Reportajes

Congreso: Guerra Civil en Las Encartaciones

Museo de Las Encartaciones / Enkarterrietako Museoa

 

El 2 de junio, a las 11:30, se inaugurará una exposición y
un congreso en el Museo de Las Encartaciones.

La exposición, comisariada por Aline Soberon y Txema Uriarte, se titulará “Dibujantes en guerra. 1936-1939” y se centrará en los ilustradores que retrataron con sus lápices los acontecimientos de la Guerra Civil en Bizkaia. La asistencia es libre.

Paralelamente, se celebrará un congreso titulado “Guerra civil en Las Encartaciones” en la que participarán diversos investigadores que han trabajado aspectos de la guerra en diferentes municipios de Las Encartaciones. Para este congreso es necesario apuntarse previamente y os animamos a hacerlo desde ahora a través de nuestro email enkarterrimuseoa@bizkaia.eus o por teléfono (94 650 44 88).

En el Congreso participa el presidente de la Asociación Harresi Kulturala como ponente disertando sobre el tema: Memoria Histórica de Las Encartaciones, a partir de las 15:00 horas.


 

Planing del Congreso

11:30  Inauguración

exposición “Dibujantes en guerra. 1936-1939”  y congreso  “Guerra Civil en Las Encartaciones”

12:00  Lunch
12:30  Inicio del Congreso
12:30  Aitor Miñambres. Guerra Civil en Las Encartaciones
13:15  Jone Miren Gil. Patrimonio de la Guerra Civil. Un ejemplo
13:30  Xabier Irujo. Bombardeos en Las Encartaciones
14:15  Descanso
15:00  Juan Tomás Sáez Iturbe “Pikizu“. Enkarterri. Memoria histórica
15:30  Txomin Etxebarria. Balmaseda. 1936-1937
16:00  Nagore Orella. Galdames. Lluvia de verano
16:30  Javier de la Colina. SopuertaLa guerra según sus muertos
17:00  Descanso
17:30  Josu Gallarreta. Zalla. Una batalla de diez días
18:00  Tasio Munarriz. Portugalete. Guerra y posguerra
18:30  Koldo López Grandoso. Barakaldo. Once meses de resistencia
19:00  J.I. Rguez Camarero. Ortuella. Víctimas de la guerra

 

Categorías: Encartaciones, Memoria Histórica | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Recreación: La batalla de Somorrostro

II (III) Guerra Carlista (marzo de 1874)

El sábado 26 de mayo, en el lugar real de la batalla, se hizo una recreación histórica de la importante Batalla de Somorrostro dentro de la II Guerra Carlista (III según otras fuentes), en el entorno de Las Carreras y las ruinas de la iglesia de San Pedro de Abanto y Zierbena.

En la recreación participaron tanto las tropas liberales como las carlistas, interpretados por numerosos voluntarios, hombres y mujeres que, ataviados con los uniformes de ambos ejércitos, pusieron realismo a las escenas bélicas. Después, al mediodía, los organizadores pusieron a disposición de los participantes una comida popular cerca del frontón de Las Carreras.

En el evento participaron varias asociaciones culturales e instituciones de Las Encartaciones:

Centro Trueba Zentroa, Museo de la Minería, Muskiz Kultura, Abanto y Zierbena, Alén, Gurguxa, Punta Lucero y otras más.

.


 

FOLLETO INFORMATIVO

 


 

GALERÍA DE IMÁGENES

 



 

Categorías: Encartaciones, Galería fotografíca, Noticias encartadas | Etiquetas: , , | Deja un comentario

La voz antigua de la tierra. Concierto completo y fotos

La voz antigua de la tierra

Conmemoración del centenario de la residencia del poeta
León Felipe en la villa de Balmaseda (1916-1918)

 


 

 


 

El pasado viernes 2 de marzo de 2018, dentro de los actos de conmemoración del centenario de la residencia del poeta León Felipe en la villa de Balmaseda (1916-1918), se celebró un concierto en el que participaron cuatro grupos musico-culturales de la villa: Balmaberria, NKT, Mucho Bellamy y los Txuntis, con la colaboración en algunos temas de Julio Lanuza, director de la Coral Kolitza y la Banda Azkoaga.

Un extraordinario concierto que llenó el Klaret Antzokia/Teatro Claret de un público que disfrutó de las diferentes interpretaciones que los integrantes del evento iban desgranando a lo largo de una hora y media. Dirigido y presentado por Ignacio Galicia “Txipurri”, con su habitual locuacidad y “chispa”.

Presentamos el vídeo del concierto completo
con una duración de 1 hora y media

 En este montaje se han utilizado imágenes grabadas por José Miguel San Vicente “Sambanorte” y por J.T. Sáez “Pikizu”, usando un sonido directo de la mesa que le confiere una gran limpieza. Esperamos que os guste.


Imágenes del vídeo

 



 

Categorías: Aniversario, Asociaciones, Balmaseda, Expresiones artísticas, Música, Teatro | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Concierto: La voz antigua de la tierra

Canción: No nos dejan cantar (Aguaviva)


 

 


El pasado viernes 2 de marzo de 2018, dentro de los actos de conmeración del centenario de la residencia del poeta León Felipe en la villa de Balmaseda (1916-1918), se celebró un concierto en el que participaron cuatro grupos musico-culturales de la villa: Balmaberria, NKT, Mucho Bellamy y los Txuntis, con la colaboración en algunos temas de Julio Lanuza, director de la Coral Kolitza y la Banda Azkoaga.

Un extraordinario concierto que llenó el Klaret Antzokia/Teatro Claret de un público que disfrutó de las diferentes interpretaciones que los integrantes del evento iban desgranando a lo largo de una hora y media. Dirigido y presentado por Ignacio Galicia “Txipurri”, con su habitual locuacidad y “chispa”.

Presentamos en este vídeo una de las últimas canciones del concierto, titulada “No nos dejan cantar” que en su día interpretó el grupo Aguaviva, finalizando con la presentación de todos los integrantes de los diferentes grupos que intervienen en el concierto.

En próximas fechas pondremos el concierto completo
para disfrute de todos los balmasedanos que no pudieron
asistir al acto por estar el aforo del teatro completo

En este montaje se han utilizado imágenes grabadas por José Miguel San Vicente “Sambanorte” y por J.T. Sáez “Pikizu”, usando un sonido directo de la mesa que le confiere una gran limpieza. Esperamos que os guste.

Fotografía de José Miguel San Vicente “Sambanorte”

Categorías: Aniversario, Asociaciones, Balmaseda, Expresiones artísticas, Música, Teatro | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Fotografía de Balmaseda del siglo XIX

La Revista Moderna

A finales del siglo XIX se publicó en Madrid una revista semanal bajo el título de cabecera “La Revista Moderna” que tuvo una efímera vida, comenzando a publicarse el 6 de marzo de 1897 finalizando el 27 de octubre de 1899. Se vendía al precio de 20 céntimos el ejemplar, como vemos en la portada.

En el segundo año de vida, con el número 84 de la revista, de fecha 8 de octubre de 1898, en la página número 5 aparece una fotografía de Balmaseda realizada desde el Puente Nuevo (del Millonario) hacia el Puente Viejo. En esta imagen podemos apreciar la gran isla que se forma en el cauce del Cadagua y la antigua presa de madera junto al matadero municipal, que tiene la estructura antigua, sin cerrar la parte que da al río sobre los arcos del cauce. A la izquierda se aprecia una vereda en la orilla del río, pues en esa fecha todavía no se había construído el paseo de Martín Mendía, colocando la primera piedra en el año 1912, fecha que comenzó a construirse la primera parte, desde el puente del Celemín hasta el Puente Nuevo (del Millonario).

Las imágenes pertenecen al archivo del Ministerio de Cultura.

.

Posteriormente, se editó una revista con el mismo título de cabecera en Méjico.

Categorías: Érase una vez..., Balmaseda, Fotos antiguas, Historia de Balmaseda, Publicaciones | Etiquetas: , | Deja un comentario

Boda de la nobleza en Balmaseda

Enlace en la iglesia parroquial de San Severino
Bernardino de Melgar y Álvarez de Abreu
Maria de los Dolores Hernández y Torres

La boda se celebró en Balmaseda el 24 de septiembre de 1892 y su tercera y última hija nació también en la villa encartada el 19 de julio de 1896. El contrayente, don Bernardino de Melgar y Álvarez de Abreu había nacido en Mondragón el 15 de octubre de 1863, siendo el sucesor de los títulos de VI Marqués de Canales de Chozas, VII Marqués de San Juan de Piedrasalbas y IX Marqués de Benavites, Grande de España de 1ª clase, Gentilhombre de Cámara con ejercicio y servidumbre de S. M. el Rey. La novia, doña María de los Dolores Hernández y Torres, había nacido en Mazatlán (Méjico) en el año 1860, por lo que era tres años mayor que el contrayente. Maria de los Dolores Hernández y Torres era cuñada de Félix de la Torre, hermana de su esposa doña Laura.

El 30 de octubre de 1893 nació en Madrid su primera hija doña María de los Dolores, Bernardina, Juana Bautista y de la Cruz, Nicolasa, Josefa, Teresa de Melgar y Hernández, sucesora en la Grandeza de España y los títulos de su padre. El 1 de enero de 1895 nació su segunda hija, también en Madrid, doña María Josefa de Melgar y Hernández. Finalmente, el 19 de julio de 1896 nació su tercera hija en la villa de Balmaseda, doña María de Campanar de Melgar y Hernández.

Quizás por problemas derivados del parto doña María de los Dolores Hernández y Torres murió en Balmaseda viente días después, el 8 de agosto de 1896. Su marido, el Marqués, además de disfrutar de su condición de noble fue un ilustrado, político, coleccionista y bibliófilo, dedicándose a la política y a la investigación sobre la historia y etnografía de Ávila, Santa Teresa y la tauromaquia. Murió el 11 de enero de 1942 en Madrid.

Además de todos estos títulos y cargos, el marqués de Benavites fue miembro de la Real Academia de la Historia, pues fue un ferviente humanista que centró su vida, su tiempo y su dinero en investigar la figura de Santa Teresa de Jesús, la tauromaquia, la etnografía y la historia de Ávila. Ésta última pasión, Ávila, posiblemente le vendría al pasar los veranos en el palacio de Henao de Ávila (hoy el Parador de Turismo), propiedad que fue adquirida por sus padres y que posteriormente fue modificado por él mismo, construyendo un torreón donde fue atesorando las piezas y libros de su colección.

“Para saber más sobre la figura de El Marqués, y de su familia, pueden consultar el libro de Jacobo Melgar Jiménez, “Historia de una ilustre familia: los Álvarez de Abreu, marqueses de La Regalía: Isla de la Palma (1688) – Ávila (2007)“, Madrid: Cercedilla Editorial, 2007.” (Sergio Sánchez. web: Más que murallas)

Categorías: Érase una vez..., Balmaseda, Historia de Balmaseda, Publicaciones antiguas | Etiquetas: , | Deja un comentario

Alarde de danzas tradicionales en Lanestosa

Sábado, 12 de agosto de 2017

Este próximo sábado la villa encartada de Lanestosa ha organizado un gran alarde de danzas tradicionales de arcos floridos, reuniendo en sus calles a los grupos que interpretan este tipo de danzas de Las Encartaciones (Bizkaia), Alto Asón y Trasmiera (Cantabria).

Participarán de este evento cultural los grupos de danzas de Lanestosa, como villa organizadora, Barrio Alta, Escalante, Hazas de Cesto, Gama, La Cavada, Solares, Valdecilla, Liérganes, Bustablao y Ogarrio.

El alarde tendrá lugar a las 12:00 horas en la Plaza Nueva de Lanestosa con la participación de los grupos mencionados. Tras el alarde, se servirá un lunch en “La Severina” para terminar la mañana con una comida popular en el Frontón Municipal a partir de las 14:30. La jornada cultural finalizará a las 18:00 horas, los participantes que lo deseen podrán visitar “KobenKoba” y presenciar una escinificación de los chamanes.

Categorías: Asociaciones, Danza, Encartaciones, Expresiones artísticas, Folklore, Noticias encartadas | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Presentación del libro de Harresi Kulturala

La toma de Bilbao y Las Encartaciones en la prensa.
Volumen 1 (del 19 al 29 de junio de 1937)

Ayer martes se presentó oficialmente el nuevo libro de la Asociación Harresi Kulturala en el salón principal de la Kultur Etxea/Casa de Cultura de Balmaseda. Del acto de presentación se encargó el presidente de la Asociación Harresi, Juan T. Sáez “Pikizu”, acompañado por el escritor local, Txomin Etxebarría Mirones, autor de más de 70 libros y miembro de la Asociación. Acudieron medio centenar de personas interesadas por conocer la historia de Balmaseda, entre las que estaban el Concejal de Cultura, Txetxu Txarramendieta, tres concejales de la CLI, varios miembros de la Asociación Alén, de Sopuerta, también medios de comunicación y numeroso público, como puede verse en las fotografías.

Este libro está englobado en los actos rememorativos
del 80 aniversario de la toma de Balmaseda, hecho que
se produjo el 29 de junio de 1937, festividad de San Pedro,
entrando las tropas nacionales en la plaza de San Severino
al mediodía, donde esperaba una compañía de gudaris,
al mando de un capitán, para rendirse

Después de la presentación, todos los asistentes disfrutaron de un animado “lunch” intercambiando impresiones y compartiendo diversos trabajos realizados en materia de Memoria Histórica por otros grupos culturales de Las Encartaciones, enriqueciendo, de esta manera, los conocimientos adquiridos.


Algunas páginas del libro:


Fotografías de la presentación:

Fotografías de Gelu Martínez, Nagore y Txiki

A partir de hoy, día 28 de junio estará disponible en Balmaseda en los siguientes establecimientos:

  • Librería Poxpolin (Barrio El Cubo)
  • Estanco Jon (Calle Martín Mendía)
  • Estanco Jon (Plaza de San Severino)
  • Museo de la Historia de Balmaseda (Plaza de San Juan)
  • Enkartur (Plaza del Marqués de Legarda)

En próximas fechas se realizará una distribución por el resto de localidades de Las Encartaciones, informado de los lugares donde podrá adquirirse.


.

Categorías: Balmaseda, Harresi Kulturala Elkartea, Libros, Memoria Histórica, Publicaciones | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

80 aniversario de la toma de Balmaseda

Actos del 80 aniversario de la caída de
Balmaseda en manos franquistas

Se han organiza varios actos rememorativos del 80 aniversario del final de la Guerra Civil en Balmaseda con su ocupación por las tropas franquistas, hecho que ocurrió el 29 de junio de 1937, festividad de San Pedro, diez días después de la toma de Bilbao, el 19 de junio.

Las actividades encaminadas a recordar aquellos trágicos días, hace ahora 80 años, comenzaron el sábado 3 de junio junto a la ermita de San Roque y San Sebastián en la cima del monte Colisa, con la localización de los escenarios de la “Batalla de Colisa” que se desarrolló en aquel lugar el 27 de julio de 1937. En este acto se encontraron diversas balas, casquillos, espoletas y carcasas de obuses de los muchos que cayeron en las inmediaciones.

El martes 27 de junio, la Asociación Harresi Kulturala presentará el libro “La toma de Bilbao y Las Encartaciones en la prensa. Volumen 1 (del 19 al 29 de junio de 1937”, centrado en el avance de las tropas franquistas y la situación de la población civil, desde la ruptura del “Cinturón de Hierro” de la capital vizcaina, entrando en Las Encartaciones por la margen izquierda tomando todas las poblaciones junto a la ría del Nervión hasta la toma de Balmaseda, el 29 de junio de 1937.

Al día siguiente, 28 de junio, se llevará a cabo un “Apagón en homenaje a las víctimas de la guerra y del franquismo” en la plaza de San Severino a partir de las 22:30 con un apagón y sonido de sirenas, simulando una alerta de bombardeo. Recordemos que fueron tanto la aviación franquista como la republicana los que bombardearon la villa de Balmaseda a lo largo de la contienda, causando varios muertos por ambas partes.

Y, para finalizar, el miércoles 29 de junio, aniversario de la toma de Balmaseda, se han organizado varios actos rememorativos del 80 aniversario, que comenzarán a las 11:30 con una declaración institucional de condena en el Ayuntamiento de Balmaseda. A las 12:30 está programado un homenaje a diferentes víctimas de la guerra y la dictadura en el Museo de Historia de Balmaseda, en la iglesia de San juan del Moral. A las 12:45 tendrá lugar la inauguración de un espacio dedicado a las víctimas de la guerra y del franquismo.

La Asociación Harresi Kulturala participa en estos actos continuando con el trabajo de recuperación de la Memoria Histórica de la villa de Balmaseda que estamos desarrollando en los últimos cuatro años en un proyecto titulado “Que la memoria de Balmaseda no desaparezca…”, subvencionado por el Gobierno Vasco, Dirección de Derechos Humanos, y por la Diputación Foral de Bizkaia, Departamento de Cultura, Etnografía. Esta actividad se inició en el año 2013, con el fin de trabajar a lo largo de estos cinco años en la recuperación de la Memoria Histórica en el periodo 1936-1978 en la villa de Balmaseda.


CARTELES

Categorías: Aniversario, Asociaciones, Balmaseda, Harresi Kulturala Elkartea, Historia de Balmaseda, Libros, Memoria Histórica | Etiquetas: , | Deja un comentario

Presentación del nuevo libro de Harresi Kulturala

“La toma de Bilbao y Las Encartaciones en la prensa.
Volumen 1 (del 19 al 29 de junio de 1937)”

La Asociación Harresi Kulturala Elkartea, presenta el martes 27 de junio,
en el Salón de la Kultur Etxea/Casa de Cultura, en la plaza de San Juan de
Balmaseda, a partir de las 19:30 horas la nueva publicación sobre la
Guerra Civil en Balmaseda y la comarca de Las Encartaciones visto en la prensa


En el libro se describen de forma correlativa, cómo aparecían las noticias sobre el avance de las tropas y la situación de la población civil cada día, desde el 19 de junio fecha de la toma de Bilbao hasta el 29 de junio día que se tomó Balmaseda.

Se toma como base las noticias del día siguiente, o sea que,
la toma de Bilbao está recogida de las noticias de la prensa
del día 20 de junio y así sucesivamente hasta el 30 de junio

No se hace en ningún momento una interpretación subjetiva de los hechos y acciones relatadas en los artículos encontrados, sino que, nos limitamos a reproducirlos tal y como aparecen en los periódicos, tanto en la prensa nacional como en la republicana y, esta comparativa sirve para discernir el distinto tratamiento que hacían los diferentes medios de comunicación.

No solían mentir, como se suele decir de la prensa, sino más bien, omitían la información que no les interesaba publicar y, en otros casos, llevados por la euforia, se atribuían victorias que todavía no se habían logrado aunque luego eran desmentidas.

 


Algunas páginas del libro

Categorías: Balmaseda, Harresi Kulturala Elkartea, Historia de Balmaseda, Libros, Memoria Histórica, Noticias encartadas, Publicaciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

50 aniversario del Grupo de Danzas Irrintzi

15 de junio de 1967, “Irrintzi”, algo más que un grupo de danzas

El día del Corpus, de 1967, debuta en La Campa (Erandio) el grupo de danzas “Irrintzi”. En otoño de 1966, en plena época franquista, un grupo de jóvenes balmasedanos -chicos y chicas- se juntan para intentar hacer algo beneficioso para su pueblo, en particular, y para la libertad de la que se carecía en general. Era una nueva generación de balmasedanos y balmasedanas que rondaban los 20 años. Habían nacido en la posguerra ya avanzada, finales de los 40 e inicios de los 50 del siglo XX. No habían vivido ni sufrido la guerra directamente, aunque sí sus secuelas. Y todavía detectaban el miedo y la preocupación que sus padres tenían.

No eran aquellos años 60, del siglo XX, buenos para la libertad. Pero sí eran buenos para las ansias de libertad de una juventud que estalla al ver a sus padres sumidos en el silencio y en la pena por una guerra pedida -y la guerra la pierden casi todos- que les había acarreado muchos sufrimientos. Entonces surge Irrintzi, un grupo de danzas, también “Itzartu”,  una revista semiclandestina hecha a multicopista, cuando no había ordenadores.

Grupo Irrintzi  - 0000.jpg

 

 


“Irrintzi”

En el número 3 de “Itzartu”, segunda época, octubre-noviembre de 1978, más de diez años después de su creación, se escribe el siguiente texto.

IRRINTZI” Algo más que un grupo de danzas

Grupo Irrintzi - 0029Hablar de “Irrintzi” nos resulta difícil. Y nuestra objetividad ante aquellas páginas de la reciente historia balmasedana, tan cerca aún pero tan lejos. Y nuestros recuerdos se agolpan en su historia, porque marcó un momento importante -triste o glorioso, qué más da- de nuestra propia vida.

Entonces ser vasco era algo más que una fecha y un lugar de nacimiento en el carnet de identidad. Entonces sentirse vasco era algo más que un número, un carnet y una fotografía. Era -casi- algo más limpio, más bonito y difícil. Y el folklore abría las puertas a toda aquella vitalidad, a todo aquel empuje contenido que estallaba con fuerza a finales de la década de los sesenta. Los largos caminos de pasillos y ventanillas para pedir todos los permisos imaginables. Las Fiestas Vascas suspendidas a golpe de pluma, como ahora se suspende una Marcha “inconveniente” o se prohíbe una Manifestación molesta.

Grupo Irrintzi  - 0003.jpgY entonces surge Irrintzi, como un grito violento nacido de la entraña de su pueblo, como un relevo que recogía la antorcha de los que antes habían ido abriendo brecha. Y su grito se fue extendiendo por los caminos de la represión, la cárcel y el exilio. En tantos y tantos grupos entre los que nació y con lo que creció nuestro Irrintzi, se fueron forjando combatientes de ayer y hoy, y sus ezpatadanzas y zortzikos fueron dejando el hueco de los que se entregaron a la lucha por un pueblo, por un mundo mejor, desde la silla confortable de un líder de partido hasta la sangre derramada en la soledad de la Muga. Irrintzi pagó también su tributo. Y, en su corta historia de lucha, cuando en un pequeño local encima de las fuentes (actualmente ocupado por Zubi-Zarra) se creó un grupo parroquial, Juventud O.A.R., al amparo oficioso de la iglesia. En una primera asamblea que acogió a casi un centenar de jóvenes, se nombró una Junta Directiva y se organizó un pequeño bar, para conseguir los fondos necesarios con que cubrir tantas actividades como la ilusión que todos poníamos en el empeño pudiésemos acaparar. Se organizó una pequeña biblioteca, se trajeron grupos de teatro, conferenciantes; se organizaron las primeras clases de euskera, pero, sobre todo, sirvió como lugar de reunión y de encuentro. Porque en aquella época había pocos cauces de expresión y peores medios de reunión.

Por eso, pronto, dos actividades importantes se fueron separando
y siguiendo cada una su propio camino. Una más callada,
Itzartu, subvencionada y mantenida con las
aportaciones de sus lectores. Y otra más a la cara,
más arriesgada, tan fuerte como su grito: Irrintzi

Grupo Irrintzi  - 0018.jpgLos ensayos del grupo comienzan enseguida. Primero en el propio local, después en la vieja iglesia de San Juan. De Bilbao vienen una vez a la semana profesor y txistulari. Entonces bastaba con un escote para pagarles el tren, o la gasolina, o la merienda. Y todos los fines de semana aquí. Un día o un par de días de entre semana el grupo era dirigido por dos antiguos dantzaris de Balmaseda. Entonces bailar -distinto a lo que ahora puede ser aprender euskara o acudir a un mitin- era algo más, algo distinto a una obligación impuesta. Era simplemente una forma de sentir, una forma de ser, y, también, era una forma de hacer política, a veces la única que se podía. Por eso quien se plantease únicamente el perfeccionismo estético, el preciosismo de la danza, el arte por el arte, tenían un lugar, sí, en el grupo de Danzas, pero no en ese “algo más” que siempre fue Irrintzi en sus tres primeros años.

Grupo Irrintzi  - 0026.jpgPor fin el tan esperado debut, en junio de 1967 en la Campa de Erandio, el día del Corpus. Había que buscar un nombre. Leyendo la historia vasca teníamos nuestro árbol gordo. “Zugatz-Lodia” fue el nombre con el que el grupo hizo su presentación. Pero había algo más en el grupo y -porqué no- un poco de rabia sorda por el desplazamiento que los vascos de lengua hacían a los encartados. Y nuestro grito se lanza y comienza a recorrer los pueblos de Vizcaya y Euskadi. Irrintzi era ya, desde entonces, como un símbolo, como un grito lanzado en la cumbre del Kolitza y recogido por Euskadi. Alguien con quien contar y –sobre todo-, que contaba.

El día de San Severino de aquel año, 1967, Irrintzi, arriesgando
todo y ofreciendo todo, organiza en la plaza
de Balmaseda el primer alarde de Danzas Bascas

Grupo Irrintzi  - 0027.jpgAcudieron varios grupos. Nadie o muy pocos sabían quién y cómo, pero los balmasedanos se asomaron a las ventanas, cuando, de mañana, la banda de dulzaineros recorrió las calles del pueblo. Y en muchos ojos asomaron las lágrimas. De poco, de muy poco nos sirve recordar aquellas lágrimas y detenerse un poco más los dulzaineros bajo aquellas ventanas o frente a aquellas personas, si no fuera por el homenaje que entonces Irrintzi y ahora Itzartu quiere volver a rendir a los que después murieron sin verlo. Porque cuando a las doce del mediodía, en plena actuación de los dantzaris la banda de música comenzó su concierto, los dantzaris pararon, y una actitud firme, en medio de un clima de tensión y miedo, comenzaron a entornar el “Eusko Gudariak gera…”. Sus voces eran acompañadas por las bandas de txitularis y los silbidos en contra de la banda de música y su director. Esta vez el pueblo allí congregado, opinaba. Y su opinión había quedado muy clara. A los pocos minutos la banda calló, recogió sus instrumentos y se reanudó el Alarde de Dantzaris.

Grupo Irrintzi  - 0014.jpgPero Irrintzi no se detuvo tampoco en sus bailes y en sus participaciones a lo largo y ancho de Vizcaya. Contribuyó también a ayudar, cuando no a poner en marcha, otros grupos de danzas. Colaboración con el grupo “Ibailorak” de Zalla, creación de los grupos de danzas de Sodupe, de La Quadra, de Sopuerta… Más de una vez, tras el ensayo, tuvieron que volver andando, para después salir despedidos o desplazados, una vez que lo más difícil de esos grupos –ayudarles y encarrilarles- ya estaba hecho. El pago dolía, pero importaba poco. Era un eslabón más de la vitalidad de Irrintzi, cuando todavía seguía siendo algo más que un grupo de dantzaris.

En los sucesivos Alardes en los que participaba, su presencia no se limitaba a bailar, recoger el trofeo y el premio y marcharse. Las Fiestas Vascas a las que acudía y en las que dejaba sus danzas, contaban después con la presencia y animación de todo el grupo. Por eso el nombre de Irrintzi fue reconocido, querido y admirado en todos los lugares donde su nombre figuraba.

En diciembre de 1968 no termina simplemente un año más. Se cierra
una primera época gloriosa de Irrintzi y se abre el largo tiempo del
pago del tributo que también el Irrintzi tuvo que rendir

Txomin Etxebarria Mirones


FOTOGRAFÍAS

Alarde en la Plaza de San Juan. Balmaseda

Grupo Irrintzi  - 0008.jpg


 

Otros alardes de danzas


 

Grupo de Danzas “Irrintzi” de Balmaseda


 

Las fotografías de este reportage han sido cedidas por Txomin Etxebarría Mirones, la familia Monasterio y otros balmasedanos que participaron en el Grupo de Danzas “Irrintzi” en los años finales de la década de los 60.


 

gestion 10. faldon

Categorías: Balmaseda, Expresiones artísticas, Folklore, Historia de Balmaseda | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Nuevos libros de Txomin Etxebarria Mirones

Publicados en la primera mitad de 2017

El prolífico autor balmasedano Txomin Etxebarria Mirones, autor de más de 70 libros sobre las tradiciones, costumbres, historia y toponimia de Balmaseda y Las Encartaciones, ha publicado un nuevo libro en el mes de abril y prepara otro más para finales de junio o comienzos del mes de julio.


 

Nuevos relatos de Las Encartaciones.

Hace unos años, en 2013, publicamos “Relatos de Las Encartaciones”. Decíamos, entonces, que la finalidad del libro era hacer llegar, a las personas interesadas, no sólo noticias de su propio municipio -más o menos conocidas, aunque no siempre con detalle-, sino, también, noticias de cada uno de los otros pueblos de Las Encartaciones, y de algunos de sus barrios.

Así, de cada municipio encartado se facilitaba algún aspecto histórico, religioso, lingüístico o tradicional, temas de nuestros trabajos.

Por eso, la lectura de este libro, además de permitir un conocimiento más real de la historia y cultura de Las Encartaciones -sobre la que tantas inexactitudes se han escrito-, es posible que también fomente sentimientos de aprecio y cariño hacia lo propio. Hacia la tierra encartada. No lo olvidemos, “desde siempre”, una tierra marginada en lo económico, y despreciada en aspectos de su historia y de su cultura.

Añadir finalmente, que para la realización de este trabajo se han aprovechado algunos textos publicados con anterioridad, a lo largo de casi 50 años. Y textos de otras personas que, con su esfuerzo, han aportado datos verdaderamente interesantes de Las Encartaciones. De cada municipio, se facilita también sus primeras noticias históricas.

Disponible en los lugares habituales al precio de 10 €


 

Las Encartaciones fantásticas. Primera parte

En estos años de investigaciones hemos podido comprobar la gran cantidad de inexactitudes, errores, fantasías, inventos…, en algunos casos falsedades claras, y noticias controvertidas, que sobre distintos aspectos, sobre todo lingüísticos, se han escrito de la tierra encartada. (Las personas, sin duda, inteligentes, que lean este libro, sabrán distinguir las inexactitudes, fantasías, inventos… de los aspectos controvertidos).
En estas fantasías -de ahí el título abreviado del libro- o aspectos controvertidos, han intervenido: escritores, historiadores, curas, filólogos, lingüistas, académicos (algunos de Euskaltzaindia), la propia Euskaltzaindia, profesores (algunos de la Universidad de Deusto), catedráticos, licenciados, doctores, arqueólogos, políticos…
También pueden verse inexactitudes, o aspectos controvertidos de Las Encartaciones, en enciclopedias, diccionarios, atlas y libros de texto.
De cualquier manera, somos muy conscientes de que esta clase de trabajo no sirven prácticamente para nada, porque las inexactitudes, errores, fantasías… -o como se quiera decir- están muy arraigadas en esta tierra en la que nos ha tocado vivir a los encartados, Tierra en la que, a veces, sus habitantes consideran lo propio como ajeno, y lo ajeno como propio.
Y para concluir esta introducción, comentar que este libro iba a tener otros títulos, como:
“Las Encartaciones (ahora también “Enkarterri”) “Mitos, controversias, tendencias… ¿conquista?”.
Y también:
“La conquista de Las Encartaciones”.
Pero al final nos hemos decidido por el actual: “Las Encartaciones fantásticas”.

Disponible en la primera semana de julio en los lugares habituales al precio de 10 €


 

 

 

Categorías: Balmaseda, Historia de Balmaseda, Libros, Noticias encartadas, Publicaciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Referendum local en Balmaseda hace 40 años

Sí a la “Ikurriña” en Valmaseda

En la portada de la “Hoja del Lunes” del 31 de enero de 1977, en la Edición de Barcelona, aparece una noticia relacionada con Balmaseda, la aprobación mediante referendum local para que la “Ikurriña” ondeara en el balcón del Ayuntamiento.

En esa misma portada aparece la información del estado de salud de los abogados laboralistas heridos en el atentado de la calle “Atocha” de Madrid, el 24 de enero de ese año, en lo que fue un mes muy convulso, que se dio en llamar los “siete días de enero” reflejados en la película del mismo título de Juan Antonio Bardem.

El artículo sobre Valmaseda incluye una fotografía en el momento de las votaciones con una urna y varios vecinos alrededor.  Dice así:

Mediante un referendum local

“Sí a la “Ikurriña” en Valmaseda”

Tras el voto favorable del 90 por ciento del vecindario se izó en el Ayuntamiento la bandera vasca.

Valmaseda (Vizcaya), 30 (Cifra) .- La “Ikurriña” ha sido izada hoy, junto a la bandera nacional, en el balcón de la Casa Consistorial de Valmaseda, localidad donde ayer se celebró un referendum para decidir si se colocaba o no la bandera vasca.
Más del noventa por ciento de los votantes se pronunciaron porque la “Ikurriña” ondee en los edificios del Ayuntamiento, por lo que esta mañana se procedió a izarla.
El acto fue presenciado por gran cantidad de personas que llenaban a rebosar la plaza y que entonaron diversos cánticos vascos, mientras un grupo folklórico interpretaba danzas típicas.
El acto se desarrolló con total normalidad y dentro de un gran orden. Hubo únicamente algunas protestas contra el Ayuntamiento y el alcalde, en particular, pues la “ikurriña” fue izada por un aguacil, al no estar ningún miembro de la corporación municipal.
Por otra parte, se ha podido comprobar hoy que el apagón de luz habido durante el transcurso de la consulta popular fur totalmente fortuito. En la foto de Cifra, uno de los colegios electorales durante la consulta.

.

Categorías: Aniversario, Érase una vez..., Balmaseda, Publicaciones antiguas | Etiquetas: , , | Deja un comentario

XIX Mercado Medieval de Balmaseda. Feria y feriantes

13 y 14 de mayo de 2017

En el segundo fin de semana de mayo se ha celebrado la XIX edición del Mercado Medieval de Balmaseda en las plazas y calles de la villa encartada. Ha querido la suerte que este fin de semana haya hecho un tiempo excelente, aunque el viernes por la tarde llovió copiosamente, por lo que la afluencia de público ha sido constante los dos días, sobre todo al mediodía.

Como en otras ocasiones, el zoco árabe se ha montado en la plaza
de San Juan 
dado su amplio espacio y la aceptación popular. En esta
misma plaza y en la de 
San Severino se han desarrollado las actuaciones
típicas del Mercado Medieval, 
espectáculos, teatros, música y danza,
equilibristas y otros saltimbanquis

Este es un pequeño reportaje fotográfico de estos dos días de feria en los que Balmaseda ha recordado sus orígenes medievales con más de 800 años de historia. En estas fotografías se muestran los grupos musicales y animación callejera que han participado en el mercado, así como los artesanos que tenían sus “paradas” a lo largo de las tres calles principales de la villa, Correría, Enmedio y Bajera.

.

 

gestion 10. faldon

Categorías: Balmaseda, Fiestas encartadas, Galería fotografíca, Mercado Medieval. Balmaseda, Reportajes | Etiquetas: , | Deja un comentario

Noticias médicas de Balmaseda hace 100 años

La medicina en Balmaseda a comienzos del siglo XX

Durante el año 1917 y pocos años antes, se produjeron dos noticias médicas en la villa de Balmaseda, una fue la llegada del médico palentino Víctor Bustamante tras aprobar un reñido concurso y la otra fue que desarrolló su labor en Balmaseda un prestigioso médico, don Vicente Rasueros Díez que, posteriormente, se hizo cargo de la Inspección de Sanidad de Cuenca, desde el mes de octubre de 1915.


Víctor Bustamante

En el periódico “El Día de Palencia” con fecha 22 de enero de 1917, se publicó como breve, bajo el titular de “Noticias” el siguiente texto: “En reñido consurso obtuvo la plaza de médico forense de Valmaseda (Vizcaya) nuestro comprovinciano el doctor don Víctor Bustamante, hijo de don Eulogio, maestro jubilado de Salinas de Pisuerga.”

Este año, por tanto, se ha celebrado en el mes de enero el centenario de la llegada del médico forense Víctor Bustamante a la villa de Balmaseda.

.


Vicente Rasueros Díez

En el número 11 de la revista “La Información Médica”, revista quincenal de medicina, cirujía y especialidades, publicada el 15 de junio de 1917, aparece la biografía del médico Vicente Rasueros Díez, por aquél entonces Inspector Provincial de Sanidad de Cuenca.

El artículo, publicado bajo el subtítulo de “Galería biográfica”, dice lo siguiente:

“Nació el 3 de junio de 1878 en Durango (Vizcaya) y se examinó de ingreso para los estudios de segunda enseñanza en el Instituto de Santander el año 1889; estudió el primer año en el Colegio de Padres Escolapios de Monforte de Lemus, trasladándose el siguiente a Salamanca, donde terminó el Bachillerato el año 1895.
En aquella famosa Universidad hizo todos los estudios de medicina con aprovechamiento, obteniendo bastantes notas de sobresaliente y algunas matrículas de honor, adelantando un año en su terminación, para lo que, por enseñanza libre, aprobó los correspondientes a los grupos tercero, cuarto y quinto en dos cursos, licenciándose el día 21 de junio de 1901 con calificación de sobresaliente.
Cursó posteriormente los estudios del doctorado, y en 11 de diciembre de 1905 hizo los ejercicios del grado, en los que obtuvo también la calificación de sobresaliente.
Desempeñó las titulares de Alba de Jeltes (Salamanca), Narros del Castillo (Ávila), y durante ocho años una de las de Valmaseda (Vizcaya).
Fue nombrado en 1908 médico del personal de talleres y general de los ferrocarriles de La Robla.
Por concurso, en 23 de febrero de 1901, director del laboratorio químico-bacteriológico de la Agrupación de Valmaseda, constituída por once Ayuntamientos.
En 7 de abril de 1914, y a propuesta unánime de la Junta Provincial de Sanidad, subdelegado de Medicina del distrito de Valmaseda.
Por Real orden de 21 de noviembre de 1914, médico forense y de la Prisión preventiva.
A estos cuatro últimos cargos renunció al ser nombrado Inspector provincial de Sanidad en las oposiciones celebradas en abril de 1915, desempeñando la Inspección de Cuenca desde el 27 de mayo de dicho año.
Ha hecho0 varias publicaciones científicas en varias revistas profesionales, entre las que se encuentran España Médica, Revista de Medicina y Cirujía Prácticas y La Medicina Social Española.”

Por lo que se cita en esta biografía, parece lógico pensar que Víctor Bustamante sustituyó a Vicente Rasueros como médico forense de Balmaseda.

.


Reglamento del colegio médico-farmaceútico

Unos años antes, en la revista “La Razón. Boletín médico-farmaceútico Vasco-Navarro”, en su número 23, de fecha 15 de diciembre de 1878, publicada en la ciudad de San Sebastián, entre otros artículos, en la página 368 aparece uno titulado “Comienzan los hechos”, en el que relatan las actuaciones que los médicos del Distrito de Valmaseda han llevado a cabo con el fin de conseguir un Colegio de médicos y farmaceúticos, en el que cita lo siguiente:

Comienzan los hechos.- Como una prueba del buen espíritu que reina en el Cuerpo médico-farmaceútico de este país respecto al colegiamiento, he aquí los principales párrafos de una carta que nos ha dirigido con fecha 3 del corriente mes nuestro excelente amigo y compañero de Portugalete D. Nicasio Retuerto:
El 29 del pasado nos reunimos en esta villa los médicos del distrito de Valmaseda y una comisión de Bilbao con el objeto de firmar el Reglamento de la Asociación que éste distrito ha formulado y aprobado para su régimen interior, o sea, para nuestro modo de ser y obrar. De esta manera nos hemos ya colegiado y desde el día que lo firmamos quedó en vigor.
Fáltanos ahora publicarlo, obtener la aprobación del Gobernador y darlo a conocer a los demás distritos…
Otro proyecto tenemos y es la instalación de una caja de socorros mutuos profesional vasco-navarra, acerca del cual leido y aprobado que fue nuestro Reglamento, quedó autorizado el Subdelegado para ponerse de acuerdo con los demás de estas provincias y ver si aceptan nuestro pensamiento, que de ser así podrá contar con un número respetable de profesionales y con un capital decente. ¿Y contando ya con un periódico local como es el tuyo, porqué no hemos de ocuparlo con preferencias para la propaganda en favor de nuestros intereses materiales?. Debemos dar a conocer los Estatutos por los que nos regimos y en que aparece el tribunal que hemos constituído, pues que al lado de los derechos están los deberes y para velar por el complimiento de éstos se constituye un tribunal o jurado que ha de oir y castigar al profesor que falte y ampare al desvalido…. Tal es en bosquejo el proyecto de nuestra organización….”
Está visto que al distrito de Valmaseda van a corresponderle en esta ocasión las primicias de la iniciativa y el honor de una actividad que debiera tener muchos imitadores. Acepten la expresión de gratitud que por nuestro conducto envía a aquellos compañeros, y en especial al Subdelegado D Eduardo Muñoz y a nuestro amigo Sr. Retuerto, la clase médico-farmaceútica de este país, que espera que alguno de los esfuerzos particulares que se vienen haciendo, tome cuerpo y llegue a convertirse en el anhelado procedimiento de regeneración que ansiosamente busca. Tendremos mucho gusto en conocer y poder publicar los Reglamentos y demás acuerdos adoptados en aquel distrito.”

Parece ser que estas actuaciones llegaron por fin a buen término
unos años más tarde con la 
formación del
Colegio de Farmaceúticos de Vizcaya y el
Colegio Oficial de Médicos de Vizcaya

En la página web oficial “Redacción médica”, bajo el título Los colegios de médicos y farmacéuticos de Vizcaya, premiados por su labor sanitaria”, citan textualmente: “… desde su creación en 1917 (Colegio Oficial de Médicos de Vizcaya) y 1898 (Colegio Oficial de Farmacéuticos de Vizcaya) ambas instituciones han estado muy implicados en la vida sanitaria vizcaína representando a sus colegiados y luchando por mejorar la situación de la sanidad en la provincia para ofrecer a los usuarios de Osakidetza la mejor oferta asistencial y la máxima calidad en sus servicios…”

.

Categorías: Balmaseda, Historia de Balmaseda, Reportajes | Etiquetas: , , | Deja un comentario

El “Vía Crucis” hace más de 50 años

La Actualidad Española (07-04-1966)

Fue en la década de los 60, impulsado por su director general Roberto Rodet, cuando el Vía Crucis Viviente de Balmaseda adquirió una dimensión y publicidad nunca conocidas hasta entonces. Se acercaban a la villa encartada toda clase de medios, prensa, televisión y hasta el cine. Durante esa década la villa de Balmaseda conoció un gran auge, motivado por el despegar de la industria del mueble que, durante las décadas de los 50, 60 y la primera mitad de los 70 convirtió a Balmaseda en “Eldorado”.

Roberto Rodet, por aquel entonces alcalde de la villa, promocionó y difundió
la “Procesión del Prendimiento”
también llamada desde entonces “Vía Crucis Viviente”,
representado en Balmaseda desde mediados de la década 
de los 80 del siglo XIX,
posiblemente desde 1885, año de gran mortandad a causa de las pestes que asolaban la villa

Veinticinco años antes se había formado Compañía Farisaica “La Invencible”, en el año 1865, para participar en los actos y celebraciones de la Semana Santa, dándole más realce y solemnidad, incluso en los oficios religiosos, acompañando también a las procesiones que se hacían en esos años, integradas por los “pasos” que tenía la villa.  Los “fariseos”, nombre con el que se conoce en Balmaseda a la guardia romana, iban entre los pasos de “La oración del Huerto” y “El azote”, en la procesión del Jueves Santo.    En la procesión del Viernes Santo, los “fariseos” salían del convento de Santa Clara acompañando al paso de Jesús Crucificado. En 1889 aparecen citados los nombres de los balmasedanos que representaron a Jesús y Cirineo, siendo la familia Larrea, apodados “Los Cholos”, los encargados de representar a Jesús en esos años.    En 1894 se cambia el uniforme de los “fariseos”, sustituyendo las cotamallas que portaban por unos petos de cuero, encargando a las mojas del convento de Santa Clara su cuidado y conservación.

Hay que agradecer el esfuerzo y tesón con el que Roberto Rodet promocionó la tradición balmasedana más conocida en todo el país, incluso en el extranjero, pero también fue el que difundió la falsedad de su origen medieval, al comienzo del artículo se cita: “Un viejo espectáculo arrancado desde el siglo XV, cuando una peste, se dice, asoló la comarca y los hombres, trocando el dolor en penitencia, o en acción de gracias, decidieron representar “a lo vivo” el tránsito hacia el Calvario.”  Es cierto que está basado en antiguas procesiones que se hacían en la villa y también en penitencias y rogativas al santo de la ermita de Colisa, San Roque, pero también que en nada tienen que ver con la representación del “Vía Crucis Viviente”, tan sólo su origen religioso, como ha quedado sobradamente demostrado en el libro de Txomin Etxebarria Mirones: Balmaseda, historia de una “Pasión viva” (1991)

Como se indica en el encabezado del artículo, la revista “La Actualidad Española” publicó un artículo de seis páginas en la primavera del año 1966, ilustrado con fotografías de “Paco Rueda” (seguramente por algún error tipográfico aparece como T. Rueda) y aunque no está firmado el autor del artículo, parece obra del propio Roberto Rodet.

Viendo las profesiones de los principales protagonistas de la representación, nos hacemos una idea clara de cuales eran las fuentes de ingresos en la villa durante esos años, abundan los “camioneros y transportistas” y también los “ebanistas”, indicando que la industria del mueble daba ocupación a la mayoría de la población, junto a las empresas Ferrocarriles de Bilbao-La Robla, Plomos y Estaños Laminados, Boinas La Encartada y Fabio Murga.

Este año de 1966 los papeles principales fueron representados por:

Jesús                                   Manuel Ansuátegui “El Minino”                 25 años, transportista
María Magdalena            Matilde García                                               29 años, taquillera
Virgen María                     Begoña Aizpurúa                                           24 años, oficinista
Poncio Pilato                    Alberto Pereda                                               26 años, delineante
Judas Iscariote                 Arturo Calvo                                                   32 años, camionero
Verónica                            Rosa Luz Mantrana                                       21 años
Cirineo                               José María Monasterio                                28 años, transportista
Dimas (ladrón bueno)     Pedro Blanco                                                  31 años, ebanista
Gestas (ladrón malo)       Antonio Peral                                                 23 años, ebanista
Barrabás                            Roberto Berroeta                                          18 años, ebanista
Centurión                          José Román “Manín”                                   36 años, transportista

Las edades rondan entre los veinte y los treinta años dándose el caso de que la Virgen María era un año más joven que su hijo Jesús, hecho que se ha subsanado en la actualidad, representando el papel de María la madre natural del que hace de Cristo. Hacía muy pocos años que había comenzado a representarse la Crucifixión, primero en la plaza de San Severino y después en el Campo del Frontón. También era reciente la costumbre de dejarse crecer el pelo y la barba para dar más realismo a los papeles representados.

 

.

A comienzos del siglo XX se incorporan nuevos personajes.    Es entonces cuando aparecen La Magdalena y Las Tres Marías.    En 1920 se cambió la cruz que portaba Jesús, que era de tablas, por otra más realista, estrenando una nueva túnica y apareciendo por primera vez con el rostro descubierto.    En el año 1935 se comienza a representar el Juicio ante Poncio Pilato, introduciendo nuevos personajes:  los Sumos Sacerdotes, Poncio Pilato, Barrabás.   Es por esta época que comenzó a colaborar en la organización del Vía Crucis el pintor balmasedano Roberto Rodet Villa, quien más tarde se hizo cargo de la organización hasta el año 1974.

En la década de los 50 se consolida y mejora la representación, completando la aparición de nuevos personajes:  los ladrones Dimas y Gestas, la Virgen María, la Guardia de Sanedrín, etc.

Categorías: Asociaciones, Érase una vez..., Balmaseda, Publicaciones antiguas, Reportajes, Tradiciones encartadas, Vía Crucis Viviente. Balmaseda | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Reedición de libros sobre Balmaseda

Balmaseda, siglo XX. Memoria gráfica
Balmaseda, ayer y hoy

Harresi Kulturala Elkartea – Asociación Muro Cultural reeditará los libros publicados en los años 2013 y 2014 que se encontraban agotados desde hacía tiempo ante la demanda e interés suscitado en los comentarios y solicitudes a través de esta página web.

Hemos intentado conseguir ayudas para llevar a cabo estas reediciones
de los libros sobre la villa de Balmaseda pero ha sido imposible conseguirlas

Por este motivo, desde la Asociación Harresi Kulturala hemos hecho un esfuerzo económico importante para que estos dos libros puedan estar disponibles en los lugares habituales para su venta a partir de este mismo mes de abril, celebrando así el Día del Libro.

Más información en los siguientes enlaces:

.

Balmaseda, sigloXX. Memoria gráfica

.

.

Balmaseda, ayer y hoy

 

Categorías: Balmaseda, Harresi Kulturala Elkartea, Libros, Publicaciones | Deja un comentario

Juan de Valmaseda en el Diario de León (06-02-2017)

Diario de León. Lunes 6 de febrero de 2017. Cultura

pagina-de-prensaEn la sección dedicada a la Cultura, escrita por Verónica Viñas, aparece casi una página entera dedicada a las esculturas (tallas en madera policromada) del artista Juan de Valmaseda, datadas en el siglo XVI, como la de San Jerónimo, fotografiada en el reportaje, que es noticia porque ha sido vendida en la casa de subastas Sotheby’s por 26.000 euros.

“El escultur Juan de Valmaseda es autor del espectacular retablo de la Capilla del Santo Cristo de la Catedral de León, restaurado hace cuatro años…” “La talla subastada por Sotherby’s, que podría proceder de León, mide 73 centímetros, es de madera policromada y el santo está apoyado sobre un león, dentro un paisaje rocoso” escribe Verónica.

“La ficha de Sotheby’s destaca la “notable musculatura” y cómo “el cabello y la barba del santo tienen un gran parecido con las tallas de Valmaseda de San Mateo y San Juan Evangelista en la Catedral de León”.  Juan de Valmaseda está considerado precursor de Alonso Berruguete y fue coetáneo de Felipe Vigarny y Diego de Siloé”  (Verónica Viñas)

El extenso artículo que describe la trayectoria y la obra de Juan de Valmaseda
viene 
acompañado de una fotografía de la Capilla del Santo Cristo de León

.

Juan de Valmaseda

Juan de Valmaseda (en ocasiones su apellido aparece como Balmaseda) fue un escultor español de la primera mitad del siglo XVI, de la escuela castellana.  No se sabe con exactitud la fecha de su nacimiento ni de su muerte, pero se cree que fueron hacia 1487 (nacimiento) y 1576 o antes (muerte). La fecha de su muerte no puede ser después de 1576 porque existe un documento testamentario de su viuda en que declara que su marido había fallecido, dando el detalle de su enterramiento en la ciudad de Palencia. Por su apellido paterno pudiera ser de ascendencia vasca, y por el materno (su madre se llamaba María de Vertabillo) se le considera castellano; se cree que nació en la provincia de Palencia, pues el pueblo de Vertavillo pertenece a esta provincia. Se casó con Catalina de Medina, con la que tuvo cuatros hijos: Hernando, Juan, fray Francisco y María.  (Wikipedia)

palencia_catedral_retablo_mayor_calvario_balmaseda_niJuan de Valmaseda fue uno de los principales maestros de la escultura castellana del Renacimiento, y se le considera precursor y maestro de Alonso Berruguete. Coincidió en Burgos con Felipe Vigarny y con Diego de Siloé; de estos dos maestros aprendió a tratar los pliegues de sus esculturas, las líneas curvas y las expresiones de las figuras.
Una de sus primeras obras fue en el sepulcro de los Gumiel en la iglesia de san Esteban de Burgos. En la misma ciudad se le atribuyen los relieves de las puertas de la capilla del Hospital del Rey. Dos años después marchó a Oviedo, donde colaboró en el retablo mayor de la Catedral junto a Giralte de Bruselas. También debió trabajar en León, en cuya Catedral se conserva un retablo de su mano.  No obstante, la mayor parte de su actividad se desarrolló en torno a la ciudad de Palencia.  (Wikipedia)

retablo-mayor-catedral-de-palenciaPor los datos de sus trabajos en distintos lugares, vemos que comienzan en Burgos, lugar donde aprendió de los maestros Felipe Vigarny y Diego de Siloé, realizando una de sus primeras obras en el sepulcro de los Gumiel, por tanto, pudiera ser que su familia se desplazara desde nuestra villa encartada hacia la ciudad de Burgos, siguiendo con las suposiciones, quizás descendiente de “Juan de Balmaseda, militar y cortesano que vivió en los siglos XIV y XV, repostero de los estrados del Infante de Castilla y después del Rey de Aragón, D. Fernando, que distinguió por su valor en la toma de Antequera en el año 1410.” (Balmaseda.eus)  Si el Juan de Valmaseda del que tratamos nació en el año 1487, pudiera ser un nieto del militar.

Este Juan de Valmaseda que en el año 1500 tendría 13 años, sabemos que en el año 1519 ya era un maestro y trabajó en el retablo mayor de la catedral de Palencia, realizando las figuras del Calvario que coronan el retablo, considerado como su “obra maestra”, a los 34 años.  Con el tiempo se convirtió en maestro de Alonso Berruguete.

Fue el obispo Fray Diego de Leza, Inquisidor General del Reino de Castilla
y más tarde Presidente Único del Santo Oficio (en el año 1504), quien encargó
a Juan de Valmaseda el remate del retablo mayor de la catedral de Palencia

“El artista, formado en el último gótico y autor también del retablo de San Ildefonso de la Catedral de Palencia y enriqueció la capilla del Santo Cristo de la Catedral de León con un expléndido Calvario que le encargó el arcediano Andrés Pérez de Capillas, en 1524”  (Verónica Viñas)

“En la capilla de san Ildefonso de la catedral palentina realizó otra de sus obras destacadas, el retablo del santo titular, con original empleo de la columna abalaustrada y expresivos relieves, en los que se aprecia influencia berruguetesca. Muy refinado es el panel central, con la Imposición de la casulla a san Ildefonso. Se fecha entre 1544-49.” (Wikipedia)

“Se cree que también trabajó como maestro del retablo mayor de la iglesia de santa Columba, en la localidad palentina de Villamediana; se le atribuyen algunas figuras de dicho retablo y un Ecce Homo exento, en el que se aprecia el estilo dramático y expresionista característico del maestro.”  (Wikipedia)

Categorías: Balmaseda, Historia de Balmaseda, Publicaciones, Reportajes | Etiquetas: , | Deja un comentario

Imágenes de Balmaseda 1992, hace 25 años

Cuando las fotos se hacían con negativos

En estos 25 años transcurridos (¡¡un cuarto de siglo!!) desde que realicé estas fotografías muchas cosas han cambiado, tanto a nivel personal como en el plano estético y arquitectónico en la villa de Balmaseda.  En aquellos años, las fotografías se realizaban con cámara fotográfica y con película negativa, los teléfonos se usaban únicamente para hablar y, aunque había móviles, no eran de uso mayoritario.

El cambio estético más importante ha sido el que ha transformado la Plaza de San Severino, centro de reunión de la villa, realizado a finales de los años 90.  En el año 1992 todavía existían las dos filas de plataneros que iban desde la carretera hasta el ayuntamiento y que daban sombra sobre los bancos de cemento que había junto a ellos.  Ya se habían construido las dos “isletas” pero todavía no estaba la estatua de Martín Mendía.  En la esquina de la calle Correría había tres elementos representativos: el buzón de Correos, el kiosko de Nieves y la cabina telefónica.  Los taxis de Balmaseda estaban junto a la iglesia de San Severino, cerca del Club de Jubilados, en una de sus muchas ubicaciones a lo largo de los años.

.

El Puente Viejo, otro emblema de la villa, también ha tenido su cambio estético, realizado con motivo del VIII Centenario de la fundación de la villa, en el año 1999, cuando se limpió por completo toda su estructura quitando la abundante vegetación que lo cubría.  También se eliminaron los cables eléctricos que atravesaban el río Cadagua junto al puente y la torreta eléctica que estaba junto a uno de sus pilares.  Años más tarde también se restauró la casa que está adosada al puente.

.

Otros cambio importantes han tenido el Frontón Municipal, construido unos años antes, donde todavía presentaba el Campo del Frontón cubierto de tierra, lugar en el que se jugaban los torneos de futbito hasta que fue cubierto de hormigón, convirtiéndolo en un aparcamiento.  Otro aparcamiento de la villa lo podemos ver en la fotografía del Paseo de La Magdalena, el del Club de Jubilados, llamando la atención las señales de tráfico adosadas a su muro indicando las distancias kilométricas a diversos lugares próximos.  Y por último, los cambios en la Plaza de San Juan presentando en la fotografía la imagen del Sagrado Corazón de María en lo alto de la torre (ahora se encuentra en una propiedad particular de la villa), la verja que  cerraba el perímetro de la plaza y la iglesia, antes de su reforma y transformación en sala de espectáculos y cine, con el nombre de Klaret Antzokia/Teatro Claret.

Categorías: Érase una vez..., Balmaseda, Fotos antiguas, Galería fotografíca | Etiquetas: , | Deja un comentario

Los cines de Balmaseda

Desde 1920 a la actualidad

.

La villa de Balmaseda contó muy pronto con el nuevo sistema
del cinematógrafo inventado por los hermanos Lumière

evolucion-de-la-poblacion-02

Población de Balmaseda desde 1900 hasta 2016

A pesar de ser un pueblo que no llegaba a los 3.500 habitantes, en el año 1920 se inauguró el “Coliseo Valmasedano” en la calle Pío Bermejillo, junto a la plaza de San Juan, como figuraba en el cartel de su fachada.  El propietario del cine era Pío Garagorri, dato que se sabe por un escrito que dirigió al alcalde de la villa para defenderse del apercibimiento que le enviaron, indicando que: “desde mayo de 1925 tiene instalado en el cine un sistema avisador de incendios, aprobado por la Dirección General de Seguridad y que por tanto, cumple con las normas legales establecidas.”

En este local, además de proyectar las películas de cine mudo de la época, se celebraban todos los actos culturales de la villa y las obras de teatro benéficas, como la que se celebró el 20 de mayo de 1930 a cargo del Cuadro Artístico del Sto. Hospital representando varias obras.

Jornada-benefica-en-Coliseo-1930

En aquellos años el cine era mudo y se acompañaba por un pianista que iba interpretando melodías acorde con la intensidad del argumento.  Era un cine pequeño, en relación con la población a la que daba servicio, pues Balmaseda contaba en el año 1920 con menos de 3.500 habitantes pasando, en el año 1930,  a 4.369 habitantes, motivo por el cual años más tarde se amplió su aforo tras el derribo de una casa contigua, seguramente por el éxito obtenido y el aumento de la población.

foto-04-inauguracion-teatro-principalEn el año 1933, el 15 de abril, se inauguró el “Teatro Principal” en la calle de la Estación, construido por Faustino Díaz, un indiano que había regresado de Cuba tras haber hecho fortuna, incorporando el sistema de cine sonoro.  En el programa de inauguración del Teatro Principal, se presenta el Noticiario Fox seguido de la película “Mamá” (1931), dirigida por Benito Perojo e interpretada por Rafael Rivelles y Catalina Bárcena, en el que se resalta: “… la película es totalmente hablada en español”, haciendo claramente la competencia al “Coliseo Valmasedano” que no contaba con ese avance tecnológico, por lo que se vio obligado, años más tarde, a instalar el sonido en su local.  El “Teatro Principal” tenía un aforo de 500 espectadores, por lo que se hacía publicidad de la sala en las poblaciones cercanas.  Como curiosidad se indica que el Teatro Principal estaba situado “… frente a la estación del Cadagua”.

.

El Teatro Principal tuvo una vida efímera, dado que, en agosto del año 1935,
su nuevo propietario Felipe Aurmendia, presentó un proyecto en el Ayuntamiento
de Balmaseda para transformar sus instalaciones en panadería y dos viviendas

.

En la época de los 40, el Coliseo Valmasedano alternaban las proyecciones cinematográficas con la representación teatral y las zarzuelas que tanta fama le dieron a la villa de Balmaseda al ser los ganadores del concurso de zarzuelas de Vizcaya en el año 1948, con la representación de “El caserío” del maestro Guridi.  También fue muy aplaudida la zarzuela “Katiuska”.

.

al-borde-de-la-eternidadEn una época de prosperidad para la villa de Balmaseda, por el éxito de la industria mueblista y el notable aumento de la población, que en ese año llegó a los 5.798 habitantes, se inauguró el “Cine Cadagua” el 20 de noviembre del año 1960 , con la proyección de la película “Al borde de la eternidad”, protagonizada por el actor Cornel Wilde.  La inauguración oficial estuvo presidida por el obispo Gurpide, auxiliado por los sacerdotes de Balmaseda, Gregorio Goicoechea, Rotaeche y Antonio González, asistiendo numerosos vecinos de la villa entre los que vemos en la fotografía a José Manuel Valle (padre e hijo), Ángel González…

inauguracion-cine-cadagua

El obispo Gurpidi y otros sacerdotes inauguran el Cine Cadagua

.

Recordamos aquí a las personas que hacían posible que todos los balmasedanos disfrutaran de las proyecciones cinematográficas de la época, como el inefable Nisio Retes, que ya había participado en las sesiones de cine que tenían lugar en el local anexo a la iglesia de San Juan y, que se hizo famoso porque tapaba el objetivo de la cámara con la mano cuando los actores se besaban, Marichu, la taquillera durante tantos años, o también a Matilde, la taquillera del “Cine Cadagua”, Campo que se encargaba de la máquina de proyección en el Coliseo y su hijo José Mari, que lo hacía en el Cine Cadagua, los acomodadores, Juan Luis Ródenas “Pelines”, Francisco Fuentes, etc….  También recordaremos a Landa con su puesto de golosinas a la puerta del Coliseo.

mi-ultimo-tangoA comienzos del año 1960, debido al deterioro y abandono de sus instalaciones además de la competencia que suponía la apertura de un cine nuevo, el “Coliseo Valmasedano” cerró sus puertas, aunque volvió a abrir de nuevo tras una remodelación el 17 de marzo del año 1962, proyectando la película “Mi último tango”, protagonizada por Sara Montiel y Maurice Ronet, contando con la participación de Laura Granados, Milo Quesada e Isabel Garcés, dirigida por Luis César Amadori.

El Coliseo Valmasedano albergó en esta década, durante la Semana Santa en la noche del Jueves Santo, a todos los personajes de la representación del Vía Crucis Viviente, mientras eran caracterizados según sus respectivos papeles.  Anteriormente habían utilizado la iglesia de San Juan, que estaba cerrada al culto y, posteriormente, el Cine Cadagua, usando actualmente, el Frontón Municipal.  A lo largo de toda la noche se colocaban los mantos, las barbas y cuantas caracterizaciones fueran necesarias.

Durante muchos años co-exsitieron los dos cines pertenecientes a la Cadena Trueba, de Bilbao, regentados por Arselí González, a los que acudíamos asiduamente los valmasedanos, sobre todo los fines de semana.  Durante el resto de la semana, en los días laborables, se alternaban las películas en uno y otro cine, habiendo sesión todos los días.

En el Cine Cadagua, además de las sesiones de cine, se celebraban numerosos actos culturales, charlas, reuniones, etc.  Era un amplio local para todo tipo de actividades, como la que tuvo lugar en el mes de marzo de 1975, participando varias manifestaciones culturales musicales de la villa, danzas, cantautores cerrando el acto un concierto rock a cargo de un grupo de valmasedanos que en aquella ocasión se llamaron “Orquesta Fernández”.

orquesta-fernandez-1975-03

El “Coliseo Valmasedano” cerró sus puertas definitivamente en el mes de marzo del año 1974, permaneciendo en pie durante diez años más, hasta su derribo en el mes de marzo del año 1984.  Al año siguiente, 1985, fue el “Cine Cadagua” el que cerró sus puertas, dejando a la villa encartada sin cines, hasta su reinauguración el 12 de diciembre de 1987, esta vez con el nombre de “Ateneo Municipal”.

Tras la remodelación, la sala de proyecciones del Ateneo era mucho más pequeña dejando su aforo en la mitad, contando con unas 500 butacas, en cambio, estaba dotado de un anfiteatro sobre la sala de exposiciones y conferencias.  Este local dio servicio a la villa de Balmaseda durante varios años hasta su cierre definitivo.  Tras un periodo de inactividad, finalmente fue demolido el 9 de mayo del año 2005, en una mañana lluviosa.  El edificio, que albergaba también la casa cural y un amplio parking sucumbió para construir un moderno edificio de viviendas, en el que los bajos están ocupados por un local de la parroquia, un comercio de alimentación y el Club de Jubilados de Balmaseda.

Finalmente, tras la recuperación y remodelación de la iglesia del Sagrado Corazón de María de los padres claretianos, en el antiguo templo se ha ubicado un moderno cine-teatro con el nombre de Klaret Antzokia – Teatro Claret, con capacidad para 300 personas.  Este local, situado en la plaza de San Juan, se dedica también a conciertos, teatro, danzas y cualquier otro evento que se celebra en la villa.  Se inauguró el 3 de marzo del año 2005 y continúa abierto en la actualidad.

.

Información básica proporcionada por Donato Rodríguez ampliada por Pikizu.

Fotografías de: Marichu Velilla, Foto Rueda, Txomin Etxebarría, Pikizu y otros.

Categorías: Érase una vez..., Balmaseda, Fotos antiguas, Reportajes | Etiquetas: | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: