Publicaciones etiquetadas con: fariseos

El “Vía Crucis” hace más de 50 años

La Actualidad Española (07-04-1966)

Fue en la década de los 60, impulsado por su director general Roberto Rodet, cuando el Vía Crucis Viviente de Balmaseda adquirió una dimensión y publicidad nunca conocidas hasta entonces. Se acercaban a la villa encartada toda clase de medios, prensa, televisión y hasta el cine. Durante esa década la villa de Balmaseda conoció un gran auge, motivado por el despegar de la industria del mueble que, durante las décadas de los 50, 60 y la primera mitad de los 70 convirtió a Balmaseda en “Eldorado”.

Roberto Rodet, por aquel entonces alcalde de la villa, promocionó y difundió
la “Procesión del Prendimiento”
también llamada desde entonces “Vía Crucis Viviente”,
representado en Balmaseda desde mediados de la década 
de los 80 del siglo XIX,
posiblemente desde 1885, año de gran mortandad a causa de las pestes que asolaban la villa

Veinticinco años antes se había formado Compañía Farisaica “La Invencible”, en el año 1865, para participar en los actos y celebraciones de la Semana Santa, dándole más realce y solemnidad, incluso en los oficios religiosos, acompañando también a las procesiones que se hacían en esos años, integradas por los “pasos” que tenía la villa.  Los “fariseos”, nombre con el que se conoce en Balmaseda a la guardia romana, iban entre los pasos de “La oración del Huerto” y “El azote”, en la procesión del Jueves Santo.    En la procesión del Viernes Santo, los “fariseos” salían del convento de Santa Clara acompañando al paso de Jesús Crucificado. En 1889 aparecen citados los nombres de los balmasedanos que representaron a Jesús y Cirineo, siendo la familia Larrea, apodados “Los Cholos”, los encargados de representar a Jesús en esos años.    En 1894 se cambia el uniforme de los “fariseos”, sustituyendo las cotamallas que portaban por unos petos de cuero, encargando a las mojas del convento de Santa Clara su cuidado y conservación.

Hay que agradecer el esfuerzo y tesón con el que Roberto Rodet promocionó la tradición balmasedana más conocida en todo el país, incluso en el extranjero, pero también fue el que difundió la falsedad de su origen medieval, al comienzo del artículo se cita: “Un viejo espectáculo arrancado desde el siglo XV, cuando una peste, se dice, asoló la comarca y los hombres, trocando el dolor en penitencia, o en acción de gracias, decidieron representar “a lo vivo” el tránsito hacia el Calvario.”  Es cierto que está basado en antiguas procesiones que se hacían en la villa y también en penitencias y rogativas al santo de la ermita de Colisa, San Roque, pero también que en nada tienen que ver con la representación del “Vía Crucis Viviente”, tan sólo su origen religioso, como ha quedado sobradamente demostrado en el libro de Txomin Etxebarria Mirones: Balmaseda, historia de una “Pasión viva” (1991)

Como se indica en el encabezado del artículo, la revista “La Actualidad Española” publicó un artículo de seis páginas en la primavera del año 1966, ilustrado con fotografías de “Paco Rueda” (seguramente por algún error tipográfico aparece como T. Rueda) y aunque no está firmado el autor del artículo, parece obra del propio Roberto Rodet.

Viendo las profesiones de los principales protagonistas de la representación, nos hacemos una idea clara de cuales eran las fuentes de ingresos en la villa durante esos años, abundan los “camioneros y transportistas” y también los “ebanistas”, indicando que la industria del mueble daba ocupación a la mayoría de la población, junto a las empresas Ferrocarriles de Bilbao-La Robla, Plomos y Estaños Laminados, Boinas La Encartada y Fabio Murga.

Este año de 1966 los papeles principales fueron representados por:

Jesús                                   Manuel Ansuátegui “El Minino”                 25 años, transportista
María Magdalena            Matilde García                                               29 años, taquillera
Virgen María                     Begoña Aizpurúa                                           24 años, oficinista
Poncio Pilato                    Alberto Pereda                                               26 años, delineante
Judas Iscariote                 Arturo Calvo                                                   32 años, camionero
Verónica                            Rosa Luz Mantrana                                       21 años
Cirineo                               José María Monasterio                                28 años, transportista
Dimas (ladrón bueno)     Pedro Blanco                                                  31 años, ebanista
Gestas (ladrón malo)       Antonio Peral                                                 23 años, ebanista
Barrabás                            Roberto Berroeta                                          18 años, ebanista
Centurión                          José Román “Manín”                                   36 años, transportista

Las edades rondan entre los veinte y los treinta años dándose el caso de que la Virgen María era un año más joven que su hijo Jesús, hecho que se ha subsanado en la actualidad, representando el papel de María la madre natural del que hace de Cristo. Hacía muy pocos años que había comenzado a representarse la Crucifixión, primero en la plaza de San Severino y después en el Campo del Frontón. También era reciente la costumbre de dejarse crecer el pelo y la barba para dar más realismo a los papeles representados.

 

.

A comienzos del siglo XX se incorporan nuevos personajes.    Es entonces cuando aparecen La Magdalena y Las Tres Marías.    En 1920 se cambió la cruz que portaba Jesús, que era de tablas, por otra más realista, estrenando una nueva túnica y apareciendo por primera vez con el rostro descubierto.    En el año 1935 se comienza a representar el Juicio ante Poncio Pilato, introduciendo nuevos personajes:  los Sumos Sacerdotes, Poncio Pilato, Barrabás.   Es por esta época que comenzó a colaborar en la organización del Vía Crucis el pintor balmasedano Roberto Rodet Villa, quien más tarde se hizo cargo de la organización hasta el año 1974.

En la década de los 50 se consolida y mejora la representación, completando la aparición de nuevos personajes:  los ladrones Dimas y Gestas, la Virgen María, la Guardia de Sanedrín, etc.

Categorías: Asociaciones, Érase una vez..., Balmaseda, Publicaciones antiguas, Reportajes, Tradiciones encartadas, Vía Crucis Viviente. Balmaseda | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Semana Santa Balmaseda. Viernes Santo

VIERNES SANTO

La representación de la pasión y muerte de Jesucristo, tal como se escenifica en Balmaseda en la noche de Jueves Santo y la mañana de Viernes Santo, se celebra en la Villa encartada desde mediados del siglo XIX con la creación de la Compañía Farisaica “La Invencible” en 1865, participando en los actos y celebraciones de la Semana Santa, dándole más realce y solemnidad, incluso en los oficios religiosos.   Los “fariseos”, nombre con el que se conoce en Balmaseda a la guardia romana, iban entre los pasos de “La oración del Huerto” y “El azote”, en la procesión del Jueves Santo.   En la procesión del Viernes Santo, los “fariseos” salían del convento de Santa Clara acompañando al paso de Jesús Crucificado.

En el año 1883 se disolvió la Cofradía de la Santa Vera Cruz, pasando los trajes de los “fariseos” al Ayuntamiento de Balmaseda y el Cabildo Parroquial se hizo cargo de las celebraciones religiosas.   Pocos años más tarde, en 1887, se hace referencia a la Procesión del Prendimiento, que representaba el momento en que Jesús era prendido en el Huerto de Getsemaní, hecho que se representaba en el Campo de las Monjas, frente al convento de Santa Clara.   El cabo de los “fariseos” ponía una soga alrededor del cuello del Nazareno, comenzando una procesión por las calles de Balmaseda hasta la iglesia de San Severino, donde se rezaba un responso y, posteriormente, hasta la iglesia de San Juan, donde se disolvía.

En 1889 aparecen citados los nombres de los balmasedanos que representaron a Jesús y Cirineo, siendo la familia Larrea, apodados “Los Cholos”, los encargados de representar al Nazareno en esos años.   En 1894 se cambia el uniforme de los “fariseos”, sustituyendo los cotamallas que portaban por unos petos de cuero, encargando a las mojas del convento de Santa Clara el cuidado y conservación de los petos.   A comienzos del siglo XX, se incorporan nuevos personajes: La Magdalena y las tres Marías.

En 1920 se cambió la cruz que portaba Jesús, que era de tablas, por otra más realista, estrenando una nueva túnica y apareciendo por primera vez con el rostro descubierto, siendo Gaspar Renovales el primer Jesús que muestra su cara.   En el año 1935, comienza la representación del Juicio ante Poncio Pilato, introduciendo nuevos personajes: los Sumos Sacerdotes, Poncio Pilato, Barrabás…    Es por esta época que comenzó a colaborar en la organización del Vía Crucis el pintor balmasedano Roberto Rodet Villa, quien más tarde se hizo cargo de la organización hasta el año 1973.

En la década de los 50 se consolida y mejora la representación, completando la aparición de nuevos personajes: los ladrones Dimas y Gestas, la Virgen María (1957), la Guardia de Sanedrín, etc.  Los personajes comienzan a aparecer con pelo y barba natural lo que acentúa el realismo de la representación, siendo Remigio Santibáñez el primer Nazareno con barba natural, en el año 1954.

En la década siguiente, el Vía Crucis Viviente de Balmaseda adquiere relevancia mundial al aparecer asiduamente en la prensa, radio y televisión, también en algunas producciones cinematográficas. En el año 1963 se escenifica por primera vez la Crucifixión en la plaza de San Severino (encima de las fuentes).   Dos años más tarde, la crucifixión se escenificó en el parque del Frontón (donde hoy día hay un edificio, a la izquierda de la entrada) y, al año siguiente, el escenario se trasladó al Campo del Frontón, cubriéndolo con lonas, tierra y ramas para darle más realismo.  La forma del escenario es piramidal con las figuras de Jesús y los ladrones crucificados en la cumbre y el resto de los personajes colocados de forma jerárquica hasta la base.   Aparecen nuevos personajes: apóstoles, esbirros, ancianos, escribas, saduceos, guardia de Poncio Pilato, cojo, ciego y una turba de cincuenta personas.

En el año 1974 se hizo cargo de la organización una nueva Comisión Organizadora que dirige el Vía Crucis Viviente hasta la actualidad, al frente de la cual está José Ángel Ramón “Zarra”.   Para entonces, la iglesia dejó de participar en la representación.

En la década siguiente, continuaron con la incorporación de nuevas escenas: la Flagelación en 1981 y la Última Cena en 1984.   Al incorporarse esta escena, el Prendimiento que se desarrollaba en la mañana del Viernes Santo pasó a la noche del Jueves Santo, tras la última Cena y la Oración del Huerto, continuando con el juicio ante el Sanedrín.

GALERÍA FOTOS VÍA CRUCIS 2014

 

Bibliografía:  “Balmaseda, siglo XX. Memoria gráfica”

PORTADA DEL LIBRO

PORTADA DEL LIBRO

Categorías: Balmaseda, Galería fotografíca, Reportajes | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Semana Santa Balmaseda. Procesión del Silencio

Como colofón de los actos de la Semana Santa de Balmaseda, tras las procesiones de los Pasos y el Vía Crucis Viviente, en la tarde-noche del Jueves Santo y la mañana y tarde del Viernes Santo, se celebra la Procesión del Silencio al anochecer del Viernes Santo.

Es una procesión emotiva, en la que participan un buen número de balmasedanos, acompañando al Cristo crucificado y La Dolorosa hasta la entrada del cementerio de Balmaseda.   Estos pasos van escoltados desde la iglesia de San Severino hasta el campo santo, por la guardia romana (los fariseos), junto a los numerosos fieles, atravesando la plaza del Marqués por la calle Martín Mendía para atravesar el puente del Millonario, continuando por el barrio de Las Tenerías, por la travesía Valbuena hasta llegar al cementerio de la localidad, donde la figura del Cristo crucificado reposará hasta la siguiente Semana Santa.   El paso de La Dolorosa emprende entonces el camino de regreso, acompañado por los fieles, hasta la iglesia de San Severino.

Categorías: Balmaseda, Galería fotografíca, Reportajes | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Balmaseda 1971. Vía Crucis Viviente

Hace 42 años

Presentamos en este artículo una grabación del Vía Crucis Viviente de Balmaseda del año 1971 realizada por José Luis Canteli en soporte Súper 8, digitalizada por la Asociación Harresi Kulturala Elkartea de Balmaseda.    También hemos realizado la edición, montaje, titulación y sonorización, descartando algunas tomas desenfocadas o movidas.

La organización de la Pasión de Balmaseda corria por aquel entonces a cargo de la Cofradía de la Santa Vera Cruz, cuyo presidente era Escolástico Zulaica que aparece en algunos planos de la grabación.    De la dirección artística se encargaba el pintor balmasedano Roberto Rodet Villa, con la colaboración de Pedro Ródenas “Pelines” y José Luis Suarez “El Coyote”, siendo éste uno de los últimos años que realizaron esta labor, dejándolo definitivamente en 1974.

Los personajes

En compañía de varios balmasedanos que participaron en este Vía Crucis Viviente, hemos intentado reconocer a las personas que aparecen en la grabación, de los cuales hacemos una relación en la que nos faltan algunos nombres, por lo que solicitamos a las personas que puedan aportar algún dato relativo a identificar a los personajes que faltan, pueden enviarnos un correo electrónico con sus aportaciones en la pestaña “CONTACTO” de la parte superior.

Jesús
Ricardo Barrutia Canteli

Magdalena
Marivi Beneitez

Virgen Maria
Paquita Orio

San Pedro
Javier Rodríguez

San Juan
Miguel Aranda

Judas Iscariote
Arturo Calvo

Apóstoles
Julen Ibargüen “Chaves”
José Manuel Robledo

Cirineo
Antonio Osegui “Joto”

Barrabás
José Luis González “Chicote”

Dimas
Antón Peral

Gestas
Pablo Otaola

Verónica
Begoña Pinto

Niño ciego
Arturo Barrutia

Marías
Elisa García
Fali Mateos Ruiz

Poncio Pilato
José Mari Berge

Centurión
Román Fernández “Manín”

Caifás
José Maria Muro

Anás

Ananías

Sanedrines
Juan Vélez
Antonio Aguado

Tambores
Pepín Fernández
Primi
Víctor Puente “Pájaro”

Romanos
Juan Carlos Gallot
Gelu Martínez
Juan Manuel Ondovilla
Rafael Laia
Rafael Altuna
Javier Santa Coloma
Nano Nieto
Fernando Canteli

Trompetas
Santi Barcenilla

Pretorio
Alfonso Altamira
Fabián Montes
Marro

Sayones
Ramón Bernales
Roberto Pérez
Fernando Telletxea
José Félix Martínez
Retes
Antonio San Vicente
José Luis González “Chicote”

Pregonero
Carlos Barragán

Pueblo
Luis Mari Pinto
Roberto Berroeta
Luis Miguel Mena
Fernando Muro
Juanito Somocueto
Julio García
Esther Larrea

Descendimiento
Ángel Jorge
Pedro Aja
Jesús Mari Barragán

VÍA CRUCIS VIVIENTE DE BALMASEDA.  1971

Via-Crucis---Video-1971

Estos son los balmasedanos que hemos podido identificar sobre las imágenes grabadas.    Si alguien puede identificar a alguno más, estaríamos muy agradecidos de incluirlos en la lista para completarla.

 

Presentación-canal

Panoramica-Balmaseda

Categorías: Érase una vez..., Balmaseda, Harresi Kulturala Elkartea, Vídeos antiguos | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Pasión Viviente de Balmaseda. Actos y recorrido

VCV2013-CartelLa Pasión Viviente de Balmaseda, el Vía Crucis, comenzó siendo una representación del prendimiento de Jesús en el Huerto de los Olivos por parte del jefe de la guardia romana, iniciando un recorrido por las calles de la villa, acompañados de la guardia romana, que en Balmaseda son denominados “fariseos”, junto a los pasos de la Semana Santa balmasedana, hasta la iglesia de San Severino, donde el clero oficiaba la misa de Viernes Santo.   Al finalizar el oficio religioso se iba en procesión hasta la iglesia de San Juan donde finalizaban los actos.    Al ser una representación del prendimiento de Jesús en el Huerto de Getsemaní, se la denominó durante años la “Procesión del Prendimiento”.

De esa forma se celebraba la Semana Santa en la villa encartada hasta que a comienzos del siglo XX se incorporaron nuevos personajes a la comitiva.    Se agregaron desde entonces la Magdalena y las tres Marías.   Hasta 1920 la figura de Jesús iba encapuchado y la guardia romana, los fariseos, estaban tapados con yelmo y barba para ocultar su identidad.    Fue a partir de 1935 cuando se comenzó a representar el juicio ante Poncio Pilato frente a la puerta del convento de Santa Clara.

REPRESENTACIÓN DE LA ÚLTIMA CENA, LA ORACIÓN EN EL HUERTO Y EL JUICIO ANTE EL SANEDRÍN

Con el paso de los años se han incorporado nuevos personajes, representando cada vez más actos de la Pasión y muerte de Jesucristo.    Fue en 1984, fecha en que comenzó la representación de la Última Cena, uniéndola con la Oración del Huerto y el Prendimiento, pasando a representarse en en la noche del Jueves Santo, formando una escenografía más acorde con el momento representado que en la mañana del Viernes Santo como había sido tradicional, añadiendo más realismo al introducir los diálogos que daban sentido a los hechos escenificados.

Otra variación importante se produjo a mediados de la década de 2000, cuando los actos del Jueves Santo se representaron en la Plaza de San Severino, en un marco de gran belleza arquitectónica.   La última Cena se escenifica desde entonces frente a la fachada del Ayuntamiento, teniendo como fondo el precioso pórtico de columnas de la casa consistorial.    La oración del Huerto tiene lugar bajo un árbol sobre las fuentes de la plaza y allí mismo es prendido Jesús por los sicarios del Sanedrín para ser conducido ante los Sacerdotes para ser juzgado frente a la fachada sur de la iglesia de San Severino, en la portada de El Salvador, siendo encontrado culpable de blasfemia y condenado a muerte, enviándole en presencia de Poncio Pilato para que ejecute la sentencia.

REPRESENTACIÓN DEL AHORCAMIENTO DE JUDAS Y EL JUICIO ANTE PONCIO PILATO

A la mañana siguiente, Viernes Santo, los actos comienzan sobre la 9:00 de la mañana con el ahorcamiento de Judas, arrepentido a haber entregado a su maestro.    Continúa con el juicio ante Poncio Pilato, representando la flagelación desde 1981, el Ecce Homo la elección entre Jesús o Barrabás, hasta que finalmente, el pretor romano se lava las manos ante la imposibilidad de salvar a Jesús.    Comienza entonces la Vía Dolorosa en el Campo de las Monjas representando la primera caida, el encuentro con la Magdalena y el encuentro con la Virgen María, a la que acompañan los apóstoles.    Todos estos actos se desarrollan frente a la iglesia y el convento de Santa Clara.

VÍA CRUCIS POR LAS CALLES DE LA VILLA

Entonces la comitiva se encamina por la trasera del convento, donde los fariseos prenden al cirineo para ayude a Jesús con la pesada cruz, hacia la calle Félix de la Torre donde tiene lugar el encuentro con la Verónica y las Marías, produciéndose el milagro del niño ciego, actos que tienen lugar frente a la comisaría de la Ertzaintza, bajando posteriormente hacia la Plaza de Los Fueros donde se produce la segunda caida.    En la entrada de la calle Correría se encuentran con unas mujeres piadosas que ofrecen agua a Jesus.    Atravesando toda la calle se llega a la Plaza de San Severino donde se produce la tercera caida junto a la estatua de Martín Mendía, para girar en dirección a la Plazuela del Marqués continuando por la calle Martín Mendía hasta el Puente Viejo, donde atraviesan el río Cadagua para llegar al final del recorrido en el Campo del Frontón, donde tiene lugar la representación de la Crucifixión.

CRUCIFIXIÓN EN EL MONTE CALVARIO

En el año 1963 comenzó a representarse la Crucifixión en la Plaza de San Severino, donde se representa actualmente la Oración del Huerto, pero al no reunir condiciones para albergar a la gran cantidad de público que se acercaba a verlo, se optó por hacerlo en el Campo del Frontón.    El primer y único año se hizo a la izquierda según se entra, pero los árboles dificultaban la visibilidad, por loo que se decidió hacerlo en el campo de fútbol del Frontón, para lo que se construyó un escenario de madera, en forma de pirámide donde se colocaron las cruces en lo más alto y el resto de los personajes se organizaban jerárquicamente hasta la base.    Años más tarde, gracias a una subvención institucional se construyó el escenario actual.

Categorías: Balmaseda, Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Vía Crucis Viviente de Balmaseda

Presentación Vía Crucis007La representación de la pasión y muerte de Jesucristo se escenifica en Balmaseda en la noche de Jueves Santo y la mañana de Viernes Santo, celebrándose en la Villa encartada  desde mediados del siglo XIX con la creación de la Compañía Farisaica “La Invencible” en 1865, para participar en los actos y celebraciones de la Semana Santa, dándole más realce y solemnidad, incluso en los oficios religiosos.

Los “fariseos”, nombre con el que se conoce en Balmaseda a la guardia romana, iban entre los pasos de “La oración del Huerto” y “El azote”, en la procesión del Jueves Santo.    En la procesión del Viernes Santo, los “fariseos” salían del convento de Santa Clara acompañando al paso de Jesús Crucificado.

Compañía farisaica "La invencible"

Compañía farisaica “La invencible”

En el año 1883 se disolvió la Cofradía de la Santa Vera Cruz, pasando los trajes de los “fariseos”  al Ayuntamiento de Balmaseda y el Cabildo Parroquial se hizo cargo de las celebraciones religiosas.    Pocos años más tarde, en 1887, se hace referencia a la Procesión del Prendimiento, que representaba el momento en que Jesús era prendido en el Huerto de Getsemaní, hecho que se representaba frente al convento de Santa Clara, concrétamente en el Campo de las Monjas.    El cabo de los “fariseos” ponía una soga alrededor del cuello de Jesús y comenzaba una procesión por las calles de Balmaseda hasta la iglesia de San Severino, dirigiéndose posteriormente hasta la iglesia de San Juan, donde se disolvía.
En 1889 aparecen citados los nombres de los balmasedanos que representaron a Jesús y Cirineo, siendo la familia Larrea, apodados “Los Cholos”, los encargados de representar a Jesús en esos años.    En 1894 se cambia el uniforme de los “fariseos”, sustituyendo los cotamallas que portaban por unos petos de cuero, encargando a las mojas del convento de Santa Clara el cuidado y conservación de los petos.

Roberto Rodet en el centro de la fotografía

Roberto Rodet en el centro de la fotografía

A comienzos del siglo XX se incorporan nuevos personajes.    Es entonces cuando aparecen La Magdalena y Las Tres Marías.    En 1920 se cambió la cruz que portaba Jesús, que era de tablas, por otra más realista, estrenando una nueva túnica y apareciendo por primera vez con el rostro descubierto.    En el año 1935 se comienza a representar el Juicio ante Poncio Pilato, introduciendo nuevos personajes:  los Sumos Sacerdotes, Poncio Pilato, Barrabás.   Es por esta época que comenzó a colaborar en la organización del Vía Crucis el pintor balmasedano Roberto Rodet Villa, quien más tarde se hizo cargo de la organización hasta el año 1973.

En la década de los 50 se consolida y mejora la representación, completando la aparición de nuevos personajes:  los ladrones Dimas y Gestas, la Virgen María, la Guardia de Sanedrín, etc.    Los personajes comienzan a aparecer con pelo y barba natural lo que acentúa el realismo de la representación.


En la década siguiente, la representación del Vía Crucis Viviente de Balmaseda adquiere relevancia mundial al aparecer asiduamente en la prensa, radio y televisión y en algunas producciones cinematográficas.    En el año 1963 se escenifica por primera vez la Crucifixión en la Plaza de San Severino (encima de las fuentes).    Dos años más tarde, la crucifixión se escenificó en el parque del Frontón (dondo hoy día hay un edificio, a la izquierda de la entrada) y al año siguiente se construyó un escenario en el Campo del Frontón, cubriéndolo con lonas, tierra y ramas para darle más realismo.    La forma del escenario es piramidal, con las figuras de Jesús y los ladrones crucificados en la cumbre y el resto de los personajes colocados de forma jerárquica hasta la base.    Aparecen entonces nuevos personajes:  apóstoles, esbirros, ancianos, escribas, saduceos, guardia de Poncio Pilato, cojo, ciego y una turba de cincuenta personas.

En el año 1974 se hizo cargo de la organización una nueva Comisión Organizadora que dirige el Vía Crucis Viviente hasta la actualidad, al frente del cual está José Ángel Ramón “Zarra” y la iglesia dejó de participar en la representación.
En la década siguiente continuaron la incorporación de nuevas escenas:  la Flagelación en 1981 y la Última Cena en 1984.    Al incorporarse esta escena, el Prendimiento que se desarrollaba en la mañana del Viernes Santo pasó a la noche del Jueves Santo, tras la última Cena y la Oración del Huerto.

BIBLIOGRAFÍA:
Balmaseda, historia de una “Pasión” viva, de Jesús y Txomin Etxebarría Mironés.

FOTOGRAFÍAS:Diversas fuentes:   José Luis Suárez, Nieves Negro, Ricardo Barrutia, Javier Barrutia, Juan Luis Barrutia, Javier Borregán y otros.

Categorías: Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: