Los cines de Balmaseda


Desde 1920 a la actualidad

.

La villa de Balmaseda contó muy pronto con el nuevo sistema
del cinematógrafo inventado por los hermanos Lumière

evolucion-de-la-poblacion-02

Población de Balmaseda desde 1900 hasta 2016

A pesar de ser un pueblo que no llegaba a los 3.500 habitantes, en el año 1920 se inauguró el “Coliseo Valmasedano” en la calle Pío Bermejillo, junto a la plaza de San Juan, como figuraba en el cartel de su fachada.  El propietario del cine era Pío Garagorri, dato que se sabe por un escrito que dirigió al alcalde de la villa para defenderse del apercibimiento que le enviaron, indicando que: “desde mayo de 1925 tiene instalado en el cine un sistema avisador de incendios, aprobado por la Dirección General de Seguridad y que por tanto, cumple con las normas legales establecidas.”

En este local, además de proyectar las películas de cine mudo de la época, se celebraban todos los actos culturales de la villa y las obras de teatro benéficas, como la que se celebró el 20 de mayo de 1930 a cargo del Cuadro Artístico del Sto. Hospital representando varias obras.

Jornada-benefica-en-Coliseo-1930

En aquellos años el cine era mudo y se acompañaba por un pianista que iba interpretando melodías acorde con la intensidad del argumento.  Era un cine pequeño, en relación con la población a la que daba servicio, pues Balmaseda contaba en el año 1920 con menos de 3.500 habitantes pasando, en el año 1930,  a 4.369 habitantes, motivo por el cual años más tarde se amplió su aforo tras el derribo de una casa contigua, seguramente por el éxito obtenido y el aumento de la población.

foto-04-inauguracion-teatro-principalEn el año 1933, el 15 de abril, se inauguró el “Teatro Principal” en la calle de la Estación, construido por Faustino Díaz, un indiano que había regresado de Cuba tras haber hecho fortuna, incorporando el sistema de cine sonoro.  En el programa de inauguración del Teatro Principal, se presenta el Noticiario Fox seguido de la película “Mamá” (1931), dirigida por Benito Perojo e interpretada por Rafael Rivelles y Catalina Bárcena, en el que se resalta: “… la película es totalmente hablada en español”, haciendo claramente la competencia al “Coliseo Valmasedano” que no contaba con ese avance tecnológico, por lo que se vio obligado, años más tarde, a instalar el sonido en su local.  El “Teatro Principal” tenía un aforo de 500 espectadores, por lo que se hacía publicidad de la sala en las poblaciones cercanas.  Como curiosidad se indica que el Teatro Principal estaba situado “… frente a la estación del Cadagua”.

.

El Teatro Principal tuvo una vida efímera, dado que, en agosto del año 1935,
su nuevo propietario Felipe Aurmendia, presentó un proyecto en el Ayuntamiento
de Balmaseda para transformar sus instalaciones en panadería y dos viviendas

.

En la época de los 40, el Coliseo Valmasedano alternaban las proyecciones cinematográficas con la representación teatral y las zarzuelas que tanta fama le dieron a la villa de Balmaseda al ser los ganadores del concurso de zarzuelas de Vizcaya en el año 1948, con la representación de “El caserío” del maestro Guridi.  También fue muy aplaudida la zarzuela “Katiuska”.

.

al-borde-de-la-eternidadEn una época de prosperidad para la villa de Balmaseda, por el éxito de la industria mueblista y el notable aumento de la población, que en ese año llegó a los 5.798 habitantes, se inauguró el “Cine Cadagua” el 20 de noviembre del año 1960 , con la proyección de la película “Al borde de la eternidad”, protagonizada por el actor Cornel Wilde.  La inauguración oficial estuvo presidida por el obispo Gurpide, auxiliado por los sacerdotes de Balmaseda, Gregorio Goicoechea, Rotaeche y Antonio González, asistiendo numerosos vecinos de la villa entre los que vemos en la fotografía a José Manuel Valle (padre e hijo), Ángel González…

inauguracion-cine-cadagua

El obispo Gurpidi y otros sacerdotes inauguran el Cine Cadagua

.

Recordamos aquí a las personas que hacían posible que todos los balmasedanos disfrutaran de las proyecciones cinematográficas de la época, como el inefable Nisio Retes, que ya había participado en las sesiones de cine que tenían lugar en el local anexo a la iglesia de San Juan y, que se hizo famoso porque tapaba el objetivo de la cámara con la mano cuando los actores se besaban, Marichu, la taquillera durante tantos años, o también a Matilde, la taquillera del “Cine Cadagua”, Campo que se encargaba de la máquina de proyección en el Coliseo y su hijo José Mari, que lo hacía en el Cine Cadagua, los acomodadores, Juan Luis Ródenas “Pelines”, Francisco Fuentes, etc….  También recordaremos a Landa con su puesto de golosinas a la puerta del Coliseo.

mi-ultimo-tangoA comienzos del año 1960, debido al deterioro y abandono de sus instalaciones además de la competencia que suponía la apertura de un cine nuevo, el “Coliseo Valmasedano” cerró sus puertas, aunque volvió a abrir de nuevo tras una remodelación el 17 de marzo del año 1962, proyectando la película “Mi último tango”, protagonizada por Sara Montiel y Maurice Ronet, contando con la participación de Laura Granados, Milo Quesada e Isabel Garcés, dirigida por Luis César Amadori.

El Coliseo Valmasedano albergó en esta década, durante la Semana Santa en la noche del Jueves Santo, a todos los personajes de la representación del Vía Crucis Viviente, mientras eran caracterizados según sus respectivos papeles.  Anteriormente habían utilizado la iglesia de San Juan, que estaba cerrada al culto y, posteriormente, el Cine Cadagua, usando actualmente, el Frontón Municipal.  A lo largo de toda la noche se colocaban los mantos, las barbas y cuantas caracterizaciones fueran necesarias.

Durante muchos años co-exsitieron los dos cines pertenecientes a la Cadena Trueba, de Bilbao, regentados por Arselí González, a los que acudíamos asiduamente los valmasedanos, sobre todo los fines de semana.  Durante el resto de la semana, en los días laborables, se alternaban las películas en uno y otro cine, habiendo sesión todos los días.

En el Cine Cadagua, además de las sesiones de cine, se celebraban numerosos actos culturales, charlas, reuniones, etc.  Era un amplio local para todo tipo de actividades, como la que tuvo lugar en el mes de marzo de 1975, participando varias manifestaciones culturales musicales de la villa, danzas, cantautores cerrando el acto un concierto rock a cargo de un grupo de valmasedanos que en aquella ocasión se llamaron “Orquesta Fernández”.

orquesta-fernandez-1975-03

El “Coliseo Valmasedano” cerró sus puertas definitivamente en el mes de marzo del año 1974, permaneciendo en pie durante diez años más, hasta su derribo en el mes de marzo del año 1984.  Al año siguiente, 1985, fue el “Cine Cadagua” el que cerró sus puertas, dejando a la villa encartada sin cines, hasta su reinauguración el 12 de diciembre de 1987, esta vez con el nombre de “Ateneo Municipal”.

Tras la remodelación, la sala de proyecciones del Ateneo era mucho más pequeña dejando su aforo en la mitad, contando con unas 500 butacas, en cambio, estaba dotado de un anfiteatro sobre la sala de exposiciones y conferencias.  Este local dio servicio a la villa de Balmaseda durante varios años hasta su cierre definitivo.  Tras un periodo de inactividad, finalmente fue demolido el 9 de mayo del año 2005, en una mañana lluviosa.  El edificio, que albergaba también la casa cural y un amplio parking sucumbió para construir un moderno edificio de viviendas, en el que los bajos están ocupados por un local de la parroquia, un comercio de alimentación y el Club de Jubilados de Balmaseda.

Finalmente, tras la recuperación y remodelación de la iglesia del Sagrado Corazón de María de los padres claretianos, en el antiguo templo se ha ubicado un moderno cine-teatro con el nombre de Klaret Antzokia – Teatro Claret, con capacidad para 300 personas.  Este local, situado en la plaza de San Juan, se dedica también a conciertos, teatro, danzas y cualquier otro evento que se celebra en la villa.  Se inauguró el 3 de marzo del año 2005 y continúa abierto en la actualidad.

.

Información básica proporcionada por Donato Rodríguez ampliada por Pikizu.

Fotografías de: Marichu Velilla, Foto Rueda, Txomin Etxebarría, Pikizu y otros.

Categorías: Érase una vez..., Balmaseda, Fotos antiguas, Reportajes | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: