Publicaciones etiquetadas con: Minería

Excursión a Urdax (Navarra)

Día del hierro /  Burdin eguna 2014

Desde hace unos años, el Centro Trueba Zentroa en colaboración con Pobeña 1890 organiza una excursión a Urdazubi / Urdax (Navarra), para participar en el “Día del Hierro / Burdin eguna”.  La excursión está programada para el sábado 9 de agosto, con salida y vuelta en Pobeña.  Más información en el cartel adjunto.

La celebración comienza en el mes de julio en la localidad encartada de Pobeña con la escenificación Pobeña 1890, en la que se recuerda los tiempos en que el mineral de hierro de Encartaciones, era extraído de forma artesanal, llevándolo en carros de bueyes hasta la costa donde lo embarcaban en bateles, llegando hasta las ferrerías navarras.

Urdadazubi / Urdax es un marco incomparable para celebrar una gran Fiesta, a las 12 llega la carreta de bueyes cargada de mineral de hierro y los monjes de la ferrería salen a recibirla y pagan en auténticos doblones de oro (una preciosa escenificación).

El precio del viaje es de 45 euros, en este precio va incluido el viaje, café parada, guía, tickets museo y comida pantagruélica (cordero asado navarro).  Si deseas apuntarte a esta magnífica excursión, puedes hacerlo en el teléfono 609 948 056, o también por email trueba@trueba.org

Cartel_Urdax2014

 

Presentación-canalCabecera-Encartaciones

Categorías: Asociaciones, Harresi Kulturala Elkartea, Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Burdin eguna 2013. Urdax

Los aldeanos cercanos a los montes de Triano trabajaban en la extracción del mineral de hierro para conseguir un sobresueldo a sus actividades propias durante el tiempo que no estaban ocupados en sus quehaceres habituales, extrayendo y acarreando el mineral desde los montes hasta el puerto para su comercialización, donde era embarcado en barcos venaqueros para su distribución por las ferrerías de la corona de Castilla en el Cantábrico, desde Bayona (Galicia) hasta Urdax (Navarra),     Utilizaban para este fin los carros de bueyes que eran usados en sus explotaciones,

Durante más de cinco siglos el mineral de hierro de las minas encartadas era muy codiciado por su alto valor y fácil transformación, lo que representó una actividad muy lucrativa para los encartados y marinos de la costa vizcaína.    El mineral era extraído fácilmente de los cotos mineros y transportado en carros tirados por bueyes hasta la costa, donde los barcos venaqueros lo llevaban por cabotaje a todas las ferrerías de la costa cantábrica.    Esta actividad desapareció hacia 1876, tras la segunda Guerra Carlista, perdiendo los encartados el derecho a la explotación de sus minas, dando comienzo a la explotación industrial.

Para llegar a Urdazubi / Urdax, el mineral salía de los puertos de Pobeña o Portugelete hasta el puerto de Donibane Lohitzun (San Juan de Luz), remontando posteriormente el río Urdazuri /Nivelle, siendo transportado, en su tramo final, por carros de bueyes o mulas.

La industria sidelúrgica de Urdax se remonta a comienzos del siglo XV.    La cultura ferrona del valle se relaciona con el Monasterio de los Premostratenses, del que Urdax fue un islote feudal hasta 1774.    A mediados del siglo XVII, estas ferrerías daban trabajo a unas doscientas personas.    En el siglo XVIII se contaban las ferrerías de Masakoleta, Olakobizkarra, Olaburukolanda, Landibar y la problemática de Bekeola en Azpilikueta, propiedad a medias del Monasterio de San Salvador y del Señorío de Baztan.    La explotación sidelúrgica en Urdax terminó con la invasión de castigo de los Convencionales en 1793, finalizando definitivamente en 1836.

.

VÍDEO RESUMEN DEL DÍA DEL HIERRO / BURDIN EGUNA 2013

.

La villa de Urdax nació hacia el siglo XV bajo el dominio del Monasterio de San Salvador, consiguiendo su segregación en 1774.    Los primeros asentamientos datan del Paleolítico.    Urdax se encuentra enclavado en una depresión recorrida por la regata Urgarana.    En las calles de la localidad podemos apreciar varias casas blasonadas con escudos de armas, pertenecientes a indianos.

El Monasterio de San Salvador se fundó en el siglo IX, perteneciendo a la Orden Premostratense.    Sus abades tenían voz y voto en las Cortes de Navarra.    A lo largo de su historia ha sufrido dos grandes incendios, uno en 1526, cuando Navarra perdió su independencia y otro en 1793, durante la guerra de la Convención, cuando las tropas revolucionarias francesas saquearon e incendiaron el Monasterio, destruyendo sus dependencias, los molinos y las ferrerías, quemando también su biblioteca, que contenía más de 9.000 volúmenes.    Los monjes Premostratense abandonaron el Monasterio a partir de 1839, quedando su iglesia como parroquia.    Tiene un hermoso claustro y fue hospital de peregrinos al estar asentado en el Camino de Santiago baztanés.

Presentación-canalCabecera-Encartaciones

Categorías: Reportajes | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Pobeña 1890 (2013)

Homenaje a la minería tradicional

El sábado 27 de julio se celebró una nueva edición, en este caso fue la V, de la recreación de las explotaciones mineras por parte de los pobeñenses antes de la industrialización por parte de compañías multinacionales, principalmente inglesas.    Esta nueva cita con la minería tradicional contó con varias novedades respecto a ediciones anteriores: una de las más llamativas fue la escuela, donde un grupo de niños y niñas estudiaban bajo la atenta mirada de sus profesoras.    En otro lugar del recinto, la Asociación Tejea, del municipio de Valle de Villaverde, montaron una “hoya” como las que se utilizaban antiguamente para obtener carbón vegetal, la Asociación Itxas Egurra Haizean, expuso un “baideko”, pequeña embarcación que los obreros utilizaban para salir a pescar tras la jornada laboral.

El evento, organizado por el Centro de Documentación y Divulgación Trueba, cuyo responsable es Ricardo Santamaría, rindió un homenaje a Hilario Cruz, autor de las deliciosas “Crónicas de Pobeña”, como reza en la placa inaugurada en la fachada de su casa natal.   También se rindió un caluroso homenaje a Eli Causo, vecina de Pobeña, quien ha participado desde su inicio en la recreación Pobeña 1890.   

Junto al alcalde de Muskiz, Borja Liaño, participaron en esta edición Santiago Villares, alcalde de Urdax (Navarra) y el deportista, explorador, aventurero y presentador, Miguel de la Quadra Salcedo, recibiendo una réplica del castillo de Muñatones.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Categorías: Asociaciones, Encartaciones, Galería fotografíca, Noticias encartadas, Reportajes | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Homenaje a la minería tradicional. Pobeña 1890

Recordando la minería

Cartel-Pobeña-1890-2Para ello, los vecinos de este barrio recrearán la vida en una explotación minera tradicional antes del año 1900 y se caracterizarán como personajes de la época realizando trabajos en escenarios como el lavadero, la abacería, el pañol, la taberna, las antiguas escuelas, la rentería, …

A partir de las diez de la mañana, siguiendo los pasos de una carreta tirada por bueyes y cargada de mineral de hierro, el público conocerá el trabajo de barrenadores y patrones mineros, así como la actividad en la hoya de carbón, la abacería, el lavadero, la escuela, el pañol o el embarque del mineral en la rentería.

Este año, la principal novedad de esta recreación histórica es que asociación Tejea del Valle de Villaverde “armará” una hoya de carbón. Además, habrá una degustación de productos de la época en los diferentes escenarios y en la taberna se servirá buen vino, txakoli, bacalada y embutidos.

Esta edición también rendirá homenaje al historiador local Hilario Cruz colocando una placa en su casa natal y a Eli, una de las organizadoras del evento desaparecida recientemente. Igualmente, contará con la presencia de Miguel de la Quadra Salcedo y de una representación del Ayuntamiento de Urdax.

Pobeña 1890 es un evento que surge de un proyecto de historia local impulsado por CDD Trueba DDG, centro para la recuperación y divulgación de la historia de Las Encartaciones. En el caso de Muskiz, se trata de recuperar la memoria de una actividad económica muy lucrativa para esta comarca durante siglos.

El valor histórico

Cartel-Pobeña-1890Durante más de cinco siglos, en torno al mes de abril, todas las ferrerías de la corona de Castilla ubicadas en la cornisa cantábrica, desde Bayona (Galicia) hasta Urdax (Baja Navarra), cesaban su actividad ferrona por falta de caudal en los ríos. En ese momento hacían acopio de mineral de hierro y de carbón vegetal.    El rico mineral de hierro, denominado “vena”. prevenía de los Montes de Triano y solo podía ser explotado por los encartados, según privilegio de su Fuero. Esto representaba una actividad económica muy lucrativa y muchas familias tenían sus “cotos” mineros,  arrancaban mineral con las barras y lo transportaban en carreta de bueyes hasta las renterías, es decir hasta los puertos de la Vega de Ugarte (Ugarte, Causo o Galindo) o del Barbadún (San Martín, Lavalle y Pobeña).

Allí se almacenaba el mineral de hierro para posteriormente ser cargado en barcos, normalmente de la villa de Plentzia y la anteiglesia de Mundaka, y ser transportado a todas las ferrerías. Estos barcos eran pesqueros que, de mayo a septiembre, dejaban de faenar para dedicarse a la actividad venaquera.

Hacia 1880 esta actividad desapareció. Además, una vez perdido el Fuero, pasó a ser de una explotación minera tradicional a una explotación minera industrial.

.

Participantes en la III edición de "Pobeña 1890"

Participantes en la III edición de “Pobeña 1890”

GALERÍA FOTOGRÁFICA “POBEÑA 1890” DEL AÑO 2011

Categorías: Asociaciones, Encartaciones, Galería fotografíca, Noticias encartadas, Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

La minería en las Encartaciones

Si algo ha caracterizado a la comarca de las Enkartaciones desde la más remota antigüedad, ha sido la minería.    Ya en la época de los romanos, el guerrero, historiador y naturista Cayo Plinio (Plinio el Viejo), que estuvo como recaudador de impuestos entre los años 70 al 73,  en sus crónicas sobre Hispania, escribía:    Hay en la parte marítima del Cantábrico oriental,  una montaña quebrada y alta con tanta abundancia en hierro que podría decirse que toda ella es de esta materia y que comienza en el lugar llamado Triano.    Efectivamente, la cordillera denominada montes de Triano, comienza en Somorrostro y trazando una línea quebrada llega hasta Galdames, Sopuerta  y Gueñes.

Los romanos ya explotaron estos yacimientos de los que extraían el hierro para fabricar armas y enseres de todo tipo, ya que este mineral tenía una concentración de hierro de hasta un 75%.

En el siglo XIII hay datos fiscales que indican la importancia tan grande que tenían las ferrerías en Vizcaya, ya que, debido a la técnica que se empleaba para su elaboración, se necesitaban minerales de bajo grado de fusión y de gran contenido en hierro, que eran los de la zona encartada.

Panorámica de la zona minera

Panorámica de la zona minera

Durante la edad media, la extracción del mineral la hacían pequeños grupos de gente, generalmente vecinos, que eran campesino – mineros a tiempo parcial, ya que la extracción estaba condicionada a la climatología, siendo en la época de mayo a octubre cuando se dedicaban a ello, ya que en el invierno se inundaban los pozos y era imposible poder extraer el mineral.    Estos grupos de gentes se encargaban además del acarreo del mineral hasta los cargaderos de Galindo y Somorrostro y de allí, en barcazas por mar, o en caballerías por tierra hasta las ferrerias.    En esta época, la forma de extraer el mineral era haciendo un socavón, cavando bajo la tierra túneles de escaso fondo y sin entibar, con lo que se producían múltiples accidentes.    Cuando estos pozos se inundaban a causa de la profundidad adquirida, simplemente se abandonaban y se hacían otros.

Los instrumentos de trabajo que utilizaban eran muy rudimentarios, usaban picos, palas y porras de hierro con mango largo de madera y la técnica era, calentar primero la piedra y luego enfriarla bruscamente con agua para provocar su ruptura y facilitar la extracción.

A partir del siglo XVII se empieza a utilizar la pólvora, pero la máxima explotación se produce en el siglo XIX con la revolución industrial, la llegada de capital extranjero y las empresas,  principalmente inglesas, estableciéndose en la zona, modernizando y mecanizando la extracción del mineral, creando líneas de trenes tanto en el interior de la mina como en el exterior, para llevarlo hasta los cargaderos.    Todavía hoy pueden verse estas líneas de ferrocarril acondicionadas como vías verdes para el senderismo o para bici, como las de Galdames, Sopuerta o la Arboleda entre otras.    A la orilla de estas minas surgieron poblados mineros, con sus escuelas, cooperativas de alimentación e incluso hospitales para los trabajadores.    Las condiciones de vida de estas familias, eran muy precarias.    Las casas, la mayoría se construían de madera, de 24mts. de planta , con cocina y dos o tres huecos, todavía pueden verse algunas de estas casas de madera en la Arboleda, por supuesto, acondicionadas a los tiempos que vivimos hoy.

Panorámica desde el mirador de La Arboleda

Panorámica desde el mirador de La Arboleda

La gente no podía salir de la pobreza, la jornada laboral era de 14 horas diarias y el poco jornal que ganaban, lo dejaban en la cooperativa, que era propiedad de la misma empresa minera.    El dinero de la mina, salía por una puerta y entraba por otra.

La última mina, se cerró en Gallarta en el año 1993.

En la Arboleda, existe el museo de la minería que se puede visitar y merece la pena verlo.

Otro día, hablaré de las ferrerias y  haré unas fotos de alguna que todavía funciona, aunque sólo sea de manera testimonial.

Autor:  Geluriano.

Categorías: Encartaciones, Reportajes, Tradiciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: