Publicaciones etiquetadas con: 1917

Noticias médicas de Balmaseda hace 100 años

La medicina en Balmaseda a comienzos del siglo XX

Durante el año 1917 y pocos años antes, se produjeron dos noticias médicas en la villa de Balmaseda, una fue la llegada del médico palentino Víctor Bustamante tras aprobar un reñido concurso y la otra fue que desarrolló su labor en Balmaseda un prestigioso médico, don Vicente Rasueros Díez que, posteriormente, se hizo cargo de la Inspección de Sanidad de Cuenca, desde el mes de octubre de 1915.


Víctor Bustamante

En el periódico “El Día de Palencia” con fecha 22 de enero de 1917, se publicó como breve, bajo el titular de “Noticias” el siguiente texto: “En reñido consurso obtuvo la plaza de médico forense de Valmaseda (Vizcaya) nuestro comprovinciano el doctor don Víctor Bustamante, hijo de don Eulogio, maestro jubilado de Salinas de Pisuerga.”

Este año, por tanto, se ha celebrado en el mes de enero el centenario de la llegada del médico forense Víctor Bustamante a la villa de Balmaseda.

.


Vicente Rasueros Díez

En el número 11 de la revista “La Información Médica”, revista quincenal de medicina, cirujía y especialidades, publicada el 15 de junio de 1917, aparece la biografía del médico Vicente Rasueros Díez, por aquél entonces Inspector Provincial de Sanidad de Cuenca.

El artículo, publicado bajo el subtítulo de “Galería biográfica”, dice lo siguiente:

“Nació el 3 de junio de 1878 en Durango (Vizcaya) y se examinó de ingreso para los estudios de segunda enseñanza en el Instituto de Santander el año 1889; estudió el primer año en el Colegio de Padres Escolapios de Monforte de Lemus, trasladándose el siguiente a Salamanca, donde terminó el Bachillerato el año 1895.
En aquella famosa Universidad hizo todos los estudios de medicina con aprovechamiento, obteniendo bastantes notas de sobresaliente y algunas matrículas de honor, adelantando un año en su terminación, para lo que, por enseñanza libre, aprobó los correspondientes a los grupos tercero, cuarto y quinto en dos cursos, licenciándose el día 21 de junio de 1901 con calificación de sobresaliente.
Cursó posteriormente los estudios del doctorado, y en 11 de diciembre de 1905 hizo los ejercicios del grado, en los que obtuvo también la calificación de sobresaliente.
Desempeñó las titulares de Alba de Jeltes (Salamanca), Narros del Castillo (Ávila), y durante ocho años una de las de Valmaseda (Vizcaya).
Fue nombrado en 1908 médico del personal de talleres y general de los ferrocarriles de La Robla.
Por concurso, en 23 de febrero de 1901, director del laboratorio químico-bacteriológico de la Agrupación de Valmaseda, constituída por once Ayuntamientos.
En 7 de abril de 1914, y a propuesta unánime de la Junta Provincial de Sanidad, subdelegado de Medicina del distrito de Valmaseda.
Por Real orden de 21 de noviembre de 1914, médico forense y de la Prisión preventiva.
A estos cuatro últimos cargos renunció al ser nombrado Inspector provincial de Sanidad en las oposiciones celebradas en abril de 1915, desempeñando la Inspección de Cuenca desde el 27 de mayo de dicho año.
Ha hecho0 varias publicaciones científicas en varias revistas profesionales, entre las que se encuentran España Médica, Revista de Medicina y Cirujía Prácticas y La Medicina Social Española.”

Por lo que se cita en esta biografía, parece lógico pensar que Víctor Bustamante sustituyó a Vicente Rasueros como médico forense de Balmaseda.

.


Reglamento del colegio médico-farmaceútico

Unos años antes, en la revista “La Razón. Boletín médico-farmaceútico Vasco-Navarro”, en su número 23, de fecha 15 de diciembre de 1878, publicada en la ciudad de San Sebastián, entre otros artículos, en la página 368 aparece uno titulado “Comienzan los hechos”, en el que relatan las actuaciones que los médicos del Distrito de Valmaseda han llevado a cabo con el fin de conseguir un Colegio de médicos y farmaceúticos, en el que cita lo siguiente:

Comienzan los hechos.- Como una prueba del buen espíritu que reina en el Cuerpo médico-farmaceútico de este país respecto al colegiamiento, he aquí los principales párrafos de una carta que nos ha dirigido con fecha 3 del corriente mes nuestro excelente amigo y compañero de Portugalete D. Nicasio Retuerto:
El 29 del pasado nos reunimos en esta villa los médicos del distrito de Valmaseda y una comisión de Bilbao con el objeto de firmar el Reglamento de la Asociación que éste distrito ha formulado y aprobado para su régimen interior, o sea, para nuestro modo de ser y obrar. De esta manera nos hemos ya colegiado y desde el día que lo firmamos quedó en vigor.
Fáltanos ahora publicarlo, obtener la aprobación del Gobernador y darlo a conocer a los demás distritos…
Otro proyecto tenemos y es la instalación de una caja de socorros mutuos profesional vasco-navarra, acerca del cual leido y aprobado que fue nuestro Reglamento, quedó autorizado el Subdelegado para ponerse de acuerdo con los demás de estas provincias y ver si aceptan nuestro pensamiento, que de ser así podrá contar con un número respetable de profesionales y con un capital decente. ¿Y contando ya con un periódico local como es el tuyo, porqué no hemos de ocuparlo con preferencias para la propaganda en favor de nuestros intereses materiales?. Debemos dar a conocer los Estatutos por los que nos regimos y en que aparece el tribunal que hemos constituído, pues que al lado de los derechos están los deberes y para velar por el complimiento de éstos se constituye un tribunal o jurado que ha de oir y castigar al profesor que falte y ampare al desvalido…. Tal es en bosquejo el proyecto de nuestra organización….”
Está visto que al distrito de Valmaseda van a corresponderle en esta ocasión las primicias de la iniciativa y el honor de una actividad que debiera tener muchos imitadores. Acepten la expresión de gratitud que por nuestro conducto envía a aquellos compañeros, y en especial al Subdelegado D Eduardo Muñoz y a nuestro amigo Sr. Retuerto, la clase médico-farmaceútica de este país, que espera que alguno de los esfuerzos particulares que se vienen haciendo, tome cuerpo y llegue a convertirse en el anhelado procedimiento de regeneración que ansiosamente busca. Tendremos mucho gusto en conocer y poder publicar los Reglamentos y demás acuerdos adoptados en aquel distrito.”

Parece ser que estas actuaciones llegaron por fin a buen término
unos años más tarde con la 
formación del
Colegio de Farmaceúticos de Vizcaya y el
Colegio Oficial de Médicos de Vizcaya

En la página web oficial “Redacción médica”, bajo el título Los colegios de médicos y farmacéuticos de Vizcaya, premiados por su labor sanitaria”, citan textualmente: “… desde su creación en 1917 (Colegio Oficial de Médicos de Vizcaya) y 1898 (Colegio Oficial de Farmacéuticos de Vizcaya) ambas instituciones han estado muy implicados en la vida sanitaria vizcaína representando a sus colegiados y luchando por mejorar la situación de la sanidad en la provincia para ofrecer a los usuarios de Osakidetza la mejor oferta asistencial y la máxima calidad en sus servicios…”

.

Categorías: Balmaseda, Historia de Balmaseda, Reportajes | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: