al pasar de un 13,04% a un 26,67%.  España es el segundo país de la Unión Europea con mayor índice de paro entre las mujeres (con un 26,7% de paro, casi triplica la media europea) mientras que la brecha salarial se sitúa en el 23,93% en 2012, a niveles de 2002.”  (ElEconomista.es)

Es evidente que todavía queda mucho camino por andar para conseguir una equiparación real entre hombres y mujeres, tanto en el aspecto laboral como familiar.  Conciliar la vida laboral y familiar de la mujer es un reto que está por conseguir y que pasa por una mayor cooperación entre el hombre y la mujer, porque la vida actual está estructurada para vivir con dos sueldos, de forma que los que realmente están soportando el peso de la crianza de los hijos son los abuelos, en un gran número de casos.

Otro efecto que ha de tenerse en cuenta es la decisión de tener hijos por parte de los padres.  Actualmente, debido a la dependencia de la mujer al mundo laboral, la media de hijos por familia apenas llega a uno y la edad para tenerlos es cada vez más elevada, superior a los treinta años.  “… La natalidad en el País Vasco se sitúa entre las más bajas de los países de la Unión Europea, ya que en 2010 se quedó en 9,7 nacimientos por cada mil habitantes frente a los 10,7 de la UE.  Si se comparan estos datos con los correspondientes a 1975, se constata el cambio radical ocurrido en las últimas décadas, ya que en ese año el País Vasco tenía 19,1 nacimientos por cada mil habitantes.”  (ElMundo.es)

Según estos datos, resulta muy claro que el acceso de la mujer al mundo laboral ha creado un desequilibrio en la natalidad, descendiendo a la mitad de hijos por cada mil habitantes, de 19,1 de 1975 a los 9,7 de la actualidad.  “… La evolución de este dato en Euskadi se debe al envejecimiento de su población. El País Vasco contaba en el año 2010 con el mayor porcentaje de población igual o mayor de 65 años (21,1%) en comparación con los países de la UE-27 (17,4% de media) y además con el menor porcentaje de población de edad menor de 15 años (14,6%), con una media europea del 15,6%.”  (ElMundo.es)

 Datos extraidos de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Día_Internacional_de_la_Mujer
http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/features/WCMS_152727/lang–es/index.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_los_Seis_Días
http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Yom_Kipur
http://economy.blogs.ie.edu/archives/tag/desempleo
http://www.irteen.net/de-donde-procede-el-tabu-sobre-la-violencia-de-las-mujeres/
http://noticias.terra.es/mundo/dia-internacional-de-la-mujer-sus-logros-y-reivindicaciones,dd61e536a764d310VgnVCM20000099cceb0aRCRD.html

Categorías: Asociaciones, Reportajes | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: