Oficios y artesanos

Exposición en el Frontón de Balmaseda

CLUB DE JUBILADOS/AS DE BALMASEDA

Durante el fin de semana de las fiestas patronales de San Severino en la villa de Balmaseda, el Club de Jubilados/as de la localidad ha organizado una exposición con las artesanías y manualidades de los socios/as.  También se ha proyectado un vídeo documental en el que intervienen algunos de los socios, sobre sus recuerdos de la villa cuando eran jóvenes.

El equipo de la Asociación Harresi realizó este reportaje, recogiendo las impresiones de los expositores y el organizador, Domingo Martínez “Minguín”, presidente del Club.

 

VÍDEO

Presentación-canal

Careta-Balmaseda

Categorías: Asociaciones, Exposiciones, Fiestas encartadas, Oficios y artesanos, San Severino. Balmaseda | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Inauguración de la Exposición: Sastrería en Bizkaia

MUSEO DE LAS ENCARTACIONES / ENKARTERRIETAKO MUSEOA

“Los último maestros sastres de Bizkaia”

El oficio de vestir “a medida”

El jueves 15 de mayo, se inauguró la exposición temporal en el Museo de las Encartaciones / Enkarterrietako Museoa de Avellaneda (Sopuerta) dedicada al mundo de la sastrería en Bizkaia.   Al acto asistieron los sastres: Juan Antonio Andrade, Iñaki Barkos y Pedro López.   En la muestra participan con sus creaciones los maestros sastres: Javier de Juana, Oskar López, Rafael Gardeazabal (Sastrería Derby), Gonzalo Cardenal y Roque Mendieta (Sastrería Juan Zabala), además de los citados anteriormente.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 15 de septiembre, pudiendo visitarse en los horarios habituales.

Dentro de las actividades organizadas por Enkartur, los días 18 y el 25 de mayo, Juan Antonio Andrade (Sastrería Andrade), realizará una demostración en las propias instalaciones del Museo, mostrando el proceso de la confección de un traje, entre las 11:30 y las 14:00 horas.   El jueves 22 de mayo se hará una presentación en el Klaret Antzokia de Balmaseda y los días 23 y 24, los actos se trasladarán al Museo de Boinas “La Encartada” de Balmaseda.

Categorías: Encartaciones, Exposiciones, Galería fotografíca, Oficios y artesanos | Etiquetas: , | Deja un comentario

Exposición “Los últimos maestros sastres de Bizkaia”

Sastrería

El jueves 15 de mayo, festividad de San Isidro labrador, se inaugura la exposición “Los últimos maestros sastres de Bizkaia” en el Museo de las Encartaciones, en Avellaneda (Sopuerta), a las 19 horas.   La muestra permanecerá hasta el 15 de septiembre y en ella se podrá apreciar el trabajo de la sastrería, la evolución de los trajes y los diferentes estilos.

Una muestra de “el oficio de vestir a medida”, con la participación de los sastres, Pedro López, Oskar López, Juan Antonio Andrade, Iñaki Barkos, Javier de Juana, Gonzalo Cardenal, Roque Mendieta y Rafael Gardeazabal.

EL OFICIO DE LA SASTRERÍA

 

Presentación-canalCabecera-Museo-Encartaciones

Categorías: Érase una vez..., Encartaciones, Oficios y artesanos, Reportajes | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Restauración de los Pasos de Semana Santa

Centro de Interpretación de la Pasión Viviente de Balmaseda.

Roman-Martinez-WebEn el mes de enero se ha procedido a la restauración de las tallas “El azote”, “Ecce Homo” y el “Cristo del Cementerio”, figuras pertenecientes a los Pasos de la Semana Santa balmasedana.   Se ha encargado del mantenimiento, como en años anteriores, la empresa Restaura, de Algorta, siendo Román Martínez de las Rivas quien explica las actuaciones realizadas.

Se trata de una restauración de los daños ocasionados por el ajetreo que sufren las tallas durante las procesiones de la Semana Santa de Balmaseda, durante el traslado y por la propia estabilización de la temperatura.

VÍDEO

Presentación-canal

Panoramica-Balmaseda

Categorías: Balmaseda, Oficios y artesanos, Reportajes | Etiquetas: , | Deja un comentario

Cuando no había lavadoras

No hace tanto tiempo

Lavadora años 60

Lavadora años 60

Hoy en día vivimos rodeados de todo tipo de electrodoméstico en nuestras casas que nos sirven de entretenimiento, como la televisión y otros nos ayudan a realizar las tareas domésticas, haciendo que sean más llevaderas, realizando estas máquinas el trabajo más duro.    En cualquier cocina se pueden ver un gran número de aparatos eléctricos como hornos, microondas, cocinas de butano, de gas o eleéctricas, frigoríficos, batidoras, y un sinfín de utensilios.    Uno de los electródomésticos que supuso un avance importante en la simplificación de las tareas del hogar fue la lavadora.

En la década de los 60 del siglo XX comenzaron a entrar en los hogares estos aparatos, dependiendo siempre del poder adquisitivo de cada familia, comprándolos en su mayor parte a plazos.    Hasta finales de los años 50 todas esas tareas eran realizadas a mano por las mujeres, dedicándose a estos quehaceres la mayor parte del día, mientras los hombres trabajaban en los diversos talleres durante toda la jornada, no sólo las horas estipuladas, porque después de salir de trabajar se “metían horas” o se iba a “meterlas” a otros talleres.    Las jornadas de 12 horas eran habituales.    Era una època floreciente para el sector mueblista de Balmaseda y el trabajo abundaba aunque los sueldos eran muy bajos.    También funcionaban los Talleres de La Robla, El Cocherón, Boinas, Fabio Murga y Plomos, que absorvían toda la mano de obra.

Balmasedanas lavando en El Arroyo

Balmasedanas lavando en El Arroyo

 

Ni lavadoras, ni agua

Hay que tener en cuenta que no era sólo problema de no tener lavadoras, sino que tampoco se tenía agua corriente en las casas y la electricidad era insegura, porque se producían continuos cortes.    Durante los años 50 eran muchas las viviendas de Balmaseda que no tenían agua corriente.

Tabla de lavar

Tabla de lavar

La jornada en las viviendas comenzaba por hacer fuego para cocinar y calentar la casa, después atender a los hijos y enviarlos a la escuela para dedicarese a hacer la comida.    Mientras se hacía el sustento diario era el momento de las tareas de limpieza.    Entonces había que ir a por agua a las numerosas fuentes que había en la villa, muchas de ellas todavía existen, y se lavaba la ropa, generalmente en la fregadera con una tabla de madera con surcos longitudinales redondeados, era la tabla de lavar la ropa.

Las mujeres lavaban la ropa en los ríos porque en las casas no había agua corriente. la ropa sucia se llevaba en unos barreños de estaño. También llevaban la tabla de madera para lavar la ropa que en algunos lugares se llama losa.   El jabón con el que lavaban estaba hecho con sosa y la grasa que sobraba de la matanza del cerdo.   Era un trabajo pesado y duro sobre todo en el invierno, ya que la temperatura era muy baja y el agua estaba helada.   En Balmaseda se lavaba principalmente en los arroyos, porque según algunas mujeres, el agua del río Cadagua era muy “dura”.    Había lavaderos en las zonas de lastra, en el Arroyo, en “el río chiquito” (este lugar está situado frente al tanatorio, antes de soterrar el arroyo) y, sobre todo, en Las Laceras, junto a la actual residencia.

Lavandera camino del río

Lavandera camino del río

Aparte de lavar la ropa de casa, algunas mujeres lavaban la ropa de otras familias con más recursos económicos que las pagaban por realizar esa labor, tanto en el río como en sus casas.    Algunas casas tenían sus propios lavaderos cerca de la cocina, pero el agua había que traerla de las fuentes o del río.

Lanestosa

Lanestosa

 

“Hacer la colada”

Lavando en el río

Lavando en el río

La labor más dura era “hacer la colada”.    Era un trabajo que realizaban las mujeres mayores de la casa con sus hijas, y no era precisamente el lavar la ropa, sino blanquearla utilizando la ceniza del hogar.    La labor de colar se hacía en casa, donde a veces había un cuarto solo para hacer la colada.   Ésta se hacía una vez al mes, o incluso cada dos o tres meses, aunque en verano se hacía más a menudo.   Para hacer la colada se necesitaban varios objetos: un caldero para hervir el agua, un cocio que estaba hecho de barro, un paño de algodón o lienzo (cernadero), ceniza fina principalmente de carrasca y losas de madera con las que se realizaba el aclarado.    Lo primero que había que hacer era poner la ropa a remojo para después meterla formando capas y lo más extendida posible en el cocio.   El cocio se tapaba con el paño de algodón o cernadero, que se sujetaba bien a la parte de arriba con una cuerda o cordón.   A continuación se echaba la ceniza por encima del cernadero.    Mientra tanto, se había puesto a hervir agua y cuando llegaba a hervir, se echaba encima de la ceniza con un cazo. El agua se filtraba por la ceniza y el cernadero pasando al cocio, empapando las capas de ropa.    El agua que se filtraba por la ceniza de carrasca tenía un efecto de lejía que era el que conseguía limpiar y blanquear las prendas.

La colada duraba varias horas, en función de la cantidad de ropa y de lo sucia que estuviera.    Una vez que se había terminado de colar, las prendas se aclaraban en pozos, en el río, en acequias, en los lavaderos públicos etc. extendiéndola sobre los prados y dejándolas secar al sol antes de aclararlas.

Lavaderos públicos y privados

Lavadero de Pobeña

Lavadero de Pobeña

En Balmaseda no había muchos lavaderos públicos y las mujeres iban a lavar y “hacer la colada” a los ríos y arroyos de la villa.    El lavadero es una especie de balsa que está dividida en pozas, en una de ellas se frotaba la ropa con jabón, y en la otra era donde la aclaraban.    Alrededor de las pozas hay un espacio con inclinación que contiene dibujos, ondulaciones, etc. y que facilitan el frote de la ropa.   En los lavaderos más antiguos, las mujeres lavaban de rodillas ya que no había espacio para estar de pie, en los que se hicieron posteriormente se construyeron de forma que se pudiese lavar de pie, sólo unos pocos conservan las dos formas.    Cuando las mujeres iban a lavar, por lo general, lo hacían en grupo así que la primera que llegaba era la que mejor sitio cogía.

Lavadero particular. Sopuerta

Lavadero particular. Sopuerta

Lavadero del Palacio Horcasitas

Lavadero del Palacio Horcasitas

Lavadero público de Pobeña

Lavadero público de Pobeña

 

Otros trabajos

Además de su dedicación a la casa y la familia algunas mujeres trabajaban también en las fábricas y los talleres de la zona, principalmente en Plomos, Boinas La Encartada y en los talleres de muebles, barnizando “a muñeca”.    Los salarios era muy excasos por lo que todos los miembros de la familia tenían que aportar ingresos para poder subsistir, incluso los chicos más jóvenes, que a los 14 ó 15 años dejaban los estudios y comenzaban a trabajar.

A partir de los años 70 en todos los hogares de la villa había agua corriente y electrodomésticos, el nivel de vida subió considerablemente y el aperturismo político, debido al final del franquismo, permitió a la mujer acceder a los estudios superiores y al mercado de trabajo, que antes estaban reservados, exclusivamente, a unas pocas familias.    Se produjo entonces la primera crisis laboral que llevó a muchos trabajadores al paro, motivada por varios factores.    Uno de ellos, el incremento del precio de la gasolina tras “la guerra de los seis días” en Oriente Medio.    El otro factor fue el incremento de la población activa, que prácticamente se duplicó al acceder la mujer al mercado de trabajo, ocupando el sector servicios, enfermería, secretariado, administrativas, abogacía, principalmente.

Dedicatoria

Este artículo está dedicado a todas las mujeres mayores de 60 años que vivieron este tiempo, trabajando muy duro para sacar a sus familias adelante con enorme esfuerzo y dedicación.

.

INFORMACIÓN

La información ha sido facilitada por varias personas mayores de Balmaseda, complementada con información extraída de la web en las siguiente páginas:

wikis.educared.org
viviendorios.blogspot.com
www.asturias.es
quintes.blogspot.com.es
www.juanfranciscocaro.es

elblogdellingua1.blogspot.com.es
www.santelmomuseoa.com

… y otras que por olvido no tenemos referencia.     Si por cualquier causa alguna de las fotos ilustrativas del presente artículo tuviera algún tipo de copyright, nos lo comunican y tomaremos las medidas oportunas.    Muchas gracias a todos.

.

Categorías: Érase una vez..., Fotos antiguas, Oficios y artesanos, Reportajes | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Segalaris. Oficios olvidados

DE OFICIO TRADICIONAL  …  A  COMPETICIÓN DEPORTIVA

Hay actividades humanas asociadas al  trabajo productivo que requieren además de un apreciable  esfuerzo físico una meritoria destreza o habilidad para alcanzar altos rendimientos.   Son numerosas las prácticas laborales que han pasado de la mina, la mar, la cantera, el caserío, el bosque  y el campo, a la competición deportiva.   Una competición generalmente incentivada económicamente con premios establecidos o promovidas por desafíos y apuestas cruzadas.

En Euskal Herria están muy arraigadas estas apuestas y desafíos; en las regatas de traineras, aiskolariak, harrizulatzaileak (barrenadores), harrijazotzaileak (levantadores de piedra), arrastre de piedra (por bueyes, vacas, caballos, personas), txingas, levantamiento de fardos, segalariak, etc.

El segalari Ángel Llaguno junto a Koldo Dalmau, presidente de Alen Elkartea

El segalari Angel Llaguno, de Artzentales, comparte con nosotros recuerdos de su participación en las competiciones de segalaris, remontándose a los años de 1956 al 1960, años de la Dictadura Militar,  organizadas como no podía ser de otra forma por el ministerio de Educación y Descanso y la Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S. (Juntas Ofensivas Nacionales Sindicalistas).

La destreza como segalaris de Angel Llaguno y José Ignacio Goikolea, apodado “el Rubio de la Toba”, era sobradamente conocida en Enkarterri y aledaños.   Tanto es así que el alcalde y veterinario Jorge Rueda les propuso el reto, que aceptaron, de participar en las competiciones de segalaris.

Corría el año 1958 y después de ganar las pruebas previas, campeonato de Zona, y de Bizkaia, el alcalde los llevó a la Diputación, donde les hicieron un homenaje y les regalaron un auténtico reloj de pulsera, después de una buena comida, acompañados de su entrenador Pedro Palacio.

Lo más importante era saber “picar” bien el dallo, y no nos cabe duda que lo hacían con primor.

El Campeonato de España se celebró en Luarca (Asturias), consiguiendo el Primer Premio. Después más homenajes tanto por las autoridades civiles, militares y eclesiásticas.   También hay que señalar que las 1.000 ptas. (pesetas) que les entregaron a cada uno.   Por supuesto que esa cantidad les vino muy bien, teniendo en cuenta que el salario mensual para un trabajador no cualificado en el año 1958 era de 240 pesetas, lo que equivalía el premio al salario de cuatro meses.

Angel Llaguno insiste: El arte de “picar” bien el dallo es fundamental para un segalari, y no es tan sencillo como parece.

.

Banderín entregado a los campeones de España el año 1958

José Ignacio Goikolea y Ángel Llaguno, campeones de España de segalaris 1958

Trofeos conseguidos:

1956.– (Asturias). 2º premio: José Antonio Aldama y Pedro Mari Etxebarria

.

1957.- .Bizkaia. 1º Premio. Pedro Mari Santisteban y Ángel Llaguno.

……….España, 3º Premio: Pedro Mari Santisteban y Ángel Llaguno.

.

1958.- España (Luarca). 1º Premio: José  Ignacio Goikolea y Ángel Llaguno.

.

1959.- .Bizkaia; 1º Premio: Germán Ahedo y Ángel Llaguno.

……….España; 2º Premio:  Germán Ahedo y Ángel Llaguno.

1960.- Bizkaia; 1º Premio: Germán Ahedo y Satur  Pikasarri.

……….España; No se celebró.

.

Artículo de prensa tras el campeonato de España de segalaris

Artículo de prensa del Campeonato de Vizcaya de segalaris

.

Sólo han pasado 54 años y afortunadamente ahí los tenemos, para el presente y para el recuerdo.

En el capítulo de agradecimientos, uno muy especial a la esposa de José Ignacio Goikolea, Marina Zorrilla por su apoyo, y como no, su sonrisa.

Y vayan por delante las disculpas a los no nombrados y no por ello olvidados.

.

ENTREVISTA CON JOSÉ IGNACIO GOIKOLEA

CAMPEÓN DE ESPAÑA 1958

.

Alen Kultur Elkartea. Sopuerta

Portada de la revista anual Alen, número 10 – 2012

.

.

.

  TEXTO Y FOTOS .-  Revista Alen nº 11 (enero 2013)

_____________________________________

Categorías: Érase una vez..., Oficios y artesanos | Etiquetas: , | 1 comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: