Publicaciones etiquetadas con: Vapor Valmaseda

El triste final del vapor “Valmaseda”

En Veracruz, Méjico, a finales de 1910

Vemos en el periódico “La correspondencia de España”, correspondiente al día 06-12-1910, en su sección Informaciones de Provincias, una curiosa noticia a la vez que triste, informando del naufragio del vapor “Valmaseda” en las costas de Veracruz (Méjico), aunque, según informan se salvaron los 22 tripulantes del navío siniestrado.

Se trata de un hecho acaecido hace más de 100 años y la curiosidad radica en el nombre del buque de la Compañía Cantábrica de Navegación, S.A., inscrito en el tomo I en la página 136.  Posteriormente hubo otro buque llamado “Valmaseda” de la Naviera Vizcaina, S.A., tratándose de un petrolero.

Este es el relato de los hechos ocurridos hace más de 100 años en las costas de Méjico, seguramente en el mes de noviembre de 1910, pues en la noticia se hace mención de que en la fecha de portada del periódico llegaban los naúfragos a Bilbao, cuando se salvaron de la muerte los 22 marinos del vapor “Valmaseda”:

El naufragio del “Valmaseda”, relato emocionante.

“BILBAO. (Lunes noche).  Han llegado hoy a Bilbao los tripulantes del vapor Valmaseda, que naufragó en las costas de Veracruz.  Los naúfragos han hecho de su odisea la descripción siguiente: Acababa, el buque de ser repuesto de las averías que sufrió por efecto de una varadura en las costas de la Florida.  Luchaba con el viento huracanado y el fuerte oleaje que se llevó cuantos efectos había sobre cubierta.  De los botes no dejaron las olas en el Valmaseda más que uno.

La cerrazón era completa. El buque fue lanzado contra las rocas. Se abrió en el casco una enorme vía de agua y comenzó a anegarse el Valmaseda.  Eran los tripulantes 22 y hubieron de sortearse para embarcar en el único bote que quedaba a bordo y dirigirse con él a tierra. Al bote fue atada una cuerda, para que pudiesen recogerlo los que quedaban a bordo.

Poco tiempo llevaban remando los que se dirigían a tierra cuando el bote volcó y los tripulantes tuvieron que realizar esfuerzos titánicos, pues las olas les arrastraban, haciéndoles perder terreno. Con gran trabajo pudieron llegar a la playa desierta. No obstante la tristísima situación en que se encontraban, caminaron varios kilómetros, hasta encontrar unos bohíos, donde les atendieron.

Entre tanto, los marineros que quedaban en el buque, incluso el capitán, gracias a la cuerda, pudieron recobrar el bote y embarcaron a su vez. No sin realizar, como los otros, gradísimos esfuerzos, llegaron a un lugar llamado Río de Cañas (Laguna de Majahual). Los habitantes les atendieron solícitamente.

Como unos y otros ignoraban la suerte que respectivamente hubieran podido correr, y los unos creían de los otros que habían perecido, establecieron guardias en la playa para recoger los cadáveres que las olas arrojasen. Encontráronse luego, y es indecible la alegría que experimentaron.

Ya juntos, dirigiéronse a Alvarado, donde el cónsul de España les atendió, pagándoles el viaje hasta Veracruz. En Veracruz embarcaron, y así han podido llegar hoy a Bilbao.

Pertencía el vapor Valmaseda, totalmente perdido, a la misma Compañía del vapor Arratia, también perdido pocos días después.”

_______________________________

En los mapas de Google adjuntos puede verse la situación del naufragio en las costas mejicanas, cerca de Veracruz. Por la fecha en la que sucedieron los hecho no existe ninguna imagen del vapor Valmaseda, trágimente siniestrado en el mes de noviembre de 1910.

Categorías: Historia de Balmaseda, Publicaciones | Etiquetas: , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: