Anuncios

Publicaciones etiquetadas con: Mascaradas

Los carnavales en Balmaseda

Carnaval en Balmaseda

Volvieron a celebrarse tras cincuenta años de prohibición

El Carnaval, en Balmaseda, como en el resto de España, estuvo prohibido durante muchos años por orden gubernamental. En 1937 se prohibió por decreto la celebración de los carnavales en todo el territorio nacional, con algunas excepciones muy contadas y concretas, como eran los carnavales de Cádiz, Tenerife y unos pocos más.  Se anunció que la medida era temporal, pero con la victoria de Franco en la Guerra Civil, el decreto se prorrogó indefinidamente. Con el fin de la dictadura y la implantación de un nuevo régimen político, la Democracia, a partir del año 1977 volvieron a celebrarse los Carnavales en toda España.

1986. El comienzo

El Carnaval, una fiesta que se celebra con mucha alegría,  la primera gran fiesta después de Navidad y Reyes, esperada en el calendario sobre todo por los más pequeños que son los que la disfrutan con mayor intensidad, con sus disfraces multicolores, imitando a sus personajes favoritos,  tanto del cine como de la televisión.

Hace tiempo que se ha convertido en una fiesta infantil y juvenil.  Durante un tiempo, los mayores, sus padres, tíos, etc. perdieron el interés en esta fiesta que tan sólo unos pocos años atrás era multitudinaria y participativa, con numerosas cuadrillas desfilando alegremente por las calles de la villa.

Pero todo cambia, las costumbres y los intereses de la gente.  El primer año que se celebraron, después de cincuenta años de prohibición, tras la Guerra Civil, fue un despertar del sentimiento festivo y la implicación de todos los habitantes de la villa, el resultado fue espectacular.

Era el año 1986 cuando se reunieron un grupo de personas y decidieron disfrazarse para celebrar los deseados Carnavales. Eran comerciantes de la villa y atendieron a sus clientes disfrazados en la mañana del Martes de Carnaval.

Una década antes había llegado la democracia a sus vidas. Había terminado la dictadura que durante cuarenta años los mantenía bajo el yugo de un régimen dictatorial que no permitía ningún desliz.  Pero esa situación terminó, no había motivos para mantener la prohibición, pero todavía latía en sus corazones un miedo ancestral, un terrible miedo instalado en lo más profundo de su ser.

A pesar de las ganas de diversión y de mantener unas costumbres que les fueron arrebatadas, todavía subyacía un miedo secular a desafiar a las autoridades.  Tenían la experiencia de lo que ocurría en esos casos,  eran implacables.  Por suerte la iniciativa de llevar a cabo las actividades ya no recaían en sus manos, ahora eran las nuevas generaciones las que se hacían cargo de organizar y llevar a cabo cualquier iniciativa, como es natural, era el recambio generacional.

Así que, fueron ellos, los jóvenes esa nueva sabia que no habían sentido el yugo de la sinrazón los que tomaron la iniciativa, fueron ellos los que se revelaron contra la tiranía del miedo a unos medios represores que ya no existían.  Un grupo de comerciantes de la calle Correría ya había desafiado años antes a esa inexistente prohibición.

Eran tiempos de cambio, el dictador Franco había muerto una década antes, pero en esencia, la situación festiva no había cambiado sustancialmente.  Las elecciones generales ya se habían celebrado e incluso también las primeras elecciones municipales.  Eso significaba que los ayuntamientos estaban en nuevas manos, pero en lo referente a los Carnavales nada cambiaba.  Seguramente nadie echaba de menos una fiesta que no habían conocido y los más mayores aún sentían el miedo de la prohibición.

Entonces llegó el momento de que la fiesta brotara de las entrañas de la población, de muy adentro, tanto que fue un movimiento popular de una magnitud tan arrolladora que nadie se atrevió a cuestionar. Surgió de una forma natural, como un sentimiento que estuviera presente pero no conseguía manifestarse.  Cuando ese grupo de comerciantes comenzó a disfrazarse en la mañana del Martes de Carnaval por el mero hecho de hacerlo, ni siquiera con el propósito de inculcar a los demás las ganas de divertirse, tan sólo porque les apetecía hacerlo o como una forma de protesta hacia el sistema político que ya había terminado.  Esos comerciantes, o mejor dicho porque en realidad fue así,  esas comerciantes, ya que fueron mujeres las que iniciaron el movimiento popular que dio origen a las fiestas de Carnaval en Balmaseda se disfrazaron durante varios años para divertirse.

En los años anteriores, se reunían después de cerrar los comercios en la mañana del Martes de Carnaval y comían juntas en algún restaurante de la localidad.  Eso era todo, no había más festejos.  Por la tarde, volvían a sus comercios, continuando con su trabajo.

Pero en el año 1986, ese grupo de 4 o 5 comerciantes se convirtió en mas de cuarenta, todos disfrazados y con ganas de pasarlo bien, divertirse. Durante la mañana del Martes de Carnaval, el grupo de mujeres que habían comenzado a disfrazarse unos años antes, animaron a los demás para ir a comer todos juntos en el restaurante de moda en Balmaseda por aquellos años, el Avellaneda.

Durante la comida se fueron caldeando los ánimos entre canciones de Carnaval, bromas y fotografías para el recuerdo. En los postres ya comenzó a gestarse el germen de lo que fue, sin lugar a dudas, la fiesta de Carnaval en Balmaseda. Unas copas, unas canciones más y se decide que el comercio en la villa no se abrirá esa tarde, que se institucionaliza el día como fiesta del comercio en Balmaseda.

Entonces llegó el momento de abandonar el restaurante y, aunque no se tenía una idea clara de lo que se iba a hacer, continuaron todos juntos por la calle de La Cuesta hasta llegar a la plaza de San Severino, cantando y haciendo sonar los silbatos al ritmo de canciones carnavaleras.  Llega el momento de decidir qué se hace a partir de ese momento.  Todos en la plaza de la villa, sin música y sin saber muy bien qué hacer.

En ese momento a alguien se le ocurre la idea de continuar cantando y bailando por la calle Correría, sin un fin especial, tan sólo seguir con la fiesta por las calles de la villa.  Como tampoco había otra alternativa, el grupo de unos cuarenta comerciantes de la localidad, todos ellos con sus disfraces realizados para la ocasión,  continúan cantando y bailando por la calle Correría en dirección a la plaza de Los Fueros.  Al regresar a la Plaza de San Severino el grupo inicial de 40 se había convertido en más de 300 personas disfrazadas de la forma más variopinta, improvisando con lo que fueron encontrando por casa. Al no estar prevista la fiesta y no tener música para bailar y disfrutar, el grupo se fue disgregando, finalizando lo que había sido la primera celebración del Carnaval en Balmaseda después de cincuenta años de prohibición.

1987. Primeras fiestas populares

Disfraces de Carnaval. al fondo el cartel de 1987

Disfraces de Carnaval. al fondo el cartel de 1987

En vista del éxito y las ganas de Carnaval en Balmaseda, la Asociación Unión de Comerciantes de Balmaseda, la actual Balmadenda), decidió hacerse cargo de las fiestas de Carnaval 1987, organizando verbenas, desfiles y concursos con fondos recaudados entre los comercios y hosteleros de Balmaseda, participando el Ayuntamiento de la Villa con una subvención. Se contrató a la Orquesta Maguna, de Zalla, para amenizar la verbena durante la cual, gracias a la donación de dos cajas de cava Codorniu, cortesía de J.A. Merino, se organizaron varios concursos improvisados durante la tarde-noche.

Éste año, la fiesta de Carnaval se convirtió en la más multitudinaria y participativa de todas las celebradas en el municipio (según el testimonio de algunos hosteleros), creando el germen de lo que hoy son los Carnavales en Balmaseda.

1988. La consolidación

Artículo de El Correo. Martes 18/02/1988Este año ya había más experiencia y se organizaron mejor los desfiles y concursos.  Repitió la Orquesta Maguna para las verbenas.  La comida de comerciantes continuó celebrándose, esta vez se organizó un cátering en el Frontón al que asistieron un gran número de comerciantes y acompañantes con la misma animación que el año anterior y el comercio de la villa permanecía cerrado en la tarde del Martes de Carnaval.

1989. El cambio

Este año se encargó de la organización del Carnaval-89 una denominada “Asociación Gestora Pro-Carnaval de Balmaseda”, integrada por comerciantes y hosteleros de la Villa. Así continuaron organizándose los Carnavales en Balmaseda durante varios años, hasta que la Asociación Gestora se disolvió y se hizo cargo de la organización el Ayuntamiento de Balmaseda.

Galería de fotos de Carnaval de los años siguientes

Anuncios
Categorías: Asociaciones, Carnaval. Balmaseda, Fiestas encartadas, Fiestas populares | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Olentzero, de oscuro personaje a mago barbudo

Artículo publicado en “Euskonews”, nº 692 correspondiente a al mes de diciembre de 2014, cuyo autor es Emilio Xabier Dueñas.

Articulo-Euskonews-692.-Olentzero“… Alguien, o alguna entidad, tuvo la “feliz” idea consumista de dotar a la sociedad vasca de un elemento identitario de la Navidad del país, aprovechando la inercia de realización que arrastraban ciertos colectivos en su salida a la calle que, en diferentes núcleos de población importantes, habían allanado el camino….”

“… El Padre Donostia no cita la procedencia geográfica de sus datos, atribuyendo la denominación de Olentzerolaris a toda ronda navideña. En cuanto al resto, tanto Manuel de Lekuona (Oiartzun), como José Miguel de Barandiarán (diferentes poblaciones y valles: Lesaka, Arakil…), o Juan de Iruretagoyena (Zarautz) exponen, aunque de forma abreviada, una serie de rituales y elementos que conforman noticias sueltas transmitidas, como no podía ser de otra forma, oralmente….”

Olentzero. 01

Olentzerorekin etxez etxe (Oiartzun). Foto: E-X Dueñas (24/12/1999)

“… Avanzando en el tiempo, en 1956, Olentzero era sacado de uno de sus lugares de origen (Lesaka), para convertirse en un (aunque incorrecta entendida representación a nivel institucional) personaje que baja del monte y recorre las calles de la vieja Irunea. Era tan especial dicha salida, que se le conocía en la capital navarra como el Olentzero de (la sociedad) San Antonio. Cincuenta y ocho años después, algunas cosas han cambiado y otras no tanto…”

“… Otro año a tener en cuenta es 1968, fecha en la que un colectivo popular de Deustua (Bilbo) decide la incorporación, a sus actividades, el salir el día de Nochebuena por las calles durante la tarde con el muñeco, siendo acompañado el cortejo por txistularis….”

“… Pero esto no queda aquí. La búsqueda de la igualdad de sexo, o género, fructifica con la invención de una compañera (en alguna de las antiguas versiones existía la mujer del carbonero). Por lo que, en los años noventa del siglo XX, nace Mari Domingi (título de una antigua canción recogida por Azkue), produciéndose un hecho interesante y este es la contradictoria imagen producida por un Olentzero vestido de casero, o con pantalón de mil rayas y una Mari Domingi con ropajes pesados, largas faldas y tocado corniforme, imitando los que llevaban las mujeres, de estatus superior, pintadas en cuadros de los siglos XVI-XVII….”

gaia69203_05

Olentzero y Mari Domingi atendiendo los deseos de los más pequeños (Santurtzi). Foto: E-X Dueñas (24/12/2013)

Este autor propone una reflexión sobre la figura del “Olentzero” y sobre su tradición en un extenso artículo publicado en “Euskonews” nª 692.

Para más información y leer el artículo completo pulsar en el siguiente enlace:

Euskonews 692. Olentzero

gaia69203_03

Cada año en la Plaza Gipuzkoa (Donostia), se expone, junto a otras figuras del “belén”, una comparsa de Olentzero. Foto: E-X Dueñas (24/12/2008)

Categorías: Asociaciones, Libros, Reportajes | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

La Vijanera 2014 (3ª parte y última)

En este último artículo dedicado a La Vijanera 2014 en Silió (Molledo, Cantabria), continuamos con el recorrido por las calles, llegamos a “la raya”, el lugar donde termina el municipio, donde los personajes de la Mascarada tocan el cuerno y recitan unas palabras que suenan ancestrales, reivindicando la propiedad de sus tierras, desafiando a los foráneos al grito de : “guerra o paz” y, tras repetirlo varias veces, se encaminan de regreso a la plaza de Silió, donde está situado el escenario en el que se representa El Parto de la Preñá, una de las escenificaciones más esperadas por la población atendida por el médico.   Luego de dura pujanza el médico logra sacar el vientre de la Preñá una gallina (gato, conejo, etc.) con el que simbólicamente nace el nuevo año y se recitan unos versos ocurrentes dedicados a los hechos acaecidos en el municipio durante el año.

Los personajes

Son casi un centenar de personajes los que participan en La Vijanera, en su recorrido por las calles de Silió.    Los personajes que intervienen en el desenvolvimiento festivo de La Vijanera tienen una simbología propia y su presencia no sólo anima el recorrido de la comitiva espantadora sino que se debe al cumplimiento de una función específica.   Todos estos personajes son representados por los propios vecinos de Silió, más de 100, quienes con mucho entusiasmo se quitan las ropas habituales para vestir las de animales, telas y arbustos, y convertirse en zamarracos, trapajeros y demás personajes de La Vijanera.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

.

ENLACES RELACIONADOS:

La Vijanera 2014. (1ª parte)

La Vijanera 2014 (2ª parte)

La Vijanera 2013. Fotos y vídeo

La Vijanera.  Información

.

Presentación-canal

Cabecera-Cantabria

Categorías: Asociaciones, Galería fotografíca, Reportajes | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

La Vijanera 2014. (2ª parte)

Cartel de La Vijanera

Cartel de La Vijanera

La fiesta de “La Vijanera” se encuadra dentro de los ritos de invierno que se celebran anualmente en diversos lugares de Europa.   Existen ritos muy similares en Macedonia, Rumanía, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Polonia, Alemania, Austria, Suiza, Italia, Francia, Irlanda, Inglaterra y Portugal.   En España, está más presente en la regiones del norte peninsular, donde se representan fiestas de similares características: Huesca, Navarra, Burgos, León, Zamora, Asturias, Galicia, Ávila, Caceres…

Ejemplo de otras celebración similares son las de Zanpantzar o Joaldun en Ituren y Zubieta (Navarra), Zamarrones en Cantabria y Asturias, Carnaval de Lanz (Navarra), La Endiablada en Almonacid del Marquesado (Cuenca), Carnaval de Bielsa (Huesca), Carnaval de Cobres “Las Madamas” en Vilaboa (Pontevedra), Peliqueiros en Laza (Orense) y otras tradiciones de Carnaval que se han perdido.

Presentamos la segunda parte del reportaje fotográfico de “La Vijanera 2014”celebrado en Silió, Molledo (Cantabria) el domingo 5 de enero.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

.

ENLACES RELACIONADOS:

La Vijanera 2014. (1ª parte)

La Vijanera 2014 (3ª parte)

La Vijanera 2013. Fotos y vídeo

La Vijanera.  Información

 

Presentación-canal

Cabecera-Cantabria

Categorías: Asociaciones, Galería fotografíca, Reportajes | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

La Vijanera 2014. (1ª parte)

Silió. Molledo. Cantabria

Silió.  Molledo.  Cantabria

Silió. Molledo. Cantabria

En el municipìo cántabro de Molledo, concretamente en Silió, se celebra una fiesta relacionada con las “Mascaradas” (representaciones satíricas populares) de tipo carnavalesco, pertenecientes a las celebraciones festivas de invierno en las sociedades rurales europeas.   Tiene lugar el primer domingo de enero, excepto cuando coincide con Año Nuevo que se traslada al domingo siguiente, siendo el primer carnaval del año.   La Vijanera es una Mascarada de invierno propia de los Valles de Iguña, Anievas, Cieza, Toranzo y Luena en Cantabria.   Actualmente, sólo se conserva en Silió, desde que fue recuperada en 1982 por el Colectivo Cultural Bígaro, siendo la Asociación Cultural Amigos de la Vijanera quien se encarga actualmente de organizar los actos.

En este año 2014, la mascarada fue el domingo 5 de enero.   El día comenzó muy triste y frío, produciéndose lluvias intermitentes que auguraban muy malos presagios, pero poco antes de comenzar, despejó el día quedando una mañana de sol radiante, incluso con una temperatura muy agradable.

Salió la comitiva de las escuelas, comenzando esta fiesta peculiar que recorre los principales núcleos de la localidad, seguidos por el numeroso público asistente.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

__________________________________

En próximas fechas seguiremos poniendo nuevas fotografías de esta singular mascarada.

.Silió en el centro del mapa

ENLACES RELACIONADOS:

La Vijanera 2014. (2ª parte)

La Vijanera 2014 (3ª parte)

La Vijanera 2013. Fotos y vídeo

La Vijanera.  Información

 

Presentación-canal

Cabecera-Cantabria

Categorías: Asociaciones, Expresiones artísticas, Folklore, Reportajes | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Romería Nª. Sª. de Las Nieves. Las Machorras

Fiesta de Interés Turístico Regional.

Cartel Las NievesLa romería de Las Nieves se celebra en la localidad burgalesa de Las Machorras, pedanía de Espinosa de los Monteros, cada 5 de agosto en la festividad de su patrona Nuestra Señora de Las Nieves.    Es una fiesta de marcado carácter pasiego, relacionada con el mundo rural y el ganado vacuno, abundante en esta zona.

En torno a esta romería se reunen las comunidades pasiegas de Burgos y Cantabria (esta zona hay que incluir también a las tres villas pasiegas cántabras, San Pedro del Romeral, la Vega del Pas y San Roque de Riomiera), junto a numerosos visitantes que se acercan a esta localidad por el carácter lúdico de los versos.

“En torno a las doce de la mañana, llegan los músicos junto a las autoridades de la localidad y de Espinosa de los Monteros hasta donde se encuentran los Danzantes, al tiempo que regresa el Bobo a ese punto de encuentro. Todos, al son de la música y del sonido de las castañuelas se dirigen a la iglesia. Allí, toda la comitiva se arrodilla ante el altar mayor, formando un semicírculo, en cuyo centro está el Bobo, y en ambos extremos el Mayoral y el Rabadán y, como indica Grado (2000, 59) , descubiertos, y levantando sus varas Mayoral y Rabadán dan “siete toques de tres golpes de castañuela, y todo ello lo repetirán tres veces … para despertar e invitar a la Virgen a salir en procesión”. Después salen tocando castañuelas sin dar la espalda al altar mayor y se inicia la procesión.   Ésta la encabeza el Bobo, sin máscara, que abre paso a la comitiva valiéndose de la espada y menos de las tenazas. Le sigue la cruz procesional del Santo Cristo y un gran pendón con dos vientos, los Danzantes, descubiertos y bailando siempre de cara a la Virgen, los músicos, la Virgen sobre andas, las autoridades y el pueblo en general. El recorrido es pequeño, llegando hasta la explanada, denominada “El campo de las Nieves” en la que se desarrollarán más tarde los actos finales y profanos de la celebración. Tras el regreso a la iglesia por la carretera, se celebra la Misa institucional, a la que ya no asisten nuestros protagonistas, que aprovechan para descansar y repasar los versos que han de recitar.”  (Mascaradas de Castilla y León.  Bernardo Calvo)
.

VÍDEO

.

Presentación-canal
Cabecera-Cantabria
Categorías: Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , | 2 comentarios

Carrascoliendas. Trapagaran

Cartel de las Carrascoliendas de Trapagaran

Cartel de las Carrascoliendas de Trapagaran

Las Carrascoliendas o Karraskoliendas de Trapagaran, forman parte de las “Mascaradas de invierno” que se celebran en casi toda Europa durante la estación invernal.    Existen ritos muy similares en Macedonia, Rumanía, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Polonia, Alemania, Austria, Suiza, Italia, Francia, Irlanda, Inglaterra y Portugal.   En España, está más presente en la regiones del norte peninsular, donde se representan fiestas de similares características: Huesca, Navarra, Burgos, León, Zamora, Asturias, Galicia, Ávila, Caceres…   Ejemplo de otras celebración similares son las de Zanpantzar o Joaldun en Ituren y Zubieta (Navarra), Zamarrones en Cantabria y Asturias, Carnaval de Lanz (Navarra), La Endiablada en Almonacid del Marquesado (Cuenca), Carnaval de Bielsa (Huesca), Carnaval de Cobres “Las Madamas” en Vilaboa (Pontevedra), Peliqueiros en Laza (Orense), La Vijanera de Silió (Molledo, Cantabria) y otras tradiciones de Carnaval que se han perdido.

De la mano de Autogestioaz HERRIA BIZITZEN! y con la colaboración de Basetxe Gaztetxea, Danetarako Danok, Trapagarango Bertso Eskola han recuperado una tradición popular de Carnaval similar a las

Cartel de las Karraskoliendas de Ugarte

Cartel de las Karraskoliendas de Ugarte

Carnestolendas de Gordexola, interpretando una canción en castellano sobre un “Gallo negro” que portan durante el recorrido.    La reuniónde los distintos grupos comienza en el barrio de Zaballa, pasando seguidamente por los barrios de Ugarte, Elguero, Urioste y San Gabriel durante la mañana.    Por la tarde se realiza un desfile – Kalegira por las calles de Trapagaran, terminando con una verbena.

La Asociación de Vecinos “URI” de Ugarte, la Asociación Juvenil de Ugarte con la colaboración del Ayuntamiento del Valle de Trapaga organizaron un concurso de rana y pintxo-pote en la txosna que pusieron en la plaza de Ugarte con concursos de disfraces, chocolatada y verbena.

.

.

.

.

.

VÍDEO DE LAS CARRASCOLIENDAS DE TRAPAGARAN

.

.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

 

Categorías: Encartaciones, Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

La Vijanera 2013. Imágenes y vídeo

FOTOS

PULSAR PARA VER MÁS GRANDE

El recorrido

El recorrido

Gran cantidad de público durante el recorrido

Gran cantidad de público durante el recorrido

Personajes de La Vijanera

Personajes de La Vijanera

Personajes de La Vijanera

Personajes de La Vijanera

Personajes de La Vijanera

Personajes de La Vijanera

Zarramacos de La Vijanera

Zarramacos de La Vijanera

Cencerros de los Zarramacos

Cencerros de los Zarramacos

Incripción en el cencerro

Incripción en el cencerro

La Preñá

La Preñá

Personajes de La Vijanera

Personajes de La Vijanera

Lectura de las Coplas

Lectura de las Coplas

El público asistente

El público asistente

 

Vídeo La Vijanera 2013

.

Enlace:  La Vijanera. Silió. Cantabria

Más vídeos del folklore y tradiciones de Cantabria en nuestro canal de Vimeo:

Cabecera-Cantabria

Categorías: Asociaciones, Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , , , | 7 comentarios

La Vijanera. Silió. Cantabria

Cartel de La Vijanera

Cartel de La Vijanera

 

Origen

Algunes expertos relacionan los trajes y ritos de la Vijanera con las figuras zoomórficas presentes en el arte paleolítico, aunque también se relaciona con los ritos celtas del solsticio hiernal que celebra el alargamiento de los días y el renacer del sol y la naturaleza.   Otras interpretaciones la relacionan con las “Kalendae lanuari”, fiestas romanas en honor al dios Jano, que solía representarse con dos caras enfrentadas, símbolo de lo antiguo y lo nuevo, el bien y el mal, etc. siendo también el patrón de los rebaños y, curiosamente, da nombre al pico que domina el valle.
Se celebró hasta 1935, desapareciendo en 1939 con la prohibición en todo el país de los Carnavales y otras fiestas con paganas con máscaras tras la Guerra Civil, siendo perseguidas por el Régimen y la Iglesia.   A finales de los años 70, un grupo de jóvenes del valle recogieron la tradición que conocían por testimonios y fotografías antiguas.

Localización

Silió en el centro del mapa

Silió en el centro del mapa

En el municipìo cántabro de Molledo, concretamente en Silió, se celebra una fiesta relacionada con las “Mascaradas” (representaciones satíricas populares) de tipo carnavalesco, pertenecientes a las celebraciones festivas de invierno en las sociedades rurales europeas.   Tiene lugar el primer domingo de enero, excepto cuando coincide con Año Nuevo que se traslada al domingo siguiente, siendo el primer carnaval del año.   La Vijanera es una Mascarada de invierno propia de los Valles de Iguña, Anievas, Cieza, Toranzo y Luena en Cantabria.   Actualmente, sólo se conserva en Silió, desde que fue recuperada en 1982 por el Colectivo Cultural Bígaro, siendo la Asociación Cultural Amigos de la Vijanera quien se encarga actualmente de organizar los actos.   Los Zarramacos son conocidos en gran parte de Asturias y Cantabria como Zamarrones, siendo este precisamente el vocablo utilizado para designar a las cuadrillas de jóvenes guerreros de las tribus cántabras.

Los parentescos

La fiesta de La Vijanera se encuadra dentro de los ritos de invierno que se celebran anualmente en diversos lugares de Europa.   Existen ritos muy similares en Macedonia, Rumanía, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Polonia, Alemania, Austria, Suiza, Italia, Francia, Irlanda, Inglaterra y Portugal.   En España, está más presente en la regiones del norte peninsular, donde se representan fiestas de similares características: Huesca, Navarra, Burgos, León, Zamora, Asturias, Galicia, Ávila, Caceres…   Ejemplo de otras celebración similares son las de Zanpantzar o Joaldun en Ituren y Zubieta (Navarra), Zamarrones en Cantabria y Asturias, Carnaval de Lanz (Navarra), La Endiablada en Almonacid del Marquesado (Cuenca), Carnaval de Bielsa (Huesca), Carnaval de Cobres “Las Madamas” en Vilaboa (Pontevedra), Peliqueiros en Laza (Orense) y otras tradiciones de Carnaval que se han perdido.

Los personajes

Son casi un centenar de personajes los que participan en La Vijanera, en su recorrido por las calles de Silió.    Los personajes que intervienen en el desenvolvimiento festivo de la Vijanera tienen una simbología propia y su presencia no sólo anima el recorrido de la comitiva espantadora sino que se debe al cumplimiento de una función específica.   Todos estos personajes son representados por los propios vecinos de Silió, más de 100, quienes con mucho entusiasmo se quitan las ropas habituales para vestir las de animales, telas y arbustos, y convertirse en zamarracos, trapajeros y demás.


Los Zamarracos

Zamarracos de Silió

Zamarracos de Silió

Los Zamarracos son unos personajes singulares que representan a unos guerreros del bien con aspecto zoomorfológico; el objetivo de tal transformación es que la presencia de los Zarramacos se mimetice con el medio natural. Para ello cada uno tiene el cuerpo cubierto con pieles de carnero, pesados y poco cómodos, de los que se protegen -en el hombro- con unas espumas y trapos sobre las que va la camisa blanca.
Su rostro pintado de negro, con corcho quemado o pintura negra, le sirve para que el oso al salir de su hibernación lo vea todo negro. En la cabeza llevan sombreros puntiagudos forrados con tela negra adornados con cintas y algunos rosetones; en la base tiene atado un pañuelo blanco para sujetar y de su punta cuelgan crines de caballo.

Zamarraco

Zamarraco

En el cuello, el Zamarraco, tiene atado un pañuelo –cual corbata- de color azul y blanco (en cuadritos). En la mano lleva un porro de acebo barnizado; la base es negra. Sus pantalones son de trabajo y en color azul y en las pantorrillas –cual polainas- van dos pedazos de piel o cueros. En los pies, lo más común son las zapatillas blancas de esparto o botas de lona.
Colgando delante el Zamarraco lleva cuatro cencerros y en la espalda otros cuatro, dos grandes arriba y otros dos pequeños a la cintura (alcanzando en total un peso de 40 kilos) que se atan son sogas de cuero mojadas. Estos campanos, emiten estruendosos sonidos los cuales -se supone- espantan a los espíritus malos.


El Oso y el Húngaro

El oso de La Vijanera

El oso de La Vijanera

El Oso el personaje antagónico -y más importante- de la Vijanera, ya que en él se personifica todo el mal, por lo cual debe ser capturado y muerto por los Zarramaco. Tras ser capturado, su muerte claramente representa la victoria del bien sobre el mal, reafirmando así los buenos propósitos para el nuevo año que comienza.
Al oso lo representa un joven vecino que lleva pieles de oveja cubriendo todo su cuerpo. Su cabeza de oso está confeccionada forrando con pieles un casco al que se le agrega un hocico (con dientes tallados en madera y pintados). Tiene dos pequeñas aberturas para los ojos y añadidas, en la parte superior, dos orejas. Sus manos las cubre con guantes negros en los que se tienen agregadas unas garras. También los pies se cubren con pieles.

Los húngaros en el centro

Los húngaros y La Pepa en el centro de la fotografía

El oso está sujeto con una cadena que controla su amo, el Húngaro. El oso es controlado por éste, con látigos y zarandeos, mientras avanza. En el camino es molestado por algunos muchachos quienes con mofa imitan las órdenes del amo para atosigar al oso. El oso, danza, avanza, brama, gime y se revuelca. Después, es perseguido por los Zarramacos para darle muerte; ya que este representa –literalmente- una amenaza para el ganado y la supervivencia del pueblo.
El oso no va sólo, está dominado por el Húngaro, al que también se le conoce como vagabundo. Representa también al bien y es quién –personalmente- está en el cargo de sacar al oso de su cueva.
Como amo zarandea y controla al animal, pues -como es natural- el oso no se cansa de revolcarse en pozos y charcos del camino; además porque intentará mezclarse entre la gente. El amo ata con una cadena al oso y lo muestra al pueblo.
Los ropajes del Húngaro son el típico montero, con pantalones de color azul que se sujetan con un cinturón rojo. En las piernas lleva polainas de piel, los calcetines son de lana y cubren los pantalones, las zapatillas son de esparto y se cuelgan de ellas cintas roja y azul.   Su camisa es a cuadros y sobre ella lleva un chaleco negro. El rostro está pintado de negro y lleva en la cabeza un gorro marrón. Carga un cuerno de vaca que toca de vez en cuando y colgando lleva una bota de vino que usará cada vez que el controlar al oso le haya consumido las fuerzas.


Las Gorilonas y el otro Húngaro
Las Gorilonas son otros personajes de importancia dentro de la Vijanera.  Se trata de una mona con su cría, a las que llevaba el Húngaro a pasear por los pueblos y realizar espectáculos con demostraciones de sus habilidades; a cambio de ellas el Húngaro obtenía alimento.
La Gorilona está representada por un mozo que lleva cubierto el cuerpo con un traje elaborado con pelo de yegua, sobre el que se pone una chaqueta y pantalones viejos. Su cabeza, al igual que las manos y pies, también están cubiertos con el pelo. La cría de la Gorilona, también se cubre con pelo, pero la ropa que viste es un blusón con puntillas, tiene medias y zapatillas de esparto.
Su amo, el otro Húngaro, tiene rasgos de gitano o zíngaro, viste pantalones remendados y está aderezado con pendientes, collares, fajas, chaleco, gorro con plumas y así.


Zorrocloco

El Zorrocloco de La Vijanera

El Zorrocloco de La Vijanera

El Zorrocloco es un personaje que representa a un animal –el zorro- vestido de hombre. Está representado por un mozo que lleva una primigenia vestimenta de zorro conformada por una pechera y falda de piel de animal. Encima está cubierto con una chaquetona vieja. Igualmente, con pieles, sus botas están forradas y además lleva leotardos.   Su rostro está pintado de negro pero cubriendo los ojos lleva un antifaz. Sobre el sombrero tiene una –muy bien elaborada- cabeza de zorro. En una mano lleva un palo largo y en la otra una cesta en la que conserva los huevos que ha obtenido de las rapiñas.


Danzarines Blancos

Los Danzarines Blancos abren el desfile de La Vijanera

Los Danzarines Blancos abren el desfile de La Vijanera

Los Danzarines Blancos son una pareja y están encargados de presidir el cortejo de La Vijanera. Están vestidos con pantalón y camisa blancos, atados en la cintura con un fajín rojo y otro del hombro a la cintura. Su cabeza porta un sombrero de forma cilíndrica que también lleva adornos rojos, lazos, cascabeles y pompones. En las piernas tienen polainas de cuero, calcetines y zapatillas de esparto blancas.
Se caracterizan también por llevar en la cintura una collera de cuero donde cuelgan pequeños campanos; que deben hacer sonar moviéndose mientras dan sus característicos saltos en el aire, ayudados con un palo largo. El rostro se cubre con un antifaz, máscara o con pintura blanca.

Danzarín Negro

El Danzarín Negro de La Vijanera

El Danzarín Negro de La Vijanera

El danzarín negro está vestido con una chaqueta hecha de sacos viejos, al igual que su pantalón. Ambas ropas están salpicadas de mazorcas de maíz sin grano, llamadas garabojos. Lleva consigo un palo, para saltar al igual que los danzarines blancos; además de un cuerno que toca cuando se realiza la ceremonia en La Raya.

.

La Pepa
La Pepa es un personaje de gran contenido simbólico en La Vijanera de Silió.

La Pepa de Silió

La Pepa de Silió

Está representado por un muchacho que cubre su rostro con una máscara o careta, su cabeza una boina y el cuello con un pañuelo atado.
A medio cuerpo lleva colgado un muñeco entero que representa a una mujer vieja, vestida con saya estampada, pañuelo negro y rostro cubierto con una máscara o careta de cartón. El cuadro nos muestra a un mozo cabalgando –en lugar de un caballo- sobre una vieja a la que domina con el palo que lleva al hombro (del que cuelga una vejiga). Ambos representan al año viejo que se va y el nuevo año que se impone.

La Preñá

La Preñá y su acompañante

La Preñá y su acompañante

La Preñá es una mujer, representada por un hombre que lleva un vestido no muy antiguo y una chaqueta; debajo del vestido tiene una gran barriga que se asemeja a la de una embarazada. Su marido está vestido también con ropa antigua, de la que resalta la boina.
La Preñá es quién protagonizará el parto, uno de los principales eventos dentro del desarrollo de la Fiesta. Ésta da a luz a animales, ya sean estos conejos, gatos, gallinas, cerdos, etc. Obviamente, representa la llegada de un nuevo año y dependiendo de la facilidad o dificultad del parto, se sabrá cómo se irá encaminando dicho nuevo ciclo anual.

El Caballero

El Caballero, a la derecha de la foto

El Caballero, a la derecha de la foto

El Caballero, está representado por un hombre que va a caballo. Viste ropa semejante a la de los caballeros de la época del renacimiento, camisa y chaleco. En la cabeza porta un gorro de color rojo, sobre el que resaltan plumas, en el rostro una careta o antifaz y, por supuesto, como todo caballero porta una lanza.
En realidad el caballero, que es pariente de la Pepa, simula ir a caballo, porque lleva colgado del cuerpo un muñeco que representa su caballo. Probablemente simboliza la fertilidad por la presencia del animal. También es probable que sea un descendiente de un dios hombre-animal. Puede también representar la abundancia que llega con la primavera o asociarse con el transporte de las almas en su último viaje.

Los viejos

Los Viejos en el parto de La Preñá

Los Viejos en el parto de La Preñá

Los viejos son dos personajes muy peculiares, un viejo y una vieja, que cubren sus rostros con una careta. El viejo está vestido con una camisa blanca, chaleco, pantalones sujetos con faja negra, abrigo y boina al estilo de los años 20. Colgando del chaleco tiene un reloj de bolsillo, bebe de una petaca y fuma de su pipa que enciende con un mechero antiguo. Para ayudarse a andar, lleva consigo una cachaba.
La vieja está vestida con una camisa y falda negras, saya blanca con faldiquera y calzones. Su cabeza está cubierta con un pañuelo negro, las medias y alpargatas son negras y lleva toquilla en los hombros. Toma con un brazo al viejo y en la mano contraria lleva una cesta hecha de mimbre dentro de la que hay chorizo, vino, etc., que suele invitar a los presentes.
Efectivamente, ambos personajes, en contraste con la madama y sus acompañantes, se ubican en el nivel de estatus bajo y, por supuesto, su vejez refleja el tiempo pasado por lo que representan al año que se va y que inevitablemente morirá.

Los Traperos o Trapajeros

Los Trapajeros

Los Trapajeros

Los traperos o trapajeros son los personajes más coloridos de la fiesta pues su vestimenta está hecha con tiras de ropas viejas cubriéndoles todo el cuerpo. La careta que llevan en el rostro también tiene las mismas características. En la mano llevan un palo que también está atado con tiras de ropa.
Este último elemento servía para embadurnar –con barro o excremento de animales- a las chicas, en un acto ritual de fertilidad. Los Trapajeros y traperos se encargan de que los espectadores no invadan el carril por el que avanza la comitiva de la Vijanera; para ello usan sus palos con trapos. Estos personajes representan la desinhibición carnavalera que se denota principalmente en los movimientos que realizan.

Los Trapajones

Los Trapajones

Los Trapajones

Los Trapajones, son todos aquellos personajes que llevan una vestimenta hecha con elementos tomados de la naturaleza por ejemplo los que están hechos de panojas o panizos de maíz, musgo, paja, helechos, hiedra, pino, cáscaras de nuez, erizos de castañas, cortezas de roble, entre otros. La careta, en lo posible, está hecha o incluye el mismo material.
Tanto como los Trajaperos, los Trapajones, abrirán paso al desfile de la Vijanera, arrinconando a los espectadores. Su representatividad simboliza la unión del hombre con la naturaleza, con presencia especial en el ritual de la Vijanera, debido a que también se busca la fertilidad de la tierra para favorecer la supervivencia del hombre.

Madama, Mancebo y Marquesito

La Madama, El Mancebo y El Marquesito

La Madama, El Mancebo y El Marquesito

La Madama es un personaje que representa la llegada de la primavera. La interpreta un mozo, maquillado muy femeninamente, que lleva vestido largo con cintas, encajes y festones; además de un lazo a la cintura. Su peluca es de bucles largos y su sombrero tiene lazos y flores. Su chal es de color blanco con encaje y son blancos también sus collares, pendientes de perlas, guantes, bolso de ganchillo, medias y alpargatas.
El Mancebo es un joven mozo que viste traje negro, camisa blanca, pajarita, chistera negra y zapatos negros. Porta una cachaba para apoyarse.
El Marquesito está representado por un niño vestido con ropa de estilo napoleónico. Está encargado de poner el dinero en la boda.

Los Guapos
Los Guapos, son la otra versión de la madama y el mancebo; pero ambos vestidos de blanco con lo que se identifican dentro del estatus social potentato, en contraposición a los personajes negros que representan la clase baja.  Uno de ellos representa a la Madama y lleva enagua almidonada rizada, calzones apuntillados atados con lazo de seda en la cintura, varias gargantillas y collares en el pescuezo, guantes blancos y abanico en las manos, sombrero adornado con flores y lazos, y el rostro está completamente empolvado o con una máscara blanca.

.

El recorrido

Se inicia a las 06:30 de la madrugada, por todas las calles de Silió y participan los personajes de la Vijanera, representados por los mozos de la población.
Las Coplas mañaneras
A primera hora, antes de la partida de la Vijanera, entre 06:30 y 07:00 horas, el humor festivo enciende las gargantas de los más jóvenes vijaneros, que recorren Silió con sus campanos para despertar a los vecinos, recitando las coplas vijaneras.   Terminada la despertá, entre coplas, cohetes y dianas, los mozuelos vuelven a las escuelas, donde todos lo Vijaneros se reúnen y se alistan para la fiesta.   Entre tanto se van reuniendo todos los elementos necesarios para el pasacalle, incluso los burritos que acompañaran y ayudarán a los Vijaneros.

La Lectura de las Coplas

Lectura de Las Coplas y parto de La Preñá

Lectura de Las Coplas y parto de La Preñá

Las coplas Vijaneras versadas y con lenguaje lleno de jocosa ironía sobre temas relacionados con acontecimientos del pasado año, dentro del ámbito local, regional, nacional e internacional; como es costumbre se trata de un análisis minucioso.   Se empieza por la bienvenida, luego se resumen los hechos de interés internacional, nacional y regional.    A continuación, las coplas se refieren a los acontecimientos locales, que son los que mayores impresiones causan entre los vecinos, pues es respecto de ellos de quienes se habla, de los comercios, los servicios, las autoridades y la vida en común en Silió.    Se hacen también lecturas de anuncios con estilo sarcástico y canciones de agudo ingenio para divertir al público.    Las coplas que cierran la lectura invitan a los presentes a adquirir los panfletos para así colaborar con la financiación y conservación de la fiesta.    Los versos son octosílabos en general, los cuales están agrupados en cuartetos, resultando que un tema es atendido en tres o dos coplas.    En total, suelen sumar hasta 70 coplas, el número varía dependiendo de la cantidad de información e inspiración.
El Parto de la Preñá
Una de las escenificaciones más esperadas por la población espectadora es el Parto de la Preñá, atendida por el médico.   Luego de dura pujanza el médico logra sacar el vientre de la Preñá una gallina (gato, conejo, etc.) con el que simbólicamente nace el nuevo año.
A la caza del Oso
El más importante de los actos es la inevitable captura del Oso, lograda por los Zarramacos.   Ahora, sólo queda cumplir con el deber, dar muerte al Oso y así acabar con el mal y dar paso al nuevo año y todo lo bueno que trae.   A pesar de que este acto determina el final de la fiesta, desde 2012, la fiesta se alarga y continúa con otras representaciones hasta avanzadas horas del primer domingo de enero para seguir disfrutando de la Vijanera en Silió.

.

Boton-video

Información

La información para la realización de este reportaje ha sido extraída de las páginas web:

Pagina web La Vijanera  Pagina web InfoRural

 

 

 

Más vídeos del folklore y tradiciones de Cantabria en nuestro canal de Vimeo:

Cabecera-Cantabria

Categorías: Asociaciones, Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , , | 4 comentarios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: